SEGURIDAD LA TOMATINA
Un dispositivo de 700 personas velarán mañana por la seguridad de la "Tomatina", Fiesta de Interés Turístico Internacional
El dispositivo está reforzado y adaptado tras los últimos atentados y habrá un blindaje del acceso al recorrido con vehículos policiales
REDACCIÓN - 29/08/2017
Pie de foto
Pie de foto

El delegado de Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha supervisado esta tarde el l importante dispositivo de seguridad diseñado para garantizar la celebración de la Tomatina en el Cuartel de la Guardia Civil con los responsables del dispositivo, la alcaldesa de Buñol, Juncal Carrascosa, y el concejal de seguridad, Rafael Pérez.

"Hay previsto un dispositivo de más de 700 personas, entre Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, bomberos, personal sanitario, miembros de Protección Civil y voluntarios disfruten al máximo de esta Fiesta, declarada de Interés Turístico Internacional. El dispositivo está reforzado y adaptado tras los últimos atentados", ha señalado el delegado.

El dispositivo contempla las medidas correspondientes al vigente nivel 4 de activación del Plan de Prevención y Protección Antiterrorista y al refuerzo establecido el 19 de agosto y, así, por ejemplo, los efectivos de la Guardia Civil han registrado un incremento del 5%.

Habrá unos 200 agentes de la Guardia Civil, con personal de seguridad ciudadana de las Unidades Territoriales afectadas, Compañía de Requena, así como componentes de las diferentes especialidades de la Guardia Civil como Agrupación de Tráfico, Grupo de Reserva y Seguridad, Seprona, Grupo de Montaña, helicóptero, Grupo Cinológico, y Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Valencia. Contará con oficina de denuncias móviles y con el apoyo de un gendarme, con motivo del convenio de colaboración con las Policías Europeas.

"Nuestro objetivo es que sólo se hable de la guerra de tomates y que esta fiesta vuelva a dar la vuelta al mundo por su originalidad", ha añadido Moragues, quien ha agradecido el trabajo de todos los componentes del dispositivo ya que "aunque el riesgo cero no existe, hay mucha gente que se está dejando la piel para garantizar nuestra seguridad".

Uno de los puntos más importantes es el blindaje del acceso a las calles del centro por donde transcurrirán el recorrido de los camiones que transporta las 160 toneladas de tomate que se arrojarán mañana, 30 de agosto,. "Para ello, se ha establecido varios filtros de seguridad y cordones con vehículos policiales que sirvan de medida pasiva de seguridad y/o de obstáculo para vehículos externos no autorizados", ha explicado el delegado.