POLÍTICA
Bonig promete a la CEV colaboración público-privada en educación y sanidad
El presidente de la patronal autonómica CEV, Salvador Navarro se reunió ayer jueves con la candidata del PP a presidir la Generalitat, Isabel Bonig
EFE - 05/04/2019
La presidenta del PPCV, Isabel Bonig junto al presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana. EFE
La presidenta del PPCV, Isabel Bonig junto al presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana. EFE
El presidente de la patronal autonómica CEV, Salvador Navarro, se ha reunido este jueves con la candidata del PP a presidir la Generalitat, Isabel Bonig, para presentarle las propuestas del sector empresarial, entre ellas más colaboración público-privada en educación y sanidad, que ambos han reivindicado.
Bonig ha señalado la "libertad y colaboración público-privada en educación, sanidad y en materia económica" como una de las propuestas estrella de su programa electoral, y ha asegurado que se trata de una "pieza clave y fundamental para el progreso" en la Comunitat.
Ha atacado la gestión del Consell en este aspecto, por "el mensaje de rescate de las concesiones sanitarias" del Hospital de Denia, la prohibición de la actividad extractiva de Lafarge en Sagunto, "que pone en riesgo más de 650 empleos", y la paralización de proyectos como Alcoinnova, Ikea en Alicante o Intu Mediterráneo en Paterna.
Por su parte, el presidente de la CEV ha defendido que "la filosofía de todos los empresarios" que componen la confederación es que no quieren "dependencia pública" y ha afirmado que trabajan en reducir su dependencia de la Ley de participación institucional, cercana al 25 % del total de sus ingresos al cierre de 2018.
Navarro ha presentado a Bonig las 130 medidas básicas de la Confederación Empresarial para asegurar el crecimiento de la Comunitat Valenciana, que ya expuso al candidato socialista y actual president, Ximo Puig, el pasado miércoles, y para lo que se reunirá también con otros candidatos de las diferentes formaciones políticas en los próximos días.
La candidata del PPCV ha afirmado que el 67 % de las propuestas de la CEV están incluidas en su programa y ha abanderado su "revolución fiscal", con la que se compromete a reducir y eliminar impuestos varios para incrementar la inversión y el consumo para "recaudar más vía otros impuestos", como el IVA.
La "revolución fiscal" comprende el fin de la tasa turística, de la tasa de incineración de residuos en el sector cerámico, del impuesto sobre sucesiones y donaciones y del impuesto sobre el patrimonio, así como una bajada de los impuestos por la adquisición de viviendas y que los valencianos que cobran menos de 35.000 euros anuales, nueve de cada diez según Bonig, tributarán un 7 % menos.
Asimismo, ha asegurado que simplificará los trámites administrativos y legislativos para que "la actividad empresarial pueda fluir".
También ha suscrito la exigencia de la CEV de tener mayor presencia en Bruselas y ha lamentado la falta de influencia valenciana en la reforma de la PAC.
Preguntada respecto a las críticas a su programa por parte del alcalde de València, Joan Ribó, sobre su propuesta de eliminar la Conselleria de Transparencia, ha asegurado que "lo único que ha hecho el Botànic es aumentar en más de 700 millones de euros todos los chiringuitos y los organismos".
"La Intervención está llamando la atención al PSPV y Compromís sobre fraccionamientos de contratos y gastos sin cobertura presupuestaria", ha señalado Bonig, y ha añadido que el PP "apuesta" por reforzar la Intervención General y la Abogacía de la Generalitat, "con más personal independiente y funcionarios públicos de carrera".