RIBERA ALTA
La Guardia Civil detiene a un varón por un delito de hurto continuado de colmenas de abejas en la localidad de Real de Montroy
El Equipo Roca de la Guardia Civil de Sueca junto con la Guardia Civil de Llombay en el marco de la operación "BEEKEEPER" ha procedido a la detención de un varón de 61 años por su implicación en supuestos delitos de hurto en colmenas de abejas
REDACCIÓN - 08/08/2019
La Guardia Civil realiza la investigación en las colmenas. EPDA
La Guardia Civil realiza la investigación en las colmenas. EPDA

La Guardia Civil de Valencia en el marco del "Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas, avícolas y ganaderas" ha procedió a la detención de un varón de 61 años de edad y de nacionalidad española, por su supuesta implicación en un delito continuado de hurto de colmenas en Real de Montroy.

El Equipo Roca de la Guardia Civil de Sueca en colaboración con la Guardia Civil de Llombay inicio la operación "BEEKEEPER" al objeto de esclarecer varias sustracciones de colmenas en la localidad de Real de Montroy.

Un apicultor de la localidad de Real de Montroy denunció el pasado día 06 de julio 2019 la sustracción de 20 colmenas, manifestando venir sufriendo varios hurtos los últimos dos años. 

Como consecuencia de la denuncia y gran investigación los agente del Área de investigación de la Guardia Civil de Llombai en coordinación con el Equipo ROCA de Sueca, pudieron localizar al presunto autor de los hechos, procediendo a la entrada y registro en su domicilio de Montroy con el objeto de recuperar las colmenas que yacían en el interior de dicho lugar.

Finalmente se procedió a la incautación de 110 colmenas, de la que hasta el momento se ha podido a localizar a 4 perjudicados y hacer entrega de las mismas.

En la inspección realizada a las colmenas, se pudo descubrir que todas las colmenas habían sido alteradas de su estado original, al objeto de no poder ser identificadas por otros apicultores, utilizando para ello silicona, cinta americana y pinturas, dejando las colmenas con otra imagen diferente e imposible reconocimiento, ya que las hendiduras provocadas por las marcas de fuego del apicultor original fueron tapadas mediante este procedimiento.

También se detectó que el número de Apicultor que figuraba en todas las colmenas y que se suponen pertenecía al detenido, causó baja en el año 2006 y pertenecían a una señora de la localidad de Montroy.

Se continua con la búsqueda de perjudicados, ya que se han localizado varias colmenas con nuevos números de apicultor, lo que podría ascender el número de delitos esclarecidos.

Todo el material incautado asciende al valor económico de 9.000 euros y se han intervenido 110 colmenas.

Fruto de las intensas gestiones realizadas y de las pesquisas obtenidas por parte de los agentes encargados del caso, se pudo detener al autor de los hechos, un varón de 61 años de nacionalidad española por un presunto delito continuado de hurto.

Las diligencias instruidas han sido entregadas al Juzgado Primera Instancia de Instrucción nº3 de Picassent.