VIOLENCIA MACHISTA
Libertad con cargos para los padres del asesino de su pareja de Vinaròs
El juez instructor, con competencias en materia de violencia de género, ha decidido también prorrogar un mes el secreto de las actuaciones
EFE - 10/04/2019
Captura de un vídeo facilitado por la Guardia Civil, de la detención del novio de la joven desaparecida en Vinaròs (Castellón). EFE/ Guardia Civi
Captura de un vídeo facilitado por la Guardia Civil, de la detención del novio de la joven desaparecida en Vinaròs (Castellón). EFE/ Guardia Civi
El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de Vinaròs ha acordado hoy la libertad provisional de los padres del joven que se encuentra en prisión preventiva desde el pasado lunes por la muerte de su compañera sentimental, cuyo cadáver fue localizado en Ulldecona (Tarragona) aunque residía en la localidad vinarocense, aunque ambos progenitores han quedado investigados por un delito de homicidio.
Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, el magistrado les ha impuesto como medidas cautelares la prohibición de salida del territorio nacional, la retirada del pasaporte y comparecencias en el juzgado los días 1 y 15 de cada mes.
El juez instructor, con competencias en materia de violencia de género, ha decidido también prorrogar un mes el secreto de las actuaciones.
Los padres del presunto asesino de su pareja fueron detenidos ayer por su supuesta implicación en los hechos y han pasado a disposición judicial esta mañana.
El lunes, el titular del Juzgado de Instrucción y Violencia de Género número 4 de Vinaròs (Castellón) decretó el ingreso en prisión provisional de la pareja de la mujer -un hombre de nacionalidad rumana y 22 años- cuyo cadáver fue encontrado con signos de violencia y enterrado en un descampado en Ulldecona, a veinte kilómetros de Vinaròs, donde residía la víctima.
El juzgado investiga al detenido en una causa declarada secreta por un delito de homicidio/asesinato y ha ordenado su ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza, según el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).
Además del presunto asesino, fueron detenidas por estos hechos otras dos personas, inicialmente investigadas por el mismo delito y que han quedado en libertad con la obligación de comparecer en el juzgado una vez al mes.
Este último crimen eleva a 991 las mujeres víctimas mortales de la violencia de género desde 2003, año en que empezaron a realizar estadísticas sobre este tipo de delitos. El 31,8 % de esas mujeres asesinadas eran extranjeras.