SAN ANTONIO DE BENAGÉBER
El ayuntamiento se equivoca y los vecinos tendrán que pagar el error hasta 58 euros más en el recibo del agua
El consistorio tiene que recuperar 63.000 euros por calcular mal la tasa TAMER
REDACCIÓN - 07/03/2019
Pie de foto
Pie de foto

La equivocación del ayuntamiento de San Antonio de Benagéber al calcular la tasa TAMER del agua municipal del primer semestre de 2018 va a tener sus consecuencias. En el próximo recibo que se cobrará a principios de mayo los vecinos verán incrementada su factura en 58 €.

Una vez más los problemas derivados del suministro municipal de agua se acumulan. En esta ocasión el consistorio calculó mal el recibo del agua municipal del primer semestre de 2018. La tasa TAMER (tratamiento y eliminación de residuos urbanos) bajó en 2018 y tiene 5 tramos en función del consumo de agua de la vivienda, y va desde los 33 € a los 226 € anuales. Pero a muchas viviendas le imputaron una tasa TAMER inferior a la que les correspondía. Ahora, tienen que rectificar ordenando cobrar este recibo con carácter extraordinario en plena campaña electoral.

Esta información ha sido hecha pública por Plataforma–GuayemSAB-Compromís quien ha explicado de las consecuencias de este edicto a la ciudadanía. El escrito publicado en el BOP el pasado 4 de marzo aprueba "el Padrón Complementario TAMER por Agua 1er Semestre 2018…en cuyo resumen hay un total de 62.882 euros" de deuda por ajustar. El edicto señala que "pone en conocimiento de los interesados que durante el periodo comprendido entre el 1 de marzo hasta el 31 de mayo próximos, ambos inclusive, estarán al cobro, en periodo voluntario, los recibos correspondientes a los referidos Padrones". Y que "transcurrido el referido plazo de ingreso, las deudas serán exigidas por el procedimiento de apremio y se devengarán los correspondientes recargos del período ejecutivo, los intereses de demora y, en su caso, las costas que se produzcan".

El portavoz de Plataforma-GuayemSAB-Compromís, Ramón Orozco considera "inaceptable" y tilda de "otro grave error" la gestión administrativa de los actuales responsables del ayuntamiento. "¿Por qué los ciudadanos tenemos que pagar la inoperancia y los errores de un ayuntamiento cuya principal misión seria velar por nuestros intereses y nuestra calidad de vida?" Orozco recuerda que a los recientes problemas por falta de presión, cortes de suministro y excesiva cantidad de sólidos en el agua de los grifos de la ciudadanía se une los problemas de pésima calidad del agua, -no sólo por los altos niveles de nitratos- que la hacen No Apta para el consumo, sino también por la falta de explicaciones del actual gobierno municipal.

Asimismo recuerda que el gobierno municipal podía haber dedicado una parte del superávit estructural o de las cuantiosas subvenciones recibidas de Diputación y Conselleria, -varios millones de euros-, a solucionar este grave problema. Para GuayemSAB está "claro como el agua" que éste es un problema que el actual gobierno no sabe resolver. "Les falta conocimiento de la administración y capacidad para resolver el día a día. Y el tema del agua en concreto les ahoga".