VIVIENDA
El precio de la vivienda en Pla del Real (València) supera los 4.500 euros/m2
Este distrito se convierte en el más caro de València, con la Plaza de la Legión Española como la calle más exclusiva de la ciudad
REDACCIÓN - 27/03/2019
Propiedad en Pla del Real
Propiedad en Pla del Real
La Comunidad Valenciana, que durante años fue sinónimo de obra nueva, ha pasado a liderar el ranking de España en la compraventa de viviendas de segunda mano. 
El 87% de los inmuebles vendidos en esta región en 2018 ya habían tenido algún propietario antes, según la Estadística inmobiliaria del Colegio Oficial de Registradores de la Propiedad. 
Un informe que también sitúa a Valencia como la tercera comunidad más atractiva para los extranjeros, solamente superada por las islas Baleares y Canarias. "La demanda internacional continuará siendo uno de los puntales de la actividad inmobiliaria en la Comunidad Valenciana", subraya el Informe de mercado 2018-19 elaborado por Engel & Völkers.
 "A pesar del crecimiento del 16% experimentado en el precio de la vivienda en la ciudad del Turia durante 2018, el coste de los inmuebles sigue siendo atractivo respecto a otras grandes capitales", destaca Miguel Ángel Cantos, director del Metropolitan Market Center (MMC) de Engel & Völkers Valencia.
 Este significativo incremento, desigual por distritos, ha situado a El Pla del Real como el más caro de Valencia con un precio de 4.823 euros/m2, según los datos de las operaciones realizadas por la inmobiliaria en la ciudad. Pla del Real que, junto a Eixample, es una de las zonas más prestigiosas de Valencia cuenta también con la calle más cara. 
Con un precio medio de 3.900 euros/m2, la Plaza de la Legión Española supera el coste de las tradicionales vías de Jacinto Benavente, Cirilo Amorós o Gran Vía del Marqués del Turia, donde el precio medio de las viviendas se sitúa en torno a los 3.200 euros/m2. Unas cifras que se alcanzan también en algunas direcciones de la Ciudad de las Ciencias y playas como la Patacona que mantiene al Cabanyal-Canyamelar como una de las zonas de moda de la ciudad para residir. 
En Ciutat Vella, centro histórico, cultural y político donde se observa ya una consolidación de los precios, destaca la calle Paz donde se pueden encontrar viviendas con precios de hasta 3.500 euros/m2. A pesar del incremento de precios, el tiempo medio que se tarda en vender un inmueble en la capital valenciana es inferior al resto de España en casi dos meses, lo que indica el buen momento de la inversión inmobiliaria en la ciudad.
 En zonas urbanas consolidadas dentro de la capital, "el tiempo medio de venta ha pasado de 186 días a 150 días", indica Miguel Ángel Cantos. El apetito inversor también ha permitido que Engel & Völkers Valencia logre un hito con la venta de un ático en Eixample por cuatro millones de euros, la operación más elevada que ha realizado la inmobiliaria hasta el momento en la ciudad.
El alquiler despega con fuerza 
El mercado del alquiler en Valencia se mantiene a pleno rendimiento tras registrar un crecimiento del 30% en el volumen de operaciones que se espera algo más moderado, en torno al 20%, de cara a 2019. 
El precio medio se sitúa en 10 euros/m2 dentro de un rango que oscila entre un máximo de 14 euros/m2 de distritos como Eixample y Ciutat Vella y un mínimo de 7 euros/m2 en zonas como la Eliana.
 A lo largo de 2018 se ha observado un aumento de la demanda en edificios residenciales del centro de viviendas entre dos y cuatro dormitorios en superficies desde 90 m2 hasta 150 m2, si bien el 25% de los clientes de Engel & Völkers han solicitado unifamiliares independientes con jardín y piscina privadas con un mínimo de 200 m2. 
Es reseñable el aumento de arrendatarios extranjeros con un nivel adquisitivo muy alto, en gran parte directivos de grandes multinacionales, hasta llegar a acaparar el 56% de las operaciones liderados por franceses, italianos, británicos y norteamericanos. 
Las zonas con más demanda de alquiler en Valencia son cinco: La Ciudad de las Ciencias, las Cortes Valencianas, la playa de Valencia, Eixample y Campolivar y Santa Bárbara. 
La playa de Valencia, impulsada por el nuevo proyecto urbanístico de la ciudad, que despierta el interés de clientes extranjeros e inversores ya registró un importante incremento de precios y demanda en 2017 que se ha mantenido durante el pasado ejercicio.