No suelo tratar dos veces un mismo tema, pero ninguna ley lo prohíbe, con lo cual me tomo la libertad de volver a hablar de lo que los "guiris" opinan de los valencianos. Después del primer artículo mucha gente me comentó que se me había olvidado decir lo cerrados que son los valencianos. Hasta mi propia hija (50% de su sangre es 100% valenciana) se exclamó chocada, que "¿cómo y porqué no había dicho que los valencianos son súper cerrados?"

Es verdad que podía haberlo escrito. Sí. Pero en realidad, si no lo puse es por dos motivos: primero porque pienso que cada día es menos cierto puesto que poco a poco se están abriendo, viajan más, reciben más extranjeros, son más curiosos y menos reacios a las novedades y a las diferencias culturales.

El segundo motivo por el cual no me parecía acertado tachar a los valencianos de "cerrados" es porque creo que en el fondo lo somos todos un poco. Algunos más que otros, pero creo que es un rasgo simplemente humano y que los valencianos no tienen la exclusividad y el monopolio de ese defecto. Dicho lo cual, para seguir un poco con el tema, os dejo con una serie de clichés que retratan de manera humorística a los valencianos o la vida de los guiris aquí.

Se titula : Sabes que vives en Valencia si …

-Si la mitad de tus amigos se llaman Pepe, Vicente y Paco y la otra mitad Amparo, María y Ana.

-Si ya no bebes champán, ni pastis ni Kir Royal, sino cava, sangría y horchata.

-Si tus amigos confunden el cava con el champán y que ya no te atreves a discutir demasiado…¡la diplomacia es lo tuyo!

-Sabes que vives en Valencia si tu hija de 15 años te explica todos los sábados que aquí las discotecas empiezan a las 2 de la madrugada, precisamente a la hora a la que tú querías que volviera a casa.

-Si a pesar de tus raíces galas, en verano pones cubitos en tu copa de vino….incluso a veces añades gaseosa…y, además, ¡ya ni te parece un crimen!...

-Si cuando vuelves a tu país te extrañas de no ver a nadie aparcado en segunda o triple fila, y buscas en vano un "gorrilla" para que te indique una plaza libre.

-Si gritas regularmente y con fervor "Amunt" cuando vas al Mestalla y tu emblema favorito es un gran murciélago. Por cierto, el Barça y el Real Madrid son tus peores enemigos, y sabes que, otra vez, este año un árbitro les regalará un gol que ni siquiera merecen.

-Si eres el único de tu familia que sabe lo que es la horchata y vacilas explicando sabiamente que "se trata de una leche vegetal extraída de un tubérculo llamado "chufa" que crece desde el siglo XII cerca de Valencia y cuyas propiedades medicinales están sobradamente demostradas".

-Si Google Maps te ha fallado más de una vez, porque, entre las calles escritas en español, esas mismas calles escritas en valenciano, y las que han cambiado de nombre, hasta Google se pierde. Luego... tú también.

-Si has vivido, y sobrevivido, al menos a 2 mascletás: la primera por curiosidad y la segunda para intentar captar la famosa melodía de la que hablan los expertos. Luego, vas discretamente a hacerte una revisión auditiva porque no estás seguro de tener el oído intacto.

-Sabes que vives en Valencia porque entre Mercadona, la pista de running del río y la Marina te preguntas quién es el Patrón de Valencia: ¿Juan Roig o San Vicente?

-Si tus amigos hablan en valenciano, que sólo entiendes una de cada diez palabras y te aseguran que como "hablas francés y español, debes evidentemente comprenderlos, ¡por qué el valenciano es igual que el francés!". Tú no lo dices a nadie, pero si llegas a Presidenta de la Generalitat, ¡tienes previsto prohibir el uso del valenciano! (Es broma ¡que nadie se altere!)

-Sabes que vives en Valencia porque en verano gritas y pegas un salto de tres metros, horrorizada por las cucarachas que salen a la calle a tomar el aire.

Sabes que vives en Valencia porque al final, para ti también, es "la millor terreta del món"

*Directora de www.valencia-expat-services.com