Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
Iniciar búsqueda
Cerrar
JOSÉ SALVADOR MURGUI

Todos no somos Gabriel

Cronista Oficial de Casinos y académico de la R.A.C.V.
- 12/03/2018
José Salvador Murgui
José Salvador Murgui

No quería escribir nada. No quiero ver ninguna televisión, no quiero saber detalles. No quiero saber nada de este tema, porque desde el primer momento sabía que "algo" iba mal. Y efectivamente así ha sido. Hoy domingo a eso de medio día han empezado a circular las noticias más amargas que se puedan dar cuando algo malo pasa en este mundo.

A partir de ese momento y desde hace unos días "Todos somos Gabriel", "somos pesacaito", esa esperanza se ha desvanecido; la realidad es muy diferente, real y dura, Gabriel está muerto.

¿Qué detalles envuelven esa muerte? No me son indiferentes, me son tan próximos que agreden mi mente y taladran mis entrañas, porque ninguno ni nadie de nosotros podrá ponerse dentro de la piel ni de Gabriel ni de su madre ni de su padre. Te lo puedes imaginar, lo podrás sentir… pero ese dolor acervo jamás será mío ni nuestro. Jamás porque nosotros estamos vivos y Gabriel está en el Anatómico Forense.

Ante tanto dolor, ante tanta incertidumbre, ante tanto sufrimiento y ante la cruda realidad: ¿Qué hago yo cómo ciudadano del siglo XXI para poner fin a esa violencia congénita que me atropella a cada momento? ¿Cómo entiendo esa sociedad que finge dolor y apuñala por la espalda? ¿Cómo soy solidario, cuando me alimento de la indolencia de esas noticias que solo despiertan odio y muerte? ¿Cómo grito justicia y libertad, y quiero desterrar de mi vida cualquier episodio de muerte, cuando la lista de muertos inocentes es tan larga y alarmante?

¿Nos queda algo por decir? ¿Nos queda algo que inventar, lazitos, minutos de silencio, velitas… pulseritas…? ¿En verdad creemos que esa es la solución cuando cada día durante las veinticuatro horas de emisión de cualquier televisión, solo nos están mostrando MUERTE? Hagan la prueba y vayan pasando emisoras a partir de ciertas horas, pongan las noticias de cualquier canal… no hay nada bueno, NADA. Solo el tinte de la maldad y desesperación, envuelve esta sociedad.

Y eso sí que me causa dolor, mal de estómago, y de cabeza, vivir en una sociedad en la que eres consciente de que te alegras del mal del otro, es una ruina. Vivir en una sociedad que el sensacionalismo y las malas noticias nos torturan es tan inconcebible como dañino, y para mí lo que es peor dar crédito a todo eso y que se transforme en norma de vida es destruir al mundo.

¡Con tantas personas buenas, sabias, ejemplares, buen preparadas... y que quedan envueltas en el más triste silencio y anonimato, cuando ellas son un gran ejemplo donde mirarse nuestra sociedad!

Todos no somos Gabriel. Humildemente pido a mí mismo y a aquellos que toman la molestia de leerme que empecemos a cambiar el mundo. No podemos tener la conciencia dormida. No podemos vivir del "chisme", no podemos estar pendientes de las malas noticias, y sobre todo debemos pensar en la educación y valores humanos que estamos transmitiendo, y exigir, si EXIGIR, a quien corresponda que ponga cartas en el asunto, tanta violencia nos lleva a la depresión. Tanta incomprensión nos lleva a la nada. Tantos silencios evocan a la muerte, y la muerte de un ser inocente, de tantos seres inocentes: hombres, mujeres y niños, no tiene ninguna justificación.

La muerte natural para un cristiano, puede ser esperanza de vida eterna. La muerte criminal e inocente solo merece el calificativo de martirio, porque en esa palma que lo simboliza, posiblemente no haya habido tiempo ni para el perdón de aquel que lo sufre, ni para el arrepentimiento de aquel que lo provoca.

Gabriel… el cielo te podía esperar, más te han obligado a marchar con una prisa tan veloz que ni tú ni los tuyos, merecías conquistar.

No tengo palabras… mi pensamiento no es capaz de asimilar tanta maldad.

Otras noticias en Opinión

Teresa García - Diputada autonòmica de Compromís
Concejal de Compromís del Ayuntamiento de València

Otras noticias en sucesos

El PSOE elige Paterna por contar su cementerio con más de setenta fosas comunes con los restos de 2.238 represaliados del franquismo
Tomás fue alcalde de l'Alcora por el PP desde 1995 a 2003, cuando pasó a ser diputado en Les Corts hasta 2005, año en que abandonó el grupo popular para pasar a militar en Coalición Valenciana

Comparte la noticia
Eventos y digitales valencianos, S.L. Todos los derechos reservados
-


Otros productos de Eventos y digitales valencianos, S.L.