Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
Iniciar búsqueda
Cerrar
ENTREVISTA

Manuel Civera: "En medio ambiente el mundo urbano tiene mucho que aprender del rural"

El alcalde de Llíria y presidente del CVI asegura que "adelantar las elecciones generales y autonómicas ha sido una decisión que hay que aplaudir"
PERE VALENCIANO / VALÈNCIA - 26/03/2019
Manuel Civera Manuel Civera
¿ Ahora que se está terminando la legislatura, ¿qué balance puede realizar de estos cuatro años? 

El balance siempre es la satisfacción de que uno está allí haciendo todo lo posible, y yo creo que en política cuando en conciencia haces todo lo que consideras mejor, pensando en la mayoría y resuelves problemas de la mayoría, la satisfacción es alta.

En este proceso aprendes de los errores y aprendes de muchas situaciones. La legislatura ha sido complicada. Después de un cambio político te tienes que enfrentar a situaciones de estado de ánimo y de conflictividad muchas veces, pero estoy muy satisfecho y orgulloso de estos cuatro años. 

¿Qué destacaría de lo conseguido durante la legislatura? 

Destacaría el cambio de estado de ánimo. El estado de ánimo estuvo muy tocado, la crisis de la construcción en Llíria se cebó de forma especial. Casi un 33% de desempleo es una tasa muy alta. La conflictividad de muchos temas urbanísticos te coloca frente a circunstancias dramáticas, había personas que se habían arruinado. 

Durante estos cuatro años, la prioridad era que la gente consiguiera empleo, teníamos que cambiar el estado de ánimo de personas que lo habían pasado mal. Cuando ves que las cosas han cambiado y que hoy la calle fluye de otra manera, eso te da mucha satisfacción. 

En Llíria costó llegar a un pacto entre el PSOE y Compromís donde en primera instancia hubo una ruptura, aunque finalmente se recuperó ese consenso. ¿Qué valoración hace también en ese sentido con los socios?

En política hay que llegar con mucho aplome, en general estamos viendo mucha volatilidad, vamos a vivir elecciones generales, todos los procesos en dos meses. Elecciones autonómicas porque así el presidente Puig ha visto que era una posibilidad de movilización. 

En un momento en el que vemos la circunstancias que pasan en general, creo que hay que hacer un esfuerzo todos los partidos de seleccionar mejor y poner a personas con mayor compromiso y con mayor capacidad y pensando más en los demás que en situaciones partidistas. Yo creo que es una exigencia que nos tenemos poner todos como ciudadanos en general. En el 2015 llegamos cuando la derecha estaba muy agotada por determinadas situaciones y hay una amplia mayoría de izquierda, pero que ningún partido tenía la mayoría.

 Por lo tanto, tenía que llegarse a un acuerdo, pero todavía esa costumbre de mirarse demasiado el ombligo hace que vivamos situaciones como las que vivimos en Llíria, que a los cuatro meses salta por los aires un gobierno con el que habíamos llegado todos con muchísima ilusión. 

Fue una situación dramática, una de las dos circunstancias que peor he llevado como alcalde. En un momento en el que asesinaron a dos mujeres, rompimos el acuerdo en el tercer día de luto del asesinato de dos mujeres por violencia de género de etnia gitana, además del suicido de un policía local muy joven. 

Estas dos cosas fueron dos situaciones muy duras. En aquel momento, romper un gobierno al tercer día de luto por dos mujeres asesinadas víctimas de violencia de género, yo creo que, por parte de Compromís era no saber dónde estaban, era no saber medir para qué estamos en política. 

Han sido dos años muy difíciles de gobernar en minoría, hemos tenido que ir resolviendo los problemas viviendo una pinza entre el PP y Compromís en determinados momentos muy dura, pero siempre sin perder la compostura y ese temple de que lo importante era seguir trabajando duro porque aquí se está para seguir resolviendo problema de los demás.

 Eso se asimiló bien y ahora estamos en un ambiente de gobierno con la naturalidad que tiene que tener un gobierno, desde la discrepancia, que muchas veces enriquece, haber vivido todo eso en cuatro años y no haber perdido el norte, que al final la gente tiene que ver que su Ayuntamiento tira a pesar de las dificultades que tiene, ha sido un ejercicio intelectual muy interesante también. 

 Comentaba ese adelanto electoral de Pedro Sánchez sobre las generales y luego el de Ximo Puig con las autonómicas. ¿Qué valoración hace de los dos adelantos? ¿Cree que beneficia o perjudica o beneficia al PSOE que va muy bien en las encuestas en ambos escenarios? 

