Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
Iniciar búsqueda
Cerrar
ARTÍCULO OPINIÓN

Cambalaches, pactos y gobernabilidad

José L. Pichardo
- 17/06/2015
Pie de foto Pie de foto

Un cóctel demasiado explosivo con tal vez, demasiados actores implicados, ha protagonizado la histórica y lluviosa mañana de un 13 de junio que ha cambiado el color político de una gran parte de ciudades y municipios de toda España.

Porque hoy no ha sido una jornada de investidura más, ni la búsqueda de anécdotas y rifirrafes en determinadas poblaciones donde como ha sucedido en muchas ocasiones, los intereses personales han protagonizado casos aislados de situaciones rocambolescas.

No! Hoy sábado, 13 de junio se abre sin duda un nuevo modelo, y un nuevo tiempo que dirá si con el transcurrir de las legislaturas la política valenciana y española gira hacia un periodo donde el diálogo y la convivencia deben superar los egos de aquellos gobernantes que se auto postulaban como invencibles o únicos. Es un gran cambio, sin duda, donde el pueblo más que nunca toma la vara de mando.

Pero esa pluralidad de partidos, esa miscelanea de rumbo, y esas múltiples opciones y fracciones que representan fuerzas emergentes hasta ahora inexistentes como Ciudadanos o Podemos, abren un nuevo camino que puede convertirse en un arma de doble filo para garantizar la estabilidad de la mayor parte del modelo territorial. Es un reto, sin duda, pero también un peligro si no es consensuada por fuerzas dispares que estarán obligadas a entenderse por el bien común de sus conciudadanos.

Es por ello, que más que nunca, debe estar presente el espíritu de la Transición que ha florecido durante la campaña electoral por el bien de que las nuevas políticas calen en el electorado, tanto en el de a favor como en el que se ubica en contra de los dirigentes, porque de lo contrario el futuro en nuestro caso de la Comunidad Valenciana corre el peligro de resquebrajarse en poco tiempo, con el consiguiente peligro de retrasar la tan ansiada recuperación económica.

Una recuperación que el gran poder, el de las grandes corporaciones solo ha visto de cara a la macro economía, pero que ahora dependerá en gran parte de los representantes del pueblo, reflejado a través de su éxito en las urnas y en las consiguientes varas de mando, porque como sucede siempre, una cosa es la protesta lícita y otra muy distinta es gobernar las instituciones desde una perspectiva constructiva.

Por tanto, mucha suerte para los nuevos alcaldes, pero ojo con las políticas a seguir, y sobre todo con aquellas poblaciones donde la alcaldía será incluso rotatoria. La política no es un juego y así deben mostrarse los nuevos dirigentes, implementando el sentido común por encima de radicalismos, codicia e intereses personales.

Ha llegado la hora del consenso, pero ahora toca demostrarlo por parte de unos y otros, de partidos de todos los colores, porque de lo contrario las ilusiones se transformarán en un absoluto fracaso.

 

 

 

 

Categorías de la noticia

Otras noticias en Opinión

Ex sindicalista de Caixabank.i actual Coordinador Àrea de Consum Acicom

Otras noticias en sucesos

La Policia Local de Paterna ha abierto diligencias penales contra el conductor del camión, que transportaba una viga de 40 metros de longitud y 35 toneladas de peso, por un presunto delito contra la seguridad vial
Comparte la noticia
Eventos y digitales valencianos, S.L. Todos los derechos reservados
-


Otros productos de Eventos y digitales valencianos, S.L.