Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
Iniciar búsqueda
Cerrar
MARÍA OLIVER SANZ

¿Cómo afecta el turismo a nuestras vidas?

Concejala de València en Comú del Ayuntamiento de València
- 11/12/2018
MARÍA OLIVER SANZ MARÍA OLIVER SANZ
El turismo es un motor económico en el territorio valenciano. Somos un pueblo acostumbrado a acoger visitantes. Sin embargo, el turismo urbano ha aparecido en nuestras ciudades de manera abrupta, creciendo a una velocidad que requiere de decisiones ágiles y de cierta contundencia.
Parece una incorrección política hablar de los impactos negativos de aquellos sectores que se reconocen como estratégicos, pero es necesario analizar estos impactos cuando afectan negativamente a la vida de nuestra ciudadanía poniendo en peligro sus derechos básicos.
Es una realidad que la proliferación de apartamentos turísticos disminuye la oferta de viviendas en alquiler y la consiguiente subida de precios. Esta subida de precios ha generado la expulsión de las familias de determinados barrios, donde los alquileres se han llegado a incrementar hasta un 25%, ha duplicado las solicitudes de ayudas al alquiler y ha incrementado cuantiosamente los casos de desahucios entre particulares, como muestran los datos del servicio de mediación ante desahucios. El turismo sin control dificulta el acceso a una vivienda digna.
De los apartamentos turísticos que se ofertan en nuestra ciudad, un 50% no cumplen la legalidad, muchos se intercalan en edificios de viviendas donde los vecinos pretenden desarrollar su vida cotidiana, cuyos ritmos no son compatibles con el perfil de turista que busca en València sol, playa y fiesta económica. El resultado son constantes problemas por el descuido de las zonas comunes, trastorno del sueño e inseguridad vecinal. El turismo sin control dificulta la convivencia y el derecho al descanso.
La llegada de cruceristas a nuestras ciudades tiene un impacto económico escaso debido al tipo de escala y perfil del turista, sin embargo, tiene un elevado coste ambiental: las emisiones de gases altamente contaminantes. Mientras la mayoría de ciudades alejan sus terminales de cruceros de zonas habitadas València se plantea su acercamiento. El turismo sin control dificulta el acceso a un aire limpio y una vida saludable.
Sin duda el turismo genera empleo, pero en demasiadas ocasiones la calidad de este empleo es muy deficiente, tratándose de empleos temporales, con bajos salarios, horarios nada conciliables y una alta estacionalidad. El turismo sin control dificulta el acceso a un trabajo digno.
Desde València en Comú llevamos meses solicitando un cuerpo de inspectores específico que controle la proliferación de apartamentos turísticos, el estudio de una tasa turística municipal, el control de las condiciones laborales de los trabajadores y las trabajadoras del sector y que la terminal de cruceros no se acerque a la ciudad. Turismo SI, pero no a costa de nuestros derechos.
Otros artículos de Opinión:

Categorías de la noticia

Otras noticias en Opinión

Coordinador de Canyamelar en marxa
Licenciado en Derecho. Especialista en Derecho de los Consumidores.

Otras noticias en sucesos

Se han incautado vehículos y motocicletas valorados en más de 100.000 euros, joyas, un kilo de cocaína, seis inmuebles valorados en 300.000 euros, una pistola detonadora, aparatos electrónicos y 40.000 euros en metálico
En la parte alta del establecimiento, se encontraba una habitación en la que se alojaban algunos de los trabajadores, hacinados y en condiciones precarias
Comparte la noticia
Eventos y digitales valencianos, S.L. Todos los derechos reservados
-


Otros productos de Eventos y digitales valencianos, S.L.