Yo que llevo ya muchos años en esto, creo que todo influye, pero a veces hay decisiones que hay que aplaudirlas porque van a influir positivamente en todo. No creo que nos tengamos que escudarnos nadie en nada, cada uno tiene que hacer bien nuestros deberes, todos tienen que saber que aquí estamos para trabajar duro y tener esa visión lo más amplia posible de que necesitan nuestros ciudadanos, de lo que necesita nuestra sociedad y tener una visión más amplia de lo que necesitan nuestros ciudadanos, y que sobre todo España pueda tener el mejor músculo posible, porque este es un país enorme desde todo punto de vista y hay que dejar de lado las vanidades y todo eso que nos entristece mucho cuando se ponen intereses partidistas al mismo nivel del interés general. 

Yo entiendo que este momento histórico es muy bueno, es verdad que también veníamos de un momento complicado, de divisiones internas, unas primarias muy duras y que la sentencia que condenó al PP después de poner negro sobre blanco, que habíamos vividos unos años donde la corrupción se había instalado demasiados años, y que había llegado al partido junto a esa moción de censura que puedes decir que es un poco de hartazgo, surge que más tarde o más temprano tuviéramos que ir a elecciones generales. 

Es verdad que Pedro Sánchez en los presupuestos ha querido visibilizar cuál es tu componente más ideológica, y tu sentido de hacia dónde hay que ir y cómo corregir desequilibrios y desigualdades. La oportunidad de ponerlos sobre la mesa unos presupuestos generales también enriquece políticamente, hace cambiar bien esa tendencia, tenía que adelantar elecciones porque no había más remedio, pero creo que ha sido en un momento muy oportuno y después de unos errores como lo que ha pasado en Andalucía, avisa a todo el mundo de que hay movilizarse y no hay que estar de brazos cruzados pensando en que otros van a resolver los problemas; nos tenemos que implicar todos.

 El presidente Puig creo que también lo ha hecho muy bien, ya lo habíamos hablado varias veces, la oportunidad de diferenciarnos de las demás comunidades autónomas, que siempre van en el mismo paquete del municipalismo. Si de algo podemos estar bien orgullosos en esta legislatura es que el gobierno de la Generalitat ha sido capaz de poner sobre la mesa con toda naturalidad pero con mucha objetividad, los problemas que teníamos en nuestra Comunidad.

Las encuestas dicen que el PSOE sube a nivel autonómico y también en las elecciones generales con Pedro Sánchez. ¿Tiene ese pálpito también sobre el resultado de las elecciones generales? ¿Y en el caso de las municipales en Llíria cómo prevé el escenario?

 El PSOE en 140 años de historia ha estado en situaciones muy difíciles y también le ha dado la vuelta a situaciones complicadas en nuestro país, después de haber vivido el bipartidismo y después de ver que estaba muy bien también todos estos espacios que todo el mundo tiene que vivir y expresar, tenemos que ver si son oportunidades o debilidades. 

En este momento, la gente ve que necesitamos gobiernos fuertes porque todavía las circunstancias, con las amenazas de crisis que aún están ahí, yo creo que el PSOE está en condiciones de dar ese paso, no de buscar mayoría, sino tener una mayoría que te permitan la gobernabilidad. 

Creo que Pedro Sánchez lo está haciendo muy bien y entiendo que Ximo Puig también. En Llíria vienes de un gobierno de 12 años como ha pasado en la Generalitat o del Ayuntamiento que han tenido un desarrollo tremendo de vivir la bonanza económica, y luego vivir situaciones de desespero. 

Yo creo que en Llíria también hemos vivido ese contraste entre estar en una situación de desespero hace cuatro años y del hecho de que veamos no solo en datos estadísticos en cuanto al paro, en cuanto a la implantación de nuevas empresas, en cuanto a que en Llíria hemos liderado situaciones de las difíciles, eso genera confianza, nos hace pensar que podemos seguir pilotando este proceso como para que permita que toda la sociedad en su conjunto siga mejorando. 

Una de las cuestiones polémicas en Llíria ha sido ese proyecto de centro de menores donde la derecha ha ido en contra de los gobiernos de izquierda, ¿puede hacer una valoración sobre el proyecto? ¿Qué le parece la actitud de partidos como el que encabeza Reme Mazzolarí en su ciudad?

 Provoca tristeza, sobre todo cuando vez el motivo, todo el mundo sabe que tenemos que tener los mejores recursos socio sanitarios y las dotaciones que permitan tratar y ayudar a la gente más vulnerable, en situación más difícil. Los menores en situaciones de desamparo, emigrantes o no, y con esto hay que tener cuidado, porque también tenemos muchas familias desestructuradas, que también han vivido situaciones muy caóticas.

 Esos menores no tienen por qué arrastrar en sus vidas situaciones de conflicto. Al final la sociedad tiene que proteger al menor, es así y lo tenemos en la Declaración Universal de los Derechos del Menor, estamos comprometidos todos, y provoca tristeza que en vez de debatir cómo puede ser más eficaz y más útil un recurso público, estás sembrando temor y dedicándote a alterar a la gente de manera innecesaria en nuestras familias, diciendo que vamos a vivir situaciones dramáticas, cuando lo que está claro es que hay gente que está viviendo ya esas situaciones y tienen que ser apoyadas. 

