DANA
Cortados todos los accesos a Orihuela, tras caer casi 150 litros/m2
Persiste la alerta roja en el sur de la provincia de València y en toda la provincia de Alicante
EFE - 12/09/2019
Desalojan la Cantería de Ontinyent
Desalojan la Cantería de Ontinyent
Vecinos de La Canterería tratando de ponerse a salvo. EPDA
Vecinos de La Canterería tratando de ponerse a salvo. EPDA
Circulación de trenes dificultada por un temporal de lluvia. EFE/Archivo
Circulación de trenes dificultada por un temporal de lluvia. EFE/Archivo
Los accesos por carretera a la ciudad de Orihuela (Alicante) se encuentran cortados después de que en las últimas horas se hayan recogido cerca de 150 litros por metro cuadrado.
El ayuntamiento de Orihuela ha decretado el nivel cero del centro de coordinación municipal y fuentes de la policía local han indicado que se encuentran "desbordados" ante la cantidad de agua que está cayendo y que ha inundado muchas de las calles.
Hasta el momento y según la estación meteorológica de MeteOrihuela, el casco urbano ha registrado 147,2 litros por metro cuadrado mientras en la pedanía de San Bartolomé la cifra se eleva a 159,8 litros y en Rincón de Bonanza aún más, hasta 172,2.
Estas lluvias torrenciales han dejado también calles inundadas en otros municipios de la comarca de la Vega Baja, como Albatera o Redován, municipio éste último donde se han observado hasta el momento 141,8 litros por metro cuadrado.
El ayuntamiento de Redován ha confirmado, a través de un comunicado, que se ha activado el plan de emergencias ante la situación de "fuertes lluvias y la gran cantidad de agua registrada durante la mañana, que ha colapsado las calles del municipio".
Además, se ha convocado al personal de la Policía Local y brigadas, entre otros, para "redistribuir el trabajo e intentar paliar, en la medida de lo posible, la situación".
En Rafal se han recogido 153,8 litros por metro cuadrado, mientras en municipios como Almoradí o Rafal se han contado 72,4 y 62,6 litros, respectivamente.
Cortada circulación de trenes en Ontinyent y en La Encina-Font de la Figuera tras desbordarse el río Clariano

El río Clariano se ha desbordado a su paso por Ontinyent a consecuencia del temporal de lluvias que afecta a la Comunitat Valenciana y que ha dejado en ese municipio valenciano algo más de 180 litros por metro cuadrado en 24 horas. 

Según Emergencias de la Generalitat, la Policía Local de Ontinyent ha confirmado que los accesos a la zona afectada están bloqueados. 

Además, un tren de la línea Xàtiva-Alcoi ha quedado interrumpido a las 6.10 horas en Ontinyent por acumulación de agua en la vía, y otros tres trenes han resultado afectados por el corte de la circulación entre las estaciones de La Encina y La Font de la Figuera. En el tramo entre las estaciones de La Encina y La Font de la Figuera no hay circulación ferroviaria desde las nueve de la mañana debido a la acumulación de agua en la vía, según Adif, y Renfe ha establecido un plan alternativo por carretera para trasladar a los viajeros a su destino. 
Esta interrupción por las lluvias afecta a dos trenes de larga distancia que unen Alicante con Barcelona: un Talgo que ha quedado detenido en Villena y desde ahí se hará el trasbordo de los viajeros por carretera hasta Valencia, y un Euromed entre Alicante y Valencia, cuyos pasajeros harán el trayecto en autobús, ha informado Renfe. Otro tren, este de media distancia, entre Alcázar de San Juan y Valencia Nord, ha quedado interrumpido en Almansa y los viajeros tendrán que hacer el recorrido por carretera. En el caso de la línea Xàtiva-Alcoi, la circulación ha sido interrumpida en Ontinyent por acumulación de agua y se ha establecido la circulación en autobús entre Ontinyent y Xàtiva.
El sur de la provincia de Valencia y toda la provincia de Alicante permanecen desde las 00.00 horas de este jueves en alerta roja por precipitaciones de 180 litros por metro cuadrado en 24 horas y 90 l/m2 en una hora.
Ontinyent alcanza 297 l/m2 en 24 horas, su registro más alto del último siglo
La ciudad de Ontinyent (Valencia) ha acumulado 297 litros por metro cuadrado en las últimas 24 horas, la mayor cantidad de lluvia registrada en el municipio desde que en 1917 se comenzaron a recoger los datos pluviométricos.
Según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), de estos 297 litros acumulados en Ontinyent, 202,2 litros han caído en las últimas seis horas.
Si la medición se refiere a las últimas ocho horas, la cantidad de lluvia acumulada en Ontinyent ha sido de 273,4 litros por metro cuadrado.
Bomberos trabajan en el rescate de una treintena de vecinos en Ontinyent
Los bomberos trabajan en el rescate de una treintena de vecinos del barrio de Canterería, en Ontinyent, que se han visto afectados por el desbordamiento del río Clariano a consecuencia del temporal que ha dejado en este municipio cerca de 300 litros por metro cuadrado en 24 horas.
Así lo ha asegurado a EFE el alcalde del municipio, Jorge Rodríguez, quien ha indicado que hasta el momento ya han sido rescatadas una quincena de personas y ha subrayado que hasta el momento no se han producido daños personales.
Rodríguez ha destacado que aunque ahora la situación está "un poco más tranquila" pero en seis horas "han caído como 300 litros por metro cuadrado", datos históricos de todo el historial de lluvias de más de cien años que tiene el municipio.
Canterería, según ha explicado Rodríguez, es un barrio donde reside poca gente. "Es una zona degradada y hay mucha casa deshabitada", ha indicado.
"Calculamos que en la zona de Canterería hay en torno a 30 personas, de las que ya se ha evacuado en torno al 50 por ciento y están los bomberos trabajando para sacar al resto".
No obstante, ha indicado, "se les ha pedido que mientras están en casa, están bien, que se suban a los pisos más altos y se esperen porque mientras no baje la corriente solo se puede acceder desde la parte superior pero no desde la parte que da al río".
Los bomberos han confinado a los habitantes de las viviendas en sus casas y les han instado a permanecer en las segundas plantas de los inmuebles y, en los casos en que se teme por la resistencia de la estructura, han sacado a los vecinos a través de pasarelas instaladas al efecto.
Según el inspector jefe de Bomberos que se encarga de la situación de emergencia, José Miguel Basset, el barrio de Canterería ha resultado "muy afectado" por el desbordamiento del río Clariano y el agua ha llegado a las primeras plantas.
Se trata de un barrio de casas bajas en el que las viviendas no tienen más de dos plantas, según Basset, que ha indicado que todos los medios disponibles han sido desplazados a la zona, así como los medios de Divalterra.
Jorge Rodríguez ha señalado que el desbordamiento del río solo se ha producido en ese barrio del municipio, que "significa prácticamente el trozo habitado que hay cercano al río".
"Es una zona amplia pero vive en ella muy poca gente, entre 30 o 40 personas", ha indicado el alcalde, quien ha explicado que hay un tramo que se ha podido evacuar a pie, lo que significa que mucha gente había podido salir ya y solo se está actuando en la que ha quedado rezagada.
En torno a las siete de la mañana se ha empezado la evacuación, pero en esa zona desde las seis a las ocho de la mañana "es cuando ha caído todo" y sumado a las lluvias registradas en Bocairent "el río venía lleno".
Rodríguez ha destacado que hasta el momento no se ha producido ningún daño personal y en el caso de los materiales, se evaluarán con posterioridad, y ha señalado que han pedido recursos para tratar de sacar de las casas "sobre todo a los niños y a las personas más mayores".
El alcalde ha explicado que los bomberos están desalojando a las personas ayudados por cuerdas por la parte trasera de las casas, que da a una especia de barranco.
Según ha explicado, las previsiones meteorológicas "continúan siendo preocupantes" y ha señalado que van a mantener los colegios cerrados hasta nueva orden y continuarán "atentos a ver si da una tregua el tiempo".
De esta forma, ha dicho, "si tenemos la Canterería vacía, que es el único punto que puede ser susceptible de inundación, lo demás son daños materiales".
Ontinyent está situado en la Vall d'Albaida, comarca valenciana en la que la Generalitat ha establecido la emergencia situación cero por riesgo de inundaciones.
Cortados todos los accesos a Orihuela, tras caer casi 150 litros/m2