Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
Iniciar búsqueda
Cerrar
BIRRAS DE AQUÍ

Semana Santa

Francisco Adán y Albert Llueca
- 11/04/2017
Francisco Adán y Albert Llueca.
Francisco Adán y Albert Llueca.

Francisco Adán

Se ha puesto de moda reivindicar la Semana Santa como un reclamo turístico. Una oportunidad para gozar de elementos culturales y gastronómicos con el que poder, no solo cruzar nuestro país (España, Albert, España) sino, también, disfrutar de nuestra pequeña-gran ciudad, Sagunto.

Hacemos hincapié en la belleza plástica de las procesiones, en el impacto visual y sonoro, aunque alguna película norteamericana lo mezcle con las fallas y lo san fermines, en un arroz con cosas cultural denunciable.

Pero yo quiero reivindicar algo que es muy personal pero que es la esencia, el core, de estas festividades y esto es el elemento religioso. Hoy lo que mola es posicionarse de todo lo contrario, pero yo creo que los que somos cristianos no hemos de esconder que lo somos: las libertades se pueden expresar tanto en público como en privado.

Creo que dejaría de ser yo si escondiera algo tan esencial en mí, como es ser cristiano, como un elemento, en este caso, íntimo que irriga la historia de occidente y que lo cubre todo. Ya sea por mera religiosidad o por lo que nace de ella como tradición o arte, la Semana Santa es un momento especial para cualquier cristiano.

Acostumbrados estamos a destacar, es esta época humanista, el lado terrenal de Cristo y las continuas teorías que disienten de las versiones evangélicas oficiales como podrían ser los evangelios apócrifos o aquellas en las que se baraja la posibilidad de una relación de Jesus con María Magdalena. Pues bien, todas esas opciones terrenales de Cristo quedan decorativas con lo que celebramos los creyentes en esta época y es la pasión, muerte y resurrección.

Y en esto es cuando entra en juego la fe. La fe se tiene o no se tiene. No hay más. Los que creemos, la Semana Santa es espiritual, esencialmente espiritual aunque podamos, de igual forma, disfrutar de lo banal y creo que está bien que lo reivindique.

Albert Llueca

Toca parlar de la Setmana Santa. Una festa que tant el centre i la dreta han intentant apropiar-se-la i que en alguns llocs si que ho han aconseguit. Eixe és el seu propòsit polititzar la fe i després vegem, com va fer Andrea Levy (PP), criminalitzar a "tota la civilització islàmica per l'atemptat Berlín" mentres que no se lis passa pel cap, als del Partit Popular, dir que tots els catòlics o cures son pederastes després de llegir noticies com "denuncien quasi 4.500 casos de pederàstia en l'església catòlica d'Austràlia". Doncs bé està vara doble de medir és la que gasten els condemnats de corrupció del PP per anar a misa i participar en processons. Açò em recorda, tal dia com hui fa 2000 anys, quan s'iniciava la pasqua jueva i Jesús va entrar al temple i va vore als mercaders i va dir allò de "la meua casa serà anomenada casa d'oració per a totes les nacions" segons Isaías (56, 7) i "però vostès han fet d'ella una cova de lladres" de Jeremías (7, 11).

Però la setmana santa no sols és aparentar com fan ells i intentar, en una setmana, salvar-se d'anar a l'infern. La setmana santa ha de ser un pol de fe, per a alguns, i un pol turístic per a altres. L'actual societat esta desafectada de la fe. Però això son decisions pròpies "la fe que tu tens, guarda-la per a tu davant de Déu. Joiós aquell que no se sent culpable després de prendre una decisió! (Rm 14:22)", la decisió d'una ciutat és unir els dos pols de manera senzilla, tranquil·la i habitable.

Categorías de la noticia

Otras noticias en Opinión

Profesora y delegada de Educación del sindicato CSIF

Otras noticias en sucesos

Se trata de un joven de 29 años de Sant Joan de Moró
Están investigados en una causa abierta por delitos de prevaricación, malversación y falsedad documental. Las pesquisas cifran en 24 millones de euros el posible perjuicio para las arcas públicas tras la constitución de una empresa mixta
Comparte la noticia
Eventos y digitales valencianos, S.L. Todos los derechos reservados
-


Otros productos de Eventos y digitales valencianos, S.L.