Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
Iniciar búsqueda
Cerrar
ALDAIA

El consulado confirma la evacuación del joven de Aldaia y el resto de españoles de isla San Martín

Tras el paso del huracán Irma, el día 6, quedaron atrapados en una zona destruida, sin comida ni agua, donde los saqueos y las amenazas armadas eran constantes
Itxaso Sáez - 12/09/2017
La pesadilla vivida por Miquel Serra, de Aldaia, y su compañera Lluna Noguera de Suèca en su estancia en la isla San Martín, en el mar Caribe, llega a su fin. El consulado español confirmaba a la madre del joven de Aldaia de 32 años, hace unas horas, que un avión dya había despegado rumbo a esta isla para desalojar a los 40 o 50 españoles que se encuentran allí. Primero hará escala en Santo Domingo y después a la isla: "esperamos que en dos o tres días los hayan evacuado. Ahora estamos más tranquilos", asegura la madre de Miquel, Paqui Cubilles a El Periódico de Aquí.
La angustiosa experiencia comenzó el día 5, ante las catastróficas previsiones por la llegada del huracán Irma a la isla. "Mi hijo se despidió de mi, por si acaso, ya que esperaban lo peor", recuerda Paqui, quien asegura que no era un miedo infundado ya que "tuvieron el ojo del huracán justo encima". 
Sobrevivieron a la gran tormenta de agua y viento, pero lo peor no había pasado. El pillaje, los saqueos y las amenazas armadas ocuparon la zona cero: "Miquel y Lluna vivían en un piso con otras ocho personas y han estado estos seis días turnándose para vigilar mientras el resto descansaba, saliendo a escondidas a beber a la playa e intentando conseguir comida. No había comida, ni luz ni agua", recuerda con angustia la madre del joven de Aldaia.
Pero todo esto se lo contó a Paqui su hijo ayer, 11 de septiembre, por teléfono ya que hasta ese momento no había podido conseguir cargar la batería del móvil. "Han tenido que cambiar una televisión por la recarga. Es una zona sin ley", asevera.
Los jóvenes se hallaban en la zona francesa de la isla, que también cuenta con un territorio holandés. "A los primeros que evacuaron fueron a los norteamericanos y unos argentinos. A nosotros nos decían que los aviones no podían llegar, pero los de EE.UU. sí llegaron", lamenta.
Desde su conversación con Miquel, esta madre junto a la de Lluna, iniciaron una cruzada para conseguir que el Gobierno español evacuara a los jóvenes. "Hemos hablado con todos los medios de comunicación. Hemos sido cautas pero no hemos dejado de pedir ayuda para nuestros hijos", añade Paqui. Finalmente, sea por la presión mediática o por puro protocolo, esta mujer recibió la grata noticia del consulado. "Nos han dicho que el avión ya ha salido, que hará noche en Santo Domingo y luego irá a la isla a recoger a los 40 o 50 españoles que hay allí. Espero ver pronto a mi hijo", asegura.
Paqui quiere agradecer a todos sus amigos y a su otro hijo la ayuda y el apoyo, así como al Ayuntamiento de Aldaia que al conocer la noticia ha contactado con delegación del Gobierno para pedir la evacuación de los jóvenes.
Cabe recordar que Miquel Serra se fue a isla San Martín ha trabajar en un hotel. Lluna ya llevaba varios años trabajando allí.

Categorías de la noticia

Otras noticias en L´H. Sud

Massanassa ya conoce sus mejores monumentos falleros
Les Falleres Majors d'Alaquàs presencien la Cremà en una vetlada plena d'emocions, pólvora i festa

Otras noticias en sucesos

Las pesquisas de los agentes que han desarrollado la investigación han logrado dar con la mujer que hizo la fotografía y con la que inició la cadena de mensajes en la que se acusaba al denunciante
Los supuestos autores ocultaban los efectos sustraídos en los caminos de tierra cercanos a las viviendas
Comparte la noticia
Eventos y digitales valencianos, S.L. Todos los derechos reservados
-


Otros productos de Eventos y digitales valencianos, S.L.