Esa manera de infundir temor, me parece muy irresponsable y, sobre todo, me provoca tristeza de gente a la que consideraba intelectualmente seria, gente que la consideraba humanamente con un bagaje como para que su compromiso no se pusiera en cuestión, y eso a mí me ha provocado mucha decepción. El tema de fondo es que la Generalitat tiene la competencia, entiendo que Llíria es la capital de la comarca y, por lo tanto, también tiene que tener todos los recursos públicos que garanticen que todos los colectivos que tienen una situación complicada sean todos atendidos. 

La Generalitat y el Ayuntamiento nos hemos puesto a trabajar en que tuviéramos también conjuntamente con el centro de diversidad funcional, un centro de menores de Llíria, que ha estado 25 años cayéndose, que nadie se había girado a que tuviera otra proyección y que, además, tiene mucho sentido.

 La cuestión es que teníamos que actuar. Hay cientos de centros de menores, de acogida y recepción que funcionan como el reloj y solo porque haya habido un problema en Buñol y en Monteolivete, no se puede utilizar para hacer alusión al odio a emigrantes o a personas que hayan vivido situaciones traumáticas.

 Usted el presidente del Consorcio València Interior. ¿Puede contar qué es el Consorcio para aquel que no lo conoce? 

El Consorcio València Interior somos 61 municipios que trabajamos codo con codo en el tratamiento de nuestros residuos.

 Hoy que estamos inmersos en retos que nos marcan unas directivas europeas y que vivimos la deficiencia energética, todo lo que es la agenda 20-30 en cuanto a que el planeta tiene que ser más sostenible entre todos, cambiar hábitos y la mentalidad de lo que suponían los vertederos como algo que alguien se lo llevaba y desaparecía y no nos enterábamos a dónde iba todo esto. 

En cuanto a esto el Consorcio puede decir que es pionero en la Comunitat Valenciana, y podemos decir que la gente rural, la gente de interior, la gente de los pueblos es la que hoy estamos exigiendo que haya compensaciones porque es la gente que con peores recursos y situación ha trabajado más. 

A las tierras del vino, la Hoya de Buñol, Camp de Túria y Los Serranos, nos une un espacio donde a partir de lo que ha sido una manera modélica el tratamiento de nuestros residuos, estamos también inmersos de lo que nos marca la agenda 20-30 de mitigación del cambio climátio, de mitigación de riesgos de incendios forestales, de todo lo que son políticas medioambientales, porque está demostrado que el mundo rural está más concienciado, y es más útil que el mundo urbano. 

El mundo urbano va a tener que aprender mucho del mundo rural, hoy somos el referente de la Comunitat Valenciana, de los objetivos del 2020 en cuanto a rechazo a los vertederos y a la contaminación.

¿Usted sabe mucho de medio ambiente cómo presidente del Consorcio València Interior. Ahora que se acercan las elecciones, ¿cree que esa gestión del medioambiente va a ser una de las principales gestiones que van a marcar el posible futuro pacto o reedición del Pacto del Botánic ?

 Debe serlo por responsabilidad, porque no hay otra. Los retos medioambientales están ahí, tenemos que cambiar de hábitos, a nivel personal y desde las instituciones y administraciones, porque la exigencia del marco europeo nos aprieta y tenemos que asumirlos. 

Es triste que se haga por una exigencia, no podemos seguir llevando el deterioro que se ha vivido en el mundo occidental. 

¿Se considera usted positivo con el futuro del medioambiente y con las políticas que se están haciendo? 

Hablamos demasiados de las musas y no bajamos al teatro. Con esta metáfora quiero decir que no estamos haciendo los deberes. Hablamos demasiado pero no ordenamos las acciones, hacen falta más recursos, hace falta mayor convicción, mayor firmeza y mayor transversalidad en todas las decisiones porque si no los vecinos no lo van a entender.

 Es necesario tener esa misma lógica en todos los ámbitos de la vida pública. Hemos perdido una oportunidad de avanzar más todavía, no tenemos la Agencia de Cambio Climático como está donde todas las Concelleries estén poniendo todas las directrices y la prioridad clara en el marco en el que debemos trabajar todos. Creo que en la próxima legislatura es algo que se puede corregir y coger con mucha mayor fuerza

Categorías de la noticia

Otras noticias en C. Túria

Les jornades es realitzaran al conservatori municipal els dies 16 i 17 d’octubre
Es un compromiso con los niños y niñas para que puedan disfrutar del ocio durante las vacaciones de verano

Otras noticias en sucesos

También se le han imputado los delitos de usurpación de identidad y usurpación de funciones públicas
El juicio continúa con la declaración del primer testigo llamado a testificar
Comparte la noticia
Eventos y digitales valencianos, S.L. Todos los derechos reservados
-


Otros productos de Eventos y digitales valencianos, S.L.