Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
Iniciar búsqueda
Cerrar
COLGADOS DE NETFLIX

Hoy me siento… Happy!

Una navidad desenfrenada
Pere Ferrer, de Agua y Sal Comunicación, @perefe - 28/01/2019
Volverás a creer en la Navidad Volverás a creer en la Navidad

Y en esas que va y me topo con Happy!… Mi último visionado de Netflix. De nuevo vuelvo a las series americanas. En esta ocasión basada en un cómic de mismo título. Y de nuevo un ex policía, que lo fue todo como tal, ante el abismo de la caída en descrédito y la inevitable dupla de drogas y alcohol, además de tonteos con el lado oscuro… Mafias chinas e italianas, policía corrupta y como telón de fondo: un caso por resolver. Secuestro de niños y para colmo en navidad.

Y ustedes dirán ¿qué hay de nuevo, viejo? Pues eso, mezcla de realidad y animación, con personajes animados que comparten escena. ¿Y eso es lo nuevo, me dirán? Pues tampoco. El recurso de Happy! no será nuevo, pero el resultado es brillante ¡ES FRESCOOO! es descojonante (¡Ups, perdón), es desternillante, tiene un desparpajo brutal, una acción encadenada que te engancha capítulo tras capítulo.

Y todo en Happy! tiene un componente transgresor: diálogos cortantes, personajes que te atrapan ya sean héroes (que no sale casi ninguno) o villanos y un guion de puzle en el que todas las piezas combinan con el resto.

Y de fondo… la vida que transcurre en las calles de un New York en plena navidad, mostrando sin pudor el franco deterioro de nuestra sociedad, en la que los 'buenos' han perdido el espíritu mágico y los malos mantienen vivas las tradiciones, eso sí, muy a su manera.

Y… ¿y otra vez 'y', dirán? Una serie en la que el actor protagonista, Christopher Meloni, el  villano (Blue) y su enérgica hermana, su esbirro más avezado (Smoothie), un Papá Noel muy nocivo y el más crazy entre los locos (Sonny Shine), consiguen estar a un nivel al que llegan pocos actores en su género.

Guiños a los 80 en colores y vestuario, también se exhibe una influencia nada gratuita al mundo de la televisión y una banda sonora en la que se alternan villancicos con hits de toda la vida. 

En definitiva, acción, persecuciones, peleas, violencia, sangre… todo a un ritmo desenfrenado, frenético, que te mantiene el corazón o por momentos en tensión, o en otros acelerado, porque Happy es un drama criminal realizado con los mimbres con los que se elaboran las comedias más ácidas.

Y al final, cuando ya creía que es nuestra sociedad la que camina por el abismo y juega a autodestruirse, va y Happy! nos ofrece una posibilidad de reconciliación con nosotros mismos. ¿No es motivo suficiente para sentirse feliz?    

Todo eso es Happy! un ex policía con una bufanda con mensaje y su amigo imaginario (un unicornio azul) en busca de la niña de sus sueños.

 

Otras noticias en TV

El drama de la fallida integración racial en EE.UU sigue siendo fuente de inspiración para una ficción que va muy por detrás de la triste realidad

Otras noticias en sucesos

La Policia Local de Paterna ha abierto diligencias penales contra el conductor del camión, que transportaba una viga de 40 metros de longitud y 35 toneladas de peso, por un presunto delito contra la seguridad vial
El último caso es el de un hombre de 65 años, residente en Calicanto y sin antecedentes de viajes en el período de incubación, que inició síntomas del pasado día 18 de mayo e ingresó ayer miércoles en el hospital de Manises

Comparte la noticia
Eventos y digitales valencianos, S.L. Todos los derechos reservados
-


Otros productos de Eventos y digitales valencianos, S.L.