SUCESOS
Desmantelado un punto de venta de hachís en el distrito de Tránsits y detiene a cinco personas
En una “caleta” en uno de los coches los agentes localizaron los pasaportes de la pareja y su hijo y 3.900 euros
REDACCIÓN - 18/08/2018
Un policía nacional en el interior de uno de los vehículos.
Un policía nacional en el interior de uno de los vehículos.

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado un punto de venta de, al parecer, hachís en el distrito de Tránsits de Valencia y han detenido a cinco personas de entre 22 y 29 años, de origen español y argelino, como presuntas autoras de un delito contra la salud pública. Los agentes han intervenido casi un kilo de, al parecer, hachís, unos 5.500 euros y tres teléfonos móviles. En uno de los coches los policías localizaron una "caleta" en el frontal del salpicadero en cuyo interior había una funda de plástico que contenía los pasaportes de dos de los detenidos y de su hijo menor, una cartilla bancaria y 3.900 euros.

Las investigaciones se iniciaron cuando los policías tuvieron conocimiento de la posible existencia de un punto de venta de, al parecer, hachís en un domicilio del distrito de Tránsits de Valencia.

Durante las investigaciones, los agentes detuvieron a dos jóvenes con una pieza de, al parecer, hachís con un peso de unos 48 gramos, cuando salían apresuradamente del citado domicilio en el que acababan de adquirir la sustancia.

Continuando con las investigaciones, los policías averiguaron la identidad del morador de la vivienda, así como que en la venta de la sustancia estupefaciente le ayudaría otro hombre que era su cuñado.

Los agentes averiguaron que los compradores al parecer contactaban vía whatssap con el vendedor y una vez llegaban al domicilio llamaban al telefonillo y tras dar su nombre, éste les abría y subían a la vivienda, donde se realizaba la compra-venta.

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes realizaron una entrada y registro en el domicilio donde intervinieron dinero y unos 50 gramos de, al parecer, hachís, y detuvieron al principal sospechoso. Seguidamente realizaron un registro en los tres coches, localizando en uno de ellos en una "caleta" los pasaportes del ahora detenido, su pareja y su hijo menor junto con 3.900 euros y una cartilla bancaria, por lo que detuvieron también a la mujer. Al día siguiente el cuñado fue detenido.

Los detenidos, tres de ellos con antecedentes policiales, dos han pasado a disposición judicial, mientras el resto tras ser oídos en declaración fueron puestos en libertad, no sin antes ser advertidos de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando para ello fuesen requeridos.