Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
Iniciar búsqueda
Cerrar
SANIDAD

Sólo una buena cirugía puede aumentar la esperanza de vida de una mujer con cáncer de ovario

El jefe de sección de Oncología del hospital La Fe, José Gómez Codina y el ginecólogo oncólogo Lucas Minig analizan el cáncer de ovario
PILAR TAMAYO - 08/06/2019
Lucas Minig. Fotografía de Vicente Rupérez. Lucas Minig. Fotografía de Vicente Rupérez.
José Gómez Codina. Fotografía de Vicente Rupérez. José Gómez Codina. Fotografía de Vicente Rupérez.

Cambia la vida de 3.000 mujeres al año, 700 de ellas en la Comunitat Valenciana. Crece rápido, carece de un método de detección temprana, como en la mama y en el colon, y presenta síntomas tan inespecíficos que retrasan el diagnóstico. Requiere de una cirugía llevada a cabo por un ginecólogo oncólogo, muy bien entrenado, que determinará el pronóstico. En el 80% de los casos, desafortunadamente, la supervivencia es sólo de 5 años, después de la intervención. En el 20% restante, la curación se sitúa, como en la mama, en un 90%. Es el cáncer de ovario, que analizamos con José Gómez Codina, jefe de sección de Oncología del hospital La Fe, y el ginecólogo oncólogo Lucas Minig.

¿Qué mujeres lo padecen?

Lucas Minig (LM): En su mayoría, de 60 años sin un factor de riesgo conocido, como sí ocurre en otros cánceres como el de pulmón o el melanoma. Habitualmente no han sido madres y, según mi visión personal, el estrés crónico que juega un papel fundamental en el desarrollo de cualquier tipo de cáncer.

Sin embargo, Sara Carbonero, que acaba de ser intervenida de un cáncer de ovario, sí es madre.

LM: Es raro pero no imposible. El año pasado vi una paciente que estando de excursión en Cuenca, se cae y se fractura la pierna. En el hospital le hacen un TAC y accidentalmente se encuentra un cáncer de ovario ya extendido por todo el abdomen. Podemos estar ante hallazgos casuales.

¿Con qué síntomas cursa?

LM: Normalmente crece muy rápido. En 3-4 meses se extiende fuera del ovario y empieza a dar síntomas como distensión y dolor abdominal, sensación de saciedad después de haber comido poca cantidad y cambios en las frecuencias para defecar y orinar. Por tanto, son síntomas inespecíficos por lo que los pacientes acuden a varios médicos hasta que se les diagnostica de forma cierta. En EEUU hay una demora de 3 meses desde que aparece la sintomatología hasta que se diagnostica.

Puede haberse extendido ya por el peritoneo que recubre la cavidad abdominal y pélvica, que es como si fuera la pintura de las paredes de una habitación. Genera nódulos en la superficie del diafragma, sobre el intestino, el hígado, a veces sobre el bazo y más raramente dentro del hígado o en el tórax.

¿Se puede diagnosticar mediante una ecografía?

LM: No existe un método de diagnóstico precoz, como sí ocurre en la mama y en el colon. Se intentó mediante un análisis de marcador tumoral y una ecografía anual a mujeres asintomáticas y no demostró reducir la incidencia. Se puede encontrar en un control rutinario o bien porque la mujer empieza a sentir síntomas. La mujer debe ir al ginecológo periódicamente a hacerse la citología para la detección temprana del cáncer de cérvix, pero el de ovario carece de diagnóstico precoz fiable.

¿Qué pronóstico tiene?

LM: Depende del estadío en el momento del diagnóstico, de la edad de la paciente y del subtipo histológico. El único factor pronóstico a día de hoy modificable es la cirugía, es decir, depende quién te intervenga tendremos mejor o peor perspectiva. Una buena o mala cirugía pueden ser determinantes.

A más edad y más extensión, peor pronóstico.

José Gómez Codina (JGC): Es fundamental el trabajo en equipo, que es lo que más puede influir en el pronóstico, con gente que trabaje por y para el cáncer de ovario con un equipo quirúrgico especialmente entrenado. No vale cualquier ginecólogo porque son intervenciones pesadísimas.

Suele responder bien, lo que no significa que estés curando a la enferma. En principio, es un tumor quimiosensible pero a largo plazo, es bastante malo. Son tumores de entrada agradecidos porque los tratamientos suelen ser eficaces pero afecta a todos los recovecos de las asas del intestino y puede deteriorar bastante la calidad de vida de la mujer que lo sufre.

¿Qué tratamiento requiere?

JGC: Los menos casos se diagnostican en estadíos muy iniciales y se podrían tratar sólo con cirugía, cuando afectan a un solo ovario, sin la cápsula rota… Tiene una tendencia muy grande a diseminarse por el peritoneo y, en estos casos, el acto quirúrgico es importante para quitar todo lo tumoral que haya en abdomen y se requiere actuar después con quimioterapia. Dependiendo de si la cirugía es óptima o no, hay que hacer un tratamiento con quimioterapia convencional y, en algunos casos, la quimioterapia que se aplica directamente sobre la cavidad abdominal es más óptima que la sistémica.

La radioterapia no tiene ningún papel. En algunos casos en que la cirugía de entrada es imposible por el tamaño del tumor, por implantes masivos… se puede hacer una quimioterapia de inducción para reducir inicialmente el tamaño pero no es la mejor opción.

¿Qué efectos produce?

JGC: Hablamos de seis ciclos de quimioterapia, que producen los mismos efectos que cualquier quimioterapia: hace caer el pelo y puede generar náuseas y vómitos que hoy por hoy, se controlan con los tratamientos preventivos.

¿Cuál es el porcentaje de recaídas?

LM: En estadíos avanzados es del 80-90%. Pero esa información yo no la tengo el primer día y siempre hay que actuar con una intervención curativa para alargar lo máximo posible.

El porcentaje de mortalidad en estadíos avanzados con una buena cirugía, es del 50% a los cinco años. La supervivencia media se sitúa en 60-65 meses en estadíos 3 y 4, que representan el 80% de los casos.

En estadíos iniciales, hablamos de una superviencia a 5 años como la mama, de entre un 80 y un 90%. En estos casos, hablamos de tumores altamente controlables.

¿Tiene más posibilidades de desarrollar un tumor en la mama una mujer con cáncer de ovario?

LM: Hay vinculación entre el cáncer de mama y el de ovario porque el 20% de cánceres de ovario se deben a mutaciones del gen BRCA, que se hereda. Es el mismo caso de Angelina Jolie. Las guías mundiales recomiendan hacer este estudio en todas las mujeres con cáncer de ovario porque nos puede dar la información precisa para el pronóstico y desde un punto de vista terapéutico. Y es información importante para sus familias: madres, hermanas e hijas porque en caso de existir esta mutación, se puede hacer un programa de prevención en el entorno familiar.

Sin la mutación genética, haber tenido un cáncer de mama no condiciona desarrollar uno de ovario. Aconsejamos qué si vive la paciente afectada, se testee ella misma en primer lugar.

Categorías de la noticia

Otras noticias en Comunitat

El conseller ha defendido que estas comisiones son un instrumento para "evitar la conflictividad procesal", que se usa desde hace años y con otras comunidades autónomas
Seguidores de la plataforma se han concentrado frente a las oficinas de Bankia para exigir el fin de los desahucios promovidos por esta entidad

Otras noticias en sucesos

El hombre le había propinado dos patadas en la pierna izquierda y le había amenazado
Los agentes detectaron la plantación “indoor” al acudir al edificio una patrulla por una disputa vecinal e intervinieron 112 plantas de marihuana en fase de crecimiento con un peso total de 20 kilogramos
Comparte la noticia
Eventos y digitales valencianos, S.L. Todos los derechos reservados
-


Otros productos de Eventos y digitales valencianos, S.L.