SERRA
Patricia Amador del PP de Serra asegura que Arnal "está desesperado por demostrar que la tercera firma no es suya".
Desde la portavocía del partido en el Ayuntamiento esperan que las pruebas caligráficas “no concluyan la sentencia”
REDACCIÓN - 04/11/2016

Después del juicio al alcalde de Serra, Javier Arnal, por las obras de la Castillo de la localidad y que debía ejecutar el ministerio de Fomento y por lo que el PP de la localidad le pide 6 años de cárcel, la portavoz popular en el Ayuntamiento de la localidad, ha querido valorar los hechos y la estrategia que ha utilizado el primer edil.

Para Patricia Amador, es lícita la estrategia que está llevando Arnal en su defensa pero "queremos demostrar que ha habido firmas falsas en lo que respecta a la tercera certificación".

Según la responsable del PP de Serra, los implicados en el caso aseguran no haber firmado una tercera certificación y que solo presentaron dos porque "la suma de ambas no superan el máximo legal de acopio de material".

Los populares de Serra critican que fueron los propios acusados los que pidieron una prueba pericial "y que pagaron de su bolsillo para demostrar que la firma de la tercera certificación es falsa y es muy raro que, si esta informe tiene ocho años, hayan tardado tanto en demostrar que hay una firma que no es la del alcalde".

Amador añade que si esa prueba pericial caligráfica la hubiese pedido un juez y demuestra que de verdad no es la firma de Arna, "no tendríamos nada que decir al respecto, pero es que el propio juez ha asegurado que le faltan pruebas por lo que esperamos que los informes del perito no se concluyentes a la hora de dictar sentencia".

Desde el PP afirman que escucharon una discusión entre el alcalde de Serra y el ingeniero que debía emitir los certificados y que éste último dijo "que no iba firmar un tercero después del segundo, por lo que no nos extrañaría que el ingeniero no hubiese estampado esa tercera firma, pero estamos seguros de que el alcalde y la secretaria sí firmaron".

Patricia Amador finaliza diciendo que Arnal "intenta demostrar a la desesperada que la firma de la certificación es falsa y así evitar una sentencia que le perjudicaría políticamente".