Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
Iniciar búsqueda
Cerrar
TORRES TORRES

El alcalde de Torres Torres acepta siete años y once meses de cárcel tras reconocer varios delitos vinculados a una trama de narcos

Los concejales del PP y del PSPV-PSOE presentarán una moción de censura para retirar del cargo al primer edil acusado
M. MARTÍNEZ - 12/09/2018
El alcalde (segundo de izquierda a derecha) en un acto institucional. EPDA
El alcalde (segundo de izquierda a derecha) en un acto institucional. EPDA

Ni la mejor serie de narcos hubiera sorprendido tanto a los vecinos de Torres Torres. Su alcalde, Rafael Gil, ha aceptado siete años y once meses de cárcel tras reconocer varios delitos vinculados a una banda de tráfico de armas y drogas. En el pueblo de La Baronia no se habla de otra cosa. De la cara oculta del alcalde, de su otra vida relacionada con la trama de lituanos, que traficaban con grandes cantidades de marihuana y armas de fuego.

Los hechos se remontan hace dos años cuando el primer edil fue detenido por su supuesta pertenencia a una trama de tráfico de drogas y armas, que exportaban la mercancía ilegal a otros países de Europa a través de la empresa de manipulación y comercialización de productos hortofrutícolas del alcalde. Según el informe de Fiscalía, los acusados utilizaban la sociedad de Rafael Gil para distribuir la droga y las armas camufladas entre los palets de frutas y las latas de tomate de la empresa. Además, varios de los dirigentes de la organización aparecen dados de alta como trabajadores de la mercantil del alcalde de Torres Torres, e incluso uno de ellos como socio de la empresa.

La noticia de la vinculación del alcalde con esta trama de narcos ya causó un gran revuelo entre los vecinos de la comarca y en especial entre los habitantes de la pequeña población de La Baronia. Su partido, en esos momentos el PSPV-PSOE, le suspendió de militancia, pero el primer edil desmintió los hechos y se aferró a su puesto en la alcaldía desde el Grupo de los No Adscritos. Dos años después el juicio contra los 42 acusados de la trama se ha celebrado esta semana en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de València y finalmente el alcalde de Torres Torres ha reconocido varios de los delitos vinculados a esta banda de narcotráfico aceptando ocho años de cárcel, lo que ha sorprendido aún más a los vecinos ya que el primer edil siempre había manifestado públicamente su inocencia. "He aceptado ocho años de cárcel pero con condiciones, porque voy a pedir la suspensión de la pena ya que de manera individual los delitos no suman más de dos años cada uno", ha manifestado el propio Rafael Gil a El Periódico de Aquí.

En este sentido, cabe destacar que el artículo 80.3 del Código Penal contempla que "excepcionalmente podrá acordarse la suspensión, aunque no concurran dichas condiciones y siempre que no se trate de reos habituales, cuando las penas individualmente no superen los dos años de prisión y las circunstancias personales del reo, la naturaleza del hecho, su conducta y, en particular, el esfuerzo para reparar el daño causado, así lo aconsejen".

El alcalde ha sido acusado de pertenecer a una organización criminal, por un delito contra la salud pública, por encubrimiento del cabecilla de la trama, por un delito contra los derechos de los trabajadores, por malversación de caudales públicos y por blanqueo de capitales de medio millón de euros. Y de los 30 años solicitados en un principio por el fiscal, el alcalde ha reducido su pena tras llegar a un acuerdo de conformidad con el Ministerio de Fiscal de ocho años de prisión.

La trama también ha salpicado a la gestión del Ayuntamiento de Torres Torres ya que, según el informe de Fiscalía, el alcalde "infló" varias facturas del Consistorio a nombre de una tienda de deportes de Segorbe cuyo propietario también está acusado en la mismo juicio. "Con ánimo de obtener un lucro ilícito a costa de lo ajeno y prevaliéndose de su cargo como alcalde del Ayuntamiento de Torres Torres, adquirió una serie de prendas deportivas para su uso personal que abonó inflando las facturas que el Ayuntamiento pagó por la adquisición de balones y trofeos, al objeto de cubrir el importe debido", matiza el informe de Fiscalía.

Renuncia

Preguntado por El Periódico de Aquí, Rafael Gil ha comunicado que todavía no ha tomado la decisión sobre su continuidad en la alcaldía tras reconocer la pena de ocho años. "Todavía no sé qué voy a hacer", ha apuntado el todavía alcalde de Torres Torres.

Los que sí que están trabajando ya para su retirada de la alcaldía son los tres concejales del PP y su ex compañero de partido, el edil socialista Vicente Cabo, que están negociando una moción de censura que se prevé presentar el próximo lunes para que en el plazo de 15 días pueda celebrarse un pleno extraordinario, para quitarlo del poder. Los cuatro concejales bastarían para sacar adelante esta moción de censura, pero tanto el PP como el PSPV-PSOE esperan que las dos concejalas de Compromís se sumen a la iniciativa.

"El pueblo de Torres Torres no puede seguir con este alcalde", ha destacado el secretario comarcal del PSPV-PSOE, Ernesto Herrera. Y es que para los socialistas "lo importante es cambiar el alcalde y si hay que pactar con el PP, pues este acuerdo debe prevalecer antes de mantener en el cargo a una persona que ha aceptado ocho años de cárcel", ha apuntado el vicesecretario de la ejecutiva comarcal socialista, Toni Sanfrancisco. En cuanto a la alcaldía, los socialistas entienden que pasaría a manos del PP, ya que fue la lista "más votada en las últimas elecciones municipales". Pero, según ha matiza do Sanfrancisco, "hay que negociar todas las condiciones y acordar una moción de censura adecuada, no a costa del PP".

Así pues, en principio la alcaldía pasaría a manos del que fuera alcalde del PP Alfonso Guillem con el apoyo de los socialistas, durante los próximos ochos meses de la legislatura.

Por su parte, desde Compromís han emitido un comunicado en el que piden la dimisión de Rafael Gil como alcalde de Torres Torres "para no dañar más la imagen pública de la población".

Respecto a una posible moción de censura, Compromís "no se cierra a hablar con los otros grupos municipales". No obstante, los nacionalistas recuerdan que el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Guillem, "está siendo investigado por la fiscalía. Una auditoría de la anterior legislatura encargada por el Ayuntamiento a iniciativa de Compromís detectó irregularidades económicas en la justificación de dietas de Guillem, que era el alcalde del PP en aquel momento. Rafael Gil era el segundo de la lista del PP y concejal popular, hasta que avanzada la legislatura dejó el Grupo Popular por desavenencias con el alcalde, y en 2015 pasó a encabezar la lista socialista -que obtuvo dos concejales con menos votos que Compromís.Esta investigación, la situación actual de la cual se desconoce, hace muy difícil que Alfons Guillem se constituya en el candidato de un posible acuerdo de consenso", concluyen los nacionalistas.

Categorías de la noticia

Otras noticias en Morvedre

El proyecto se engloba dentro de la oferta formativa para grupos que necesitan orientación para mejorar su situación laboral
El joven de Port de Sagunt reúne un gran palmarés con tan sólo 17 años

Otras noticias en sucesos

Fuentes próximas a Pere Fuset han asegurado que el concejal no ha recibido todavía la notificación del juzgado de Instrucción número 18 de València, por lo que no ha querido realizar declaraciones sobre este asunto
La densa niebla dificultó enormemente su localización
Comparte la noticia
Eventos y digitales valencianos, S.L. Todos los derechos reservados
-


Otros productos de Eventos y digitales valencianos, S.L.