Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
Iniciar búsqueda
Cerrar
CARLOS GIL

Andalucía despierta

Alcalde de Benavites
- 05/12/2018
Carlos Gil.
Carlos Gil.

Habíamos perdido la fe, o nos la habían hecho perder, pero pocos confiaban en que el resultado de las elecciones del pasado domingo fuesen a dar tamaño vuelco al espectro político de Andalucía. Tras 36 años de ininterrumpidos gobiernos socialistas, el arco parlamentario permite visualizar hasta tres alternativas distintas para conformar el Gobierno de la Junta. El último feudo inexpugnable del Partido Socialista se ha roto y no parece que sea por casualidad.

Sin duda, la corrupción, los EREs y el estancamiento al que se ha sometido, desde siempre, a la comunidad andaluza tienen gran parte de responsabilidad, pero hay que mirar un poco más arriba y evaluar el efecto que el Gobierno Sánchez ha tenido en el electorado socialista desde su llegada a la Presidencia del Gobierno.

La frivolidad en el Gobierno de España, los continuos tirones de orejas desde Europa a la política presupuestaria y, sobre todo, los impagables pactos con independentistas y proetarras y la facilidad con que se han dejado caer en los brazos de Pablo Iglesias, no han contentado a su electorado que no ha perdido ocasión de demostrarlo a la primera oportunidad.

Pese a las boyantes previsiones de Tezanos y su CIS, ahora, toca lamerse las heridas y empezar una huida hacia adelante en la que nadie quiere asumir responsabilidades en este pésimo resultado. Susana Díaz se considera víctima del mediocre Gobierno que sufrimos en España y Pedro Sánchez pretende aprovechar la oportunidad para aniquilar a quien fue su rival para alcanzar la Secretaría General del PSOE.

Eso sí, para ambos, la última responsabilidad es del frívolo electorado que dio su voto a Vox que, a todas luces, parece ser el responsable del derrumbe socialista. En la comparecencia de Ábalos, el pasado domingo, no pude menos que sentir vergüenza ajena. Este hombre nos toma a todos por tontos y no lo disimula. Su rencor hacia todo lo que no responda a sus intereses es tan grande que no esconde su frustración repartiendo estopa a dos manos. Que su primera reflexión sea recurrir al miedo (ese del que tanto han abusado en la campaña electoral y que ha hecho grande a Vox) y acusar a los partidos que pueden alcanzar un pacto mayoritario de respaldar políticas de "extrema derecha" solo puede demostrar el escaso talante democrático de este individuo.

En un plano de simetría, encuentro mucho más centrado a Vox que a Podemos, y el PSOE no tuvo ningún complejo en asociarse a estos últimos como compañeros preferentes para la moción de censura. No es la primera vez. ¿No nos acordamos ya de los vídeos del doberman en las generales del 96? Entonces, lo que el PSOE llamaba "derechona" era el Partido Popular que ha demostrado, en no pocas ocasiones, ser un partido bastante más centrado que muchos de los socios que, continuamente, tiene el Partido Socialista. Afortunadamente, el electorado es bastante más inteligente de lo que ellos consideran y, a estas alturas de la democracia, ya no se deja convencer entre elegir susto o muerte.

Queda mucho por ver acerca de qué ocurre con los potenciales pactos de gobierno, pero que nadie se olvide que Partido Popular, Ciudadanos y Vox están condenados a entenderse, porque, de lo contrario, se estarán condenando a la eterna oposición.

Categorías de la noticia

Otras noticias en Opinión

Concejala de València en Comú del Ayuntamiento de València
Concejal del Partido Popular del Ayuntamiento de València

Otras noticias en sucesos

La niña vivía normalmente con la madre, quien había finalizado tiempo atrás la relación con el padre de la menor, según recoge la sentencia
Comparte la noticia
Eventos y digitales valencianos, S.L. Todos los derechos reservados
-


Otros productos de Eventos y digitales valencianos, S.L.