CAUDETE DE LAS FUENTES
Los íberos conquistan Caudete de las Fuentes
El yacimiento de Kelin vivió un fin de semana de recreaciones y actividades de evocación histórica y didácticas
REDACCIÓN - 17/10/2019
Kelin. Caudete de las Fuentes
Kelin. Caudete de las Fuentes
El pasado fin de semana del 11 al 13 de octubre, Caudete de las Fuentes retrocedió en el tiempo 23 siglos para revivir la época en la que íberos y romanos habitaron la ciudad de Kelin. Por décimo quinta vez, vecinos, documentalistas y visitantes recorrieron durante estos tres días "el camino de la historia: De Kelin a Utiel". "Ha sido una experiencia increíble recorriendo el camino que une Utiel y Caudete de las Fuentes, reviviendo la apasionante historia de nuestra comarca. Un patrimonio cultural que debemos conocer y dar a conocer. Una apuesta por la autenticidad que pone en valor la riqueza de nuestro territorio y nos define e identifica", ha comentado la alcaldesa de la localidad, Vanesa López Guijarro.
Toda la sociedad civil de Caudete de las Fuentes se volvó con la celebración en la que no faltaron los talleres íberos del colegio de Caudete. Los más pequeños realizaron sus propias cuentas de collar y sus tabas mientras que los más mayores elaboraron sus tejuelos (juegos antiguos y las fichas para jugar).
Los jóvenes pudieron adentrarse en la cultura íbera gracias a los conocimientos de una arqueóloga. Posteriormente, tanto los profesores como los alumnos participaron el 20 y el 21 de octubre en las jornadas de puertas abiertas de Kelin.
Las jornadas arrancaron el pasado 11 de octubre en la Casa de la Cultura de Utiel, con la proyección del documental "Acércate al misterio. Kelin, yacimiento arqueológico"; y la conferencia "In via veritas. Kelin en la encrucijada", que corrió a cargo del profesor Antonio Ledo.
El sábado 12 de octubre, la actividad se trasladó hasta el siglo XIX con la batalla de los héroes del Tollo entre los soldados españoles del Regimiento de la Princesa y el ejército napoleónico.
Las visitas a la colección museográfica de Caudete, los talleres y las tiendas de artesanía y productos locales completaron un programa de actos secundado por centenares de visitantes que participaron en las evocaciones históricas y fantásticas a la época iberorromana.