Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
Iniciar búsqueda
Cerrar
RIBA-ROJA

Riba-Roja conectará los 800 empresas del polígono con la Nacional III y el Arco Mediterráneo

El pleno resuelve las alegaciones de los propietarios presentadas en 2009
REDACCIÓN - 05/12/2016
El polígono de Riba-Roja. //EPDA El polígono de Riba-Roja. //EPDA

El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado la expropiación de los 42.000 metros cuadrados necesarios para la construcción de un puente que permita conectar los polígonos industriales con la Nacional III de forma que mejore la red viaria con las principales ciudades del arco mediterráneo y las áreas del interior. Las obras del puente están fijadas en un coste económico de 4 millones de euros que financiarán los propietarios del suelo del programa de actuación integrada (PAI) Mas de Baló.

La aprobación plenaria elaborada por el área de Urbanismo de Riba-roja de Túria contó con los votos a favor del equipo de gobierno -PSPV, Compromís y Esquerra Unida- y de los grupos de la oposición Partido Popular y Ciudadanos y la abstención de Riba-roja Pot. El acuerdo del pleno es el punto final a un proyecto que inició su andadura en el año 2008 con la presentación del mismo.

La construcción del puente será posible gracias a la expropiación de terrenos aprobada en el pleno y que afectará en 32.674 metros cuadrados del vecino municipio de Chiva y de 9.347 metros correspondiente a Riba-roja de Túria y la resolución de diversas alegaciones presentadas por diversos propietarios del suelo y del consistorio de Chiva y que estaban sin dictaminar, incomprensiblemente, desde el año 2009.

Con la puesta en marcha del plan de comunicaciones del PAI Mas de Baló se mejorarán las comunicaciones entre este sector y el resto de polígonos industriales del área suroeste que albergan alrededor de 800 empresas y las principales ciudades españolas, especialmente, las del área mediterránea y, por ende, el eje logístico europeo y las ciudades del interior de España. De esta forma, se reducirá notablemente la duración empleada para el transporte de las mercancías, se incentivará la instalación de nuevas empresas y se evitará la fuga de otras ocurrida en los últimos meses.

El proyecto de construcción cuenta con los pertinentes votos favorables del arquitecto municipal, el informe de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) y la Comisión Territorial de Urbanismo que validó la modificación del sector Mas de Baló. Los 4 millones de euros que cuestan las obras se pagarán, equitativamente, mediante las cuotas de los propietarios del suelo afectada por el plan.

La aprobación de los accesos a la Nacional III se une al acuerdo plenario que el Ayuntamiento de Riba-roja tomó en enero pasado para la incautación de 1'9 millones de euros correspondientes al aval que promovió en el año 2002 la familia del ex presidente del Valencia Juan Soler como agente urbanizador para construir el polígono industrial y que estaba paralizado desde hace más de un lustro.

El promotor del proyecto adquirió al Ayuntamiento de Riba-roja los 50.000 metros cuadrados del excedente de aprovechamiento por un valor de 116 euros el metro por las que pagó un total de 5'8 millones euros por un suelo considerado agrícola protegido sin que en esta operación mediase subasta ni concurso público alguno. Un año más tarde, los terrenos multiplicaron su valor con plusvalías de más del 300% al pasar de los iniciales 116 a 350 euros el metro cuadrado con un montante global de 17'5 millones al pasar de agrícola a industrial.

Además, el agente urbanizador no cumplió sus obligaciones como la construcción de una depuradora de aguas residuales -ahora se trasladan hasta un sector adyacente-, la carretera de acceso y, por último, el soterramiento de la línea de media tensión que cruza los terrenos y afecta el vecino municipio de Loriguilla. Los daños causados al ayuntamiento por los incumplimientos están fijados en 1'2 millones de euros.

El equipo de gobierno de Riba-roja considera que con la aprobación de las expropiaciones "se pone el punto final a un proceso largo y farragoso que auspició el Partido Popular, permitió plusvalías enormes para los propietarios a pesar y al tiempo miró para otra parte a la hora de exigir al agente urbanizador el cumplimiento de todas las obligaciones que ahora debe llevar a cabo directamente el ayuntamiento".

Categorías de la noticia

Otras noticias en C. Túria

La primera fase del PMUS consistirá en la realización de encuestas a la población, mediciones de ruido, aforos de tráfico e inventario de aparcamientos
El "Festival de Artes Escénicas en la calle" se celebrará del 21 al 26 de julio

Otras noticias en sucesos

Los bomberos han extinguido al mediodía de hoy un incendio en un autobús de línea regular en la carretera CV-35 (pista de Ademuz). Aún se desconocen las causas del fuego por el que, afortunadamente, no ha habido que lamentar daños personales.
Un allegado avisó a los hijos de que la vivienda estaba abierta y éstos hicieron lo propio con la Policía
Comparte la noticia
Eventos y digitales valencianos, S.L. Todos los derechos reservados
-


Otros productos de Eventos y digitales valencianos, S.L.