Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
Iniciar búsqueda
Cerrar
VORO SOLER

¿De qué hablamos cuando hablamos de gestión metropolitana de servicios?

Vicepresidente y Portavoz del PSPV-PSOE en la EMTRE
- 11/01/2018
Voro Soler.
Voro Soler.

El área metropolitana de Valencia engloba a 45 poblaciones, incluida la ciudad de Valencia, aglutina una población superior a 1.700.000 personas. Estamos ante la tercera aglomeración mayor de España en número de habitantes. Pues bien, aunque parezca increible, no existe una entidad que gestione de forma coordinada los servicios más básicos de este volumen de población. En estos momentos siguen en manos de distintas administraciones, con competencias parciales, y en el mejor de los casos gestionando de forma parcelada y estanca cada uno de los servicios. Las consecuencias no por evidentes, son menos dolorosas: servicios poco eficaces, caros, medioambientalmente insostenibles y con el riesgo de ser sancionados (en el horizonte cercano del 2020) por las instituciones europeas.

Servicios como el tratamiento de residuos (basuras de origen doméstico, que hoy gestiona la EMTRE), el suministro de agua en alta a los municipios (gestionada por la EMSHI), servicio metropolitano de transporte público: metro, bus tren cercanías ( con la recientemente creada Agencia Valenciana de la Movilidad Metropolitana). Todos ellos deberían estar ya integrados en un mismo organismo, o coordinados en sus elementos más básicos y evidentes.

Pero a estos, deberían añadirse otros como por ejemplo un servicio de control sanitario de plagas: desinsección, desratización. Resulta evidente que las plagas no conocen de límites entre municipios y la eficacia en su tratamiento tiene mucho que ver con la necesaria coordinación y planificación espacio/temporal. Baste citar la última de las plagas "el mosquito tigre" y la necesidad de actuar sobre la totalidad del territorio afectado para resultar eficaces.

Otro ejemplo de esta situación lo tenemos en la guarderia rural: parcial, anecdótica o directamente inexistente en la actualidad; con todos los perjuicios que causa anualmente en las explotaciones agrarias de l'Horta, las pérdidas económicas y de deterioro de un espacio tan emblemático. La lista podría extenderse a poco que tuviésemos una visión "metropolitana" de la gestión de los servicios públicos…

Mejorar la eficacia y por tanto la calidad de los servicios como primer y principal objetivo, pero evidentemente no el único. A nadie se le escapa que un planteamiento de este tipo evitaría los vaivenes de calidad, producto de la mejor o peor gestión de un determinado municipio y mantendría una línea de trabajo más estable. Reduciría costes económicos,- por un simple planteamiento de economías de escala. Posibilitaría una mejora constante de los servicios y la incorporación de otros nuevos producto de las posibilidades y necesidades que se fueran analizando.

Está todo por hacer en este aspecto. Será necesario un amplio consenso político y social para poner en marcha una entidad metropolitana de estas características. Debemos ser conscientes que es una tarea necesaria y hoy ya "urgente".

Otras noticias en Opinión

Presidenta de la Unió de Periodistes Valencians
EL REVOLUCIONARIO OPTIMISTA
Eventos y digitales valencianos, S.L. Todos los derechos reservados
-


Otros productos de Eventos y digitales valencianos, S.L.