BIRRAS DE AQUÍ
Festivales igualitarios
Francisco Adán y Albert Llueca
- 06/12/2019
Francisco Adán y Albert Llueca
Francisco Adán y Albert Llueca
ALBERT LLUECA
"No utilices a las víctimas!" "¡Que nos están matando!" "¡Aprende feminismo!" Això és el que li deien a Alejandro Vila, el regidor de VOX, quan en la seua intervenció al Ple anunciava que anava a votar en contra de la proposta de festivals més igualitaris i lliures de masclisme que havia proposat el partit socialista.
La part argumentativa del punt aprovat recorda que Sagunt ha sigut adscrita com a municipi a la xarxa contra la violència de gènere, «raó de més per a tindre ben present el compromís ferm per la igualtat i el respecte des d'este ajuntament. Considerem que no hem de fomentar ni potenciar l'atracció de grups o artistes les lletres i els versos de cançons dels quals incloguen paraules malsonants, masclistes o fora de lloc cap a les dones». També esmenta la gran repercussió mediàtica dels festivals organitzats a Sagunt, la bona acceptació i participació de públic, alhora que reconeix que s'ha de millorar en diferents aspectes d'organització: «Sabem que la població es dinamitza i per tant els nostres comerços també es veuen recompensats per la seua atractiva localització. A més, en l'àmbit turístic ens convertim durant setmanes en un referent nacional».
Però que va fer que alguns regidor i regidores abandonaren el ple o inclús els xiquets i xiquetes que estaven en el públic, doncs el discurs del regidor del partit d'ultradreta que va criticar la quota paritària d'artistes i, en un extens discurs, va aprofitar per a mostrar el seu rebuig als 'quiosquets feministes', acusar els socialistes de tindre una doble moral a l'hora de demanar drets per a les dones però no per als homes i fer un al·legat en favor de la presó permanent revisable. Unes paraules que van deslligar la indignació dels assistents i que van desembocar en un vot negatiu a la moció per part de Vox, vot que va trencar la unanimitat.
La lluita feminista ha de ser unànime. La lluita contra la violència de gènere ha de ser unànime. La lluita social ha de ser unànime.
Aquest serà el primer xoc de molts està legislatura, bó el segon el primer va ser un punt abans i Guillermo Sampedro ho va definir perfectament: "qualsevol feixista hauria de besar el sòl per on passen persones com Vicente Madrid".
FRANCISCO ADÁN
Todo se ha liado. Todo. Se mezclan mensajes, datos, estadísticas y para quienes no comulgamos con un postulado ni con otro, es una invitación a acabar apaleado por un lado y por otro pero no me resisto a decir lo que pienso entre otras cosas porque ya lo he dicho muchas veces.
Se puede hacer un festival musical donde se inviten y proscriban canciones y mensajes machistas (aunque el Ayuntamiento hace meses permitiera un festival de música reggaetón) sin necesidad de tener que caer en eso de contratar por razón de género, es decir, mitad mujeres, mitad hombres, se debería premiar y contratar por razón de la calidad, no por otras razones. Negar que existe un número intolerable de mujeres asesinadas por sus parejas y exparejas, así como que existe una multitud de violencia oculta contra las mujeres y que es un problema que debe de ser atacado con todos los medios públicos posibles, no debe evitar decir que España tiene una tasa de feminicidios por debajo de la mayoría de los países de europeos. Esta estadística tratada sobre cualquier otro delito sería procedente para realizar un estudio y análisis objetivo.
Decir que se ha de perseguir a todo aquel que violente, intimide, agreda, maltrate física o psíquicamente a una mujer por el hecho de ser mujer es perfectamente compatible con el hecho de afirmar y confirmar, y este es mi criterio desde que se aprobó por unanimidad en el Congreso, que la Ley de Violencia de Género es discriminatoria por razón de género por cuanto se imponen medidas más gravosas al presunto investigado por el hecho de ser hombre ¿eso significa que no se deberían tomar medidas preventivas, alejamiento y control del maltratador? Por supuesto que no, se han de tomar, pero no hemos de olvidar que estamos en un Estado de Derecho y las garantías procesales penales son para los encausados y que uno es inocente hasta que se demuestre lo contrario.
Decir que es imperativo acabar con las relaciones tóxicas que generan diferentes grados de violencias y además, desde bien jóvenes y acabar con la discriminación en todos los niveles pero, sobre todo, con la de las mujeres, no impide hablar de que las relaciones tóxicas se pueden dar también en relaciones donde el hombre es la víctima o en parejas homosexuales y también en diferentes situaciones familiares