Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
Iniciar búsqueda
Cerrar
BENAVITES

Una pareja de lechuzas complica las obras de la iglesia de Benicalaf de Benavites

El Ayuntamiento estudia diferentes alternativas para conservar esta especie protegida
M. MARTÍNEZ - 08/02/2018
Imagen captada de una de las lechuzas. EPDA
Imagen captada de una de las lechuzas. EPDA

La restauración de la Iglesia de Benicalaf de Benavites se ha encontrado con un imprevisto. La existencia de una pareja de lechuzas, que habita el templo desde hace más de 20 años, ha supuesto un contratiempo para la tercera fase de este proyecto, que contempla la rehabilitación del interior del histórico inmueble.

Ha sido la asesoría Càdec, Taller de Gestión Ambiental de la ciudad de València la que ha alertado de la existencia de este nido de lechuzas al Ayuntamiento de Benavites. "La asociación en defensa de los animales supo que iban a comenzar las obras en el interior de la iglesia y nos envió una carta informándonos de la existencia de un nido de lechuzas en la bóveda del altar, desde hace al menos 20 años", ha detallado el alcalde de Benavites, Carlos Gil.

En el escrito, la asociación animalista y ambiental destaca que las lechuzas están declaradas como ave del año 2018 debido al declive de su población, y además son un excelente aliado de los agricultores porque se alimentan de roedores. Así mismo, las lechuzas están incluidas en el Convenio de Berna relativo a la Conservación de la Vida Silvestre y del Medio Natural en Europa, y en el listado de especies silvestres en régimen de protección especial.

Ante esta situación, el Consistorio de Benavites ha tenido que contemplar este imprevisto en la redacción del proyecto de la restauración del interior de la Iglesia de Benicalaf. "Estamos estudiando diferentes alternativas para la conservación de la pareja productora", ha asegurado el primer edil.

Entre las alternativas despunta la colocación de una caja que les sirva de nido para su pervivencia antes de tapar el agujero en el que habitan ahora, y dejar una ventana o pequeño espacio abierto para que las lechuzas puedan salir del templo. "Los técnicos del proyecto y de la asociación están estudiando las soluciones posibles para conservar esta especie protegida", ha matizado Carlos Gil. Otra preocupación son las molestias que puedan ocasionar las obras en el bienestar de las lechuzas.

Otras noticias en Morvedre

Las actividades han comenzado con un taller infantil y concluirán el martes día 9
El Consistorio organiza las segundas jornadas sobre los ayuntamientos
Eventos y digitales valencianos, S.L. Todos los derechos reservados
-


Otros productos de Eventos y digitales valencianos, S.L.