Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
Iniciar búsqueda
Cerrar
BIRRAS DE AQUÍ

Albert Rivera

Francisco Adán y Albert Llueca
- 24/04/2015
Francisco Adán y Albert Llueca.
Francisco Adán y Albert Llueca.

Francisco Adán

Magnetismo

Albert Rivera es, para mi punto de vista, uno de los políticos con mayor magnetismo de la escena política actual.

Hablo de esa persona que salió en Cataluña, como respuesta nue­va (que no única) contra el inde­pendentismo excluyente.

Cuando Albert Rivera se planta delante de un micrófono o delan­te de una cámara de televisión, capta toda la atención, tiene ese magnetismo que un líder político ha de tener o por lo menos, ese magnetismo que echaba en falta en los políticos.

No se trata de ser más o menos atractivo, ni joven. No, es…"otra cosa" y Rivera la tiene. Esa pre­sencia ha desbancado, de facto, a la de Pablo Iglesias, aunque sólo sea porque la presencia del polí­tico catalán, parezca mucho más limpia que la del líder de Pode­mos.

Albert Rivera ha ido, no sólo ganando terreno mediático y en las redes sociales a Pablo Iglesias, sino que, además, poco a poco, al desglosar su programa político, aparecen propuestas liberales que buscan caer en un público se­diento de estas propuestas.

Lo que ocurre es que la virtud de Albert Rivera se convierte, a su vez, en su carencia. Él puede ser un gran líder, con las ideas muy claras; con una visión de Estado y de la economía muy pragmática y con una idea de país que muchos de sus vecinos catalanes, echan de menos, pero todo ese ideario es Albert Rivera.

Ciudadanos corre el riesgo de perder la esencia que le impregna su líder en función de cuánto se alejan los líderes de las diferentes formaciones de aquel y además, viene a representar una tendencia ideológica que ya estaba suficien­temente asentada y representada con el Partido Popular.

Por eso, el salto de tener una formación de una comunidad au­tónoma a tener una formación na­cional, conlleva un control de la misma y sobre todo el ser rápido en controlar los posibles desma­nes que algunos puedan come­ter. Cuestión de tiempo. No serán pocos los que intenten entrar en la vida públi­ca, por la puerta que se abre con estos partidos nuevos y Ciu­dadanos no va a ser una excep­ción.

Albert Llueca

Recolzats pels ex UV

La veritat que no em cau gens bé l'Albert Rivera. Des dels seus inicis l'he seguit, si sóc un fanàtic de la política catalana, i les bases que l'Arcadi i compan­yia varen fer per al projecte de Ciutadans no les compartisc ni les compartiré.

La criminalització que fan de la llengua és brutal. Les accions encaminades a les desigualtats socials també. Allò de pujar l'Iva, més del mateix... i un altra cosa, ens intenten pendre per bobos, no s'enrrecordeu això de que van a ensenyar a pescar als Andalusos com si foren tercer mundistes, no, allò de ensen­yem-los a pescar i mai passaran fam... o això de que en les seues llistes electorals no hi ha cap codi ètic, ahí pot entrar tot el món, haja pas­sat per una, dos, tres, quatre o cinc formacions anteriors. Ells pensen que la política és això? Anar banbant de partit en partit fins que la cresta de la ola t'agafe en el partit correcte? Pense que l'ètica ací no la tenen. Açò no sols val per a Albert Rivera o per al seu cosí, o germans, que segur que tam­bé estàn a ciutadans, si no als candidats de Andalusia o al de Sagunt, per exemple, membre fa quatre anys d'un altra candida­tura, però el que és més, pareix el segle xviii o xix, pareix que tinguen un herència de pares a fills deixant els més vells estar davant per els seus fills o filles. Mala combinació.

Doncs bé, pense que Albert Rivera pegarà la castanya en les autonòmiques, si, pense que pegarà la castanya en les nacio­nals, si, i pense que en algunes locals també la pegarà; per un motiu molt simple, està agafant postolats del Partit Popular que ells mateixa han deixat de ban­da per ser massa de dretes, més de dretes que el PP!! Al loro!!, i han fet d'eixe conservadorisme ranci, eixe extrem centre que defensen un vot per a la gent que encara pensa que en Fran­co és vivia millor, no cregueu? Eixiu al carrer i mireu qui va a votar a Ciutadans?

I per cert eixa gent de Unió Valenciana ara que els recolza... que pensen d'un partit de Cata­lunya? Repenseu incoherent!

Categorías de la noticia

Otras noticias en Opinión

Profesora y delegada de Educación del sindicato CSIF

Otras noticias en sucesos

Se trata de un joven de 29 años de Sant Joan de Moró
Están investigados en una causa abierta por delitos de prevaricación, malversación y falsedad documental. Las pesquisas cifran en 24 millones de euros el posible perjuicio para las arcas públicas tras la constitución de una empresa mixta
Comparte la noticia
Eventos y digitales valencianos, S.L. Todos los derechos reservados
-


Otros productos de Eventos y digitales valencianos, S.L.