EL PICUDO
Carolina Punset, eurodiputada de ALDE: ''Últimamente simpatizo con Joan Ribó por los carriles bici de València''
''La política nueva es mucho peor que la vieja'', asegura la ex síndica de Ciudadanos en les Corts Valencianes
PERE VALENCIANO - 03/02/2019
Junto a la eurodiputada Carolina Punset.
Junto a la eurodiputada Carolina Punset.
El Parlamento Europeo a las 11.30 horas el jueves 31 de enero de 2019. EPDA
El Parlamento Europeo a las 11.30 horas el jueves 31 de enero de 2019. EPDA
Uno de los obsequios de ALDE. EPDA
Uno de los obsequios de ALDE. EPDA
Portada del trabajo presentado por la Punset sobre la energía eólica. EPDA
Portada del trabajo presentado por la Punset sobre la energía eólica. EPDA
(Recuperamos el artículo publicado en febrero en www.elperiodicodeaqui.com)Jueves, 31 de enero de 2019. Un grupo de valencianos acude al Parlamento Europeo, en Bruselas, para conocer un poco mejor el lugar donde se toman decisiones que afectan a todos los ciudadanos. Invitados por la eurodiputada del grupo ALDE, ex de Ciudadanos, Carolina Punset, reciben una charla de una funcionaria -con saludo incluido de la Punset- antes de entrar en el plenario, donde apenas una decena de diputados se dirigen al presidente del Parlamento Europeo, el italiano Antonio Tajani, ante un auditorio -formado por 751 diputados- vacío. Media hora más tarde, el hemiciclo comienza a llenarse de europarlamentarios. Es el día en el que el europarlamento se posiciona a favor de Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela. El grupo de valencianos, formado mayoritariamente por representantes de Demòcrates Valencians como el día anterior fueron los de la formación Contigo Somos Democracia, compartieron mesa y mantel con la eurodiputada y su asesor en una hamburguesería próxima, donde Punset trasladó su punto de vista de la política europea y aprovechó para hablar de su futuro e incluso de la política autonómica valenciana. De València, donde reside con su marido, el diputado autonómico también ex de Ciudadanos, Alexis Marí, dijo que ''últimamente simpatizo con Joan Ribó por los carriles bici''. En su opinión, es la mejor política de movilidad que se podía hacer.
Asegura que su futuro pasa por la iniciativa privada. ¿Ha tenido ofertas para seguir en política, como encabezar la candidatura de Contigo para las elecciones europeas del último domingo de mayo? La respuesta es afirmativa. ''Sí y no es la única, pero no voy a seguir''. Esta abogada y perito caligráfico considera que la ''política engancha, tanto si eres materialista, por lo que se gana, como si eres idealista, porque siempre puedes hacer cosas para mejorar la vida de la gente'', pero reconoce que es un camino lleno de sinsabores y puñaladas. En la conversación informal, recuerda sus ocho años como concejala en Altea (La Marina Alta-Alicante) en la formación independiente de corte progresista y ecologista CIPAL, luchando contra el urbanismo salvaje.
Tras un breve paso como portavoz en les Corts Valencianes por Ciudadanos, dejó este puesto por el de eurodiputada por la formación de Albert Rivera, que abandonó, sin dejar el acta, cuando el partido pasó de ser socialdemócrata a girar hacia la derecha. Este salto al grupo de no adscritos, dentro de ALDE, no lo dio sola, sino que con ella se fueron concejales, el diputado José Enrique Aguar y cuatro diputados autonómicos, entre ellos el que era portavoz y hoy es su marido, Alexis Marí, quien desde entonces mantiene una relación estupenda con el Govern del Botànic, tanto socialistas como Compromís. Tras su paso por Ciudadanos, lo tiene claro: ''la política nueva es mucho peor que la vieja''.
En Europa, su trabajo ha sido escaso. Sin un partido detrás y sin decisión de continuar en política, ha mantenido un perfil bajo, excepción hecha de la polémica visita al fugado Carles Puigdemont en Waterloo un 9 d'Octubre, para multiplicar el morbo, y un trabajo junto a Antonio Aledo titulado 'Los enfoques energéticos de la transición verde. El caso de la energía eólica', de 37 páginas. Aunque por lo que más ha destacado ha sido por ejercer de embajadora de diversos colectivos de la Comunitat Valenciana en Bruselas.
Carolina Punset, la hija de Eduard, el fichaje estrella de Ciudadanos para las elecciones autonómicas de la Comunitat Valenciana en mayo de 2015, se va. Pero siempre quedará, además de su paso por la política municipal, la fugaz autonómica y la europea, aquella polémica que se hizo viral con el hashtag #aldeanos en el discurso de investidura en junio de 2015. Ante unes Corts Valencianes con diputados perplejos, destacó la importancia de una educación que no "abandone las lenguas universales para recuperar una minoritaria -el valenciano-" que, aunque puede ser entrañable, es poco útil para encontrar empleo". Y remarcó, a continuación, "allá donde triunfa la inmersión lingüística estamos volviendo a la aldea". Era de esperar, por tanto, que acabara en el grupo ALDE, de aldeana. Ciudadana europea. Hasta siempre, Carolina.
(Tras leer el artículo, Carolina Punset ha querido hacer varias aclaraciones: en cuanto a actividad parlamentaria figura en el puesto 60 entre 751 eurodiputados y respecto al tema lingüístico, asegura que en su día asegura destacó la importancia de la educación plurilingüe y se pronunció contra la inmersión lingüística en una sola lengua, sea la que sea)
Una funcionaria del Parlamento Europeo el jueves pasado. EPDA
Una funcionaria del Parlamento Europeo el jueves pasado. EPDA