Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
Iniciar búsqueda
Cerrar
DIPUTACIÓ DE VALÈNCIA

La Diputació inicia el período 2019-23 con el reto de llenarse de políticas para los municipios

Toni Gaspar es elegido presidente y reitera su intención de "escuchar a todos" y anteponer el diálogo y el consenso, con la justicia social, el feminismo y la colaboración institucional como ejes de gestión
REDACCIÓN - 10/07/2019
Toma de posesión de la corporación de Diputación de València. EFE Toma de posesión de la corporación de Diputación de València. EFE

La Diputació de València ha iniciado este miércoles la undécima legislatura con la celebración del pleno de investidura de los 31 diputados y diputadas que formarán la corporación provincial durante los próximos 4 años. En la sesión extraordinaria, seguida en directo por más de 400 personas en los palacios de la Batlia y la Scala, se ha elegido como presidente a Toni Gaspar, que apuesta por "escuchar a todos" con el fin de tener "una Diputació llena, justa y moderna".

El acto ha contado con la presencia del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, el presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera, y el delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, entre otras autoridades. También han asistido al arranque de este nuevo ciclo de gestión provincial la presidenta del Consell Jurídic Consultiu, Margarita Soler, la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, los consellers de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler; Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló; y Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, el presidente de la FVMP, Rubén Alfaro, y el presidente de la Diputación de Castellón, José Pascual Martí.

En su intervención en la sesión de investidura, tras jurar el cargo, Toni Gaspar ha repasado los retos de estos 4 años apasionantes que le esperan a una institución que "debe situarse definitivamente en el siglo XXI y convertirse en un referente de eficacia". Para ello, Gaspar ha avanzado que la corporación que preside "se llenará de políticas al servicio de los ayuntamientos, de justicia social, de feminismo y de cooperación institucional".

El presidente de la Diputació ha destacado como referente a sus padres y "toda una generación abnegada al trabajo que no dudaba en sacrificar parte de su presente para mejorar nuestro futuro; una generación que ofrecía más que exigía". Y sobre esta base ha destacado la profesionalidad y ha pedido la implicación de las trabajadoras y trabajadores de la corporación, porque "solo con vuestro esfuerzo y complicidad será posible la Diputación que queremos".

Ante una amplia nómina de cargos públicos con diputados nacionales y autonómicos y senadores, alcaldes, alcaldesas y concejales que han seguido el acto desde distintos espacios de la Diputació, Toni Gaspar se ha mostrado crítico con "la política de mirada baja y palabra alta que no hace y no escucha". Rechaza el presidente las luchas de poder que ralentizan la maquinaria política que puede transformar la realidad en beneficio de las personas; y también "el tacticismo político que provoca anestesia intelectual". Por contra, aboga por la buena política, "la que hace que las demandas de la gente tengan un reflejo institucional".

En la misma línea se ha expresado la portavoz del grupo socialista, Pilar Sarrión, que ha tendido la mano para dialogar "con cualquier grupo e institución, con cabida para la discrepancia, en la línea continuista de la regeneración democrática iniciada por las fuerzas progresistas". Sarrión ha destacado la importancia de "garantizar los servicios en las comarcas con pocos habitantes y muchas necesidades, pero también en grandes ciudades que dan cobertura a una población masificada", todo ello "desde la transparencia, la igualdad, la honradez, el diálogo y la seriedad".

Por su parte, el portavoz del PP, Juan Ramón Adsuara, ha puesto en valor la esencia municipalista de "una institución que trabaja desde la equidad, antesala de la igualdad, y sin distinguir entre colores políticos o pueblos grandes y pequeños". Adsuara ha asumido el reto de una "nueva era" y ha avanzado su apoyo al ejecutivo provincial "siempre que trabaje por el municipalismo y fomente la cultura del pacto y el trabajo conjunto entre instituciones".

Mª Josep Amigó, en representación del grupo Compromís en la corporación provincial, ha recordado que en estos cuatro años "se ha acabado con la lotería de las subvenciones en una Diputación clasista y opaca que hemos modernizado desde la eficacia, la honestidad y la gestión de los recursos con pulcritud". Amigó ha instado a consolidar este cambio de paradigma y a seguir avanzando en esa autonomía municipal desde la colaboración con el resto de instituciones.

Mientras, la portavoz de Ciudadanos, Rocío Gil, que se estrena en la Diputació, ha apostado porque la corporación funcione como "un consejo de alcaldes provincial que ofrezca servicios mancomunados sin caer en duplicidades". En su intervención, ha hecho un llamamiento a la austeridad, el diálogo y la tolerancia como esencia de la democracia.

También se sientan por primera vez en el hemiciclo provincial los diputados de La Vall ens Uneix, Joan Sanchis, y Vox, Joaquín Alés, que se han estrenado como portavoces en este pleno cero de la legislatura entrante. El portavoz de la Vall ens Uneix, un partido valenciano de vocación comarcalista, ha defendido a "la gente honrada y trabajadora que cree en las personas y no en lo que algunos han querido hacer creer que somos".

Sanchis ha reivindicado el trabajo del alcalde de Ontinyent y ex presidente provincial, Jorge Rodríguez, en "el fin de los besamanos y planes teledirigidos" y ha apoyado la investidura de Toni Gaspar al considerar que "continuará este trabajo en una Diputación próxima y accesible a las comarcas". En la misma línea se ha expresado el portavoz de Vox, Joaquín Alés, que ha destacado el poder vertebrador de una institución que "hace más España sin entrar en competencia con España". Alés ha pedido simplificar la burocracia y "escuchar más que hablar", al tiempo que ha rechazado el despilfarro.

La foto de familia de la nueva corporación en la escalera imperial de la Diputació muestra la pluralidad política que esbozaron las urnas el pasado 26 de mayo, con 13 diputadas y diputados socialistas, 8 del Partido Popular, 5 de Compromís, 3 de Ciudadanos y uno de Vox y La Vall, para un total de 31 escaños con la representación de seis partidos políticos.

Así comienza una nueva legislatura que contará con 26 caras nuevas en el hemiciclo provincial, en el que solo repiten el presidente y alcalde de Faura, Toni Gaspar, por el PSPV; el alcalde de Alfafar, Juan Ramón Adsuara, y el concejal de Alboraya Modesto Martínez, por el PP; y la concejal de Bonrepós i Mirambell Mª Josep Amigó, y el de Picanya, Xavi Rius, en representación de Compromís.

A todos ellos ha recordado Gaspar que "las diferencias que tengamos en las instituciones no pueden ser mayores que las de las personas a las que representamos". Citando a Goethe, "no se trata de estar totalmente de acuerdo, sino de ir por el mismo camino". Esa es la línea a seguir, la del continuismo en una institución que apunta "hacia una manera más justa y solidaria de administrar los recursos". El horizonte de la Diputació puede resumirse en cinco palabras: "no generar miedo sino esperanza".

Categorías de la noticia

Otras noticias en Comunitat

PUEDEN CONSULTAR AQUÍ LA PREVISIÓN DE LLUVIAS EN TIEMPO REAL EN LA COMUNITAT VALENCIANA
Los síndicos del PP, Ciudadanos y Vox han criticado que Presidencia gastara en una campaña de promoción en The Guardian

Otras noticias en sucesos

La Policía Nacional informó de que fue el mismo detenido quien llamó al 112
Comparte la noticia
Eventos y digitales valencianos, S.L. Todos los derechos reservados
-


Otros productos de Eventos y digitales valencianos, S.L.