Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
Iniciar búsqueda
Cerrar
ENTREVISTA

Vicente Guillem: "El test de sangre en heces puede curar la mayoría de cánceres de colon"

Hablamos con el jefe de Oncología del IVO a pocas fechas del Día Mundial del Cáncer de Colon
PILAR TAMAYO / VALÈNCIA - 29/03/2019
Vicente Guillem, jefe de Oncología del Instituto Valenciano de Oncología (IVO). Vicente Guillem, jefe de Oncología del Instituto Valenciano de Oncología (IVO).

Suena a letanía pero esconde la prevención más potente: dieta rica en frutas y verduras y pobre en carnes rojas y cerco al tabaco, al alcohol, a la obesidad y al sedentarismo. Son las barreras más eficaces contra el cáncer de colon, el más común en nuestro país, que analizamos con Vicente Guillem, jefe de Oncología del Instituto Valenciano de Oncología (IVO). 

Anualmente se diagnostican 34.500 casos, más en hombres que en mujeres, sobre todo a partir de los 65 años.

 Pero, ¡ojo!, si ya ha cumplido los 50, debería hacerse todos los años el test de sangre de oculta en heces para garantizar un diagnóstico precoz de un tumor que en estadios iniciales alcanza una supervivencia de un 92%.

 Es la cara de la enfermedad. La cruz señala que la mitad de los mayores de 50 años no se hacen el test que salva vidas.

Si alterna episodios de estreñimiento y diarrea, ganas urgentes de defecar, dolor abdominal, cansancio o pierde peso sin querer… pueden estar saltando las alarmas.¿Cuál es la incidencia?

El cáncer de colon es el tumor más frecuente en España. Cada año se diagnostican alrededor de 34.500 nuevos casos, 20.621 en hombres y 13.711 en mujeres durante 2017. Y anualmente fallecen 11.781 pacientes por esta enfermedad, la mayoría hombres, 6.892.

Aunque algunos casos se diagnostican antes de los 40 años, el cáncer de colon empieza a tener una gran incidencia a partir de los 50. El mayor porcentaje de incidencia se da entre los 65 y los 75 años. Las personas con predisposición genética suelen diagnosticarse antes de los 40 años.

¿Se puede prevenir?

Es difícilmente prevenible pero sí que podemos disminuir su incidencia si evitamos aquellos factores conocidos que aumentan el riesgo de desarrollarlo. Siempre nos ayudará una dieta sana (rica en fibra, frutas y verduras y pobre en carne roja) así como evitar la obesidad y el consumo de tabaco y alcohol.

¿Es hereditario?

Aunque la mayoría de los casos (95%) no suelen tener componente hereditario, existen factores genéticos que aumentan el riesgo de padecer la enfermedad (antecedentes familiares de poliposis adenomatosa familiar, de síndrome de Lynch o cáncer colorrectal) o factores personales de adenomas, colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn.

¿Da la cara?

El cáncer de colon es un tumor habitualmente asintomático en estadios iniciales. Sin embargo, puede presentar una serie de síntomas que van aumentando, en frecuencia e intensidad, a medida que el tumor se va desarrollando: cambio en los hábitos intestinales (diarrea, estreñimiento o ambos), necesidad urgente de defecar, sangre en las heces, dolor abdominal, cansancio o pérdida involuntaria de peso.

Algunas patologías benignas, como las hemorroides, pueden presentar signos o síntomas parecidos, pero dada la frecuencia e importancia del cáncer de colon, en cualquier persona mayor de 50 años que presente alguno de estos signos debe descartarse su presencia realizando las pruebas oportunas.

¿Cuáles son?

Los más utilizados actualmente son: el estudio radiológico del colon con un enema de bario, la prueba de sangre oculta en heces y la colonoscopia.

La mayoría de cánceres de colon se desarrollan a partir de pólipos intestinales, mediante un proceso de cancerogénesis que suele durar varios años, por lo que habitualmente disponemos de un largo periodo durante el cual podemos diagnosticar el tumor en estadios iniciales donde la mayoría de los pacientes se pueden curar.

Dado el elevado espacio de tiempo durante su desarrollo y su alta frecuencia a partir de los 50 años, la evidencia de mayores porcentajes de curaciones en estadios precoces y la disponibilidad de técnicas diagnósticas capaces de detectar el tumor y las lesiones precancerosas (pólipos), en la actualidad se aconseja realizar pruebas de colonoscopia y/o sangre oculta en heces a todas las personas mayores de 50 años independientemente de que presente signos o síntomas de la enfermedad.

La colonoscopia tiene la ventaja de ser diagnóstica y terapéutica, ya que durante la exploración pueden resecarse los pólipos existentes y evitar su malignización.

Se aconseja repetirla cada 1-2 años mientras se detecten pólipos y cada 5-7 años cuando no existan pólipos ni síntomas de la enfermedad.

¿Se trata con cirugía, radioterapia y quimioterapia?

La cirugía, la radioterapia y el tratamiento sistémico con quimioterapia , administrados solos o combinados, constituyen la base del tratamiento del cáncer de colon.

Las acciones deben planificarse dentro de un equipo multidisciplinar. En estadios iniciales, el tratamiento de elección es la cirugía, que es capaz de curar a un alto porcentaje de los pacientes. Cuando el tumor ya se ha diseminado a los ganglios locorregionales, añadir quimioterapia después de la cirugía aumenta las posibilidades de curación. Cuando la enfermedad presenta metástasis a distancia el tratamiento de elección es la quimioterapia. La radioterapia tiene un importante papel solo en el cáncer de recto, como complemento a la cirugía.

Quien ha desarrollado un cáncer de colon, ¿tiene más probabilidades de que se le diagnostique otro tumor en otra parte del cuerpo?

Tienen un riesgo ligeramente superior al de la población general de padecer un segundo cáncer, probablemente porque muchos tumores comparten los mismos factores de riesgo. Por tanto, a todos estos pacientes hay que recomendarles hábitos saludables de vida: dieta sana, ejercicio moderado y evitar la obesidad, el tabaco y el alcohol así como disminuir la ingesta de carne roja.

¿Son frecuentes las recaídas?

Depende del estadio de la enfermedad en el momento del diagnóstico. La supervivencia a los 5 años es del 92% para estadios I, del 75% para estadios II, del 60% para estadios III y de un 20% para estadios IV.

Categorías de la noticia

Otras noticias en Salud

El hospital ha organizado los días 8 y 9 de julio una serie de actividades para concienciar y sensibilizar sobre esta dolencia

Otras noticias en sucesos

Los agentes detectaron la plantación “indoor” al acudir al edificio una patrulla por una disputa vecinal e intervinieron 112 plantas de marihuana en fase de crecimiento con un peso total de 20 kilogramos
El propio arrestado que ya había sido detenido en este nuevo caso de violencia machista, apuñala a la mujer en el garaje de su casa
Comparte la noticia
Eventos y digitales valencianos, S.L. Todos los derechos reservados
-


Otros productos de Eventos y digitales valencianos, S.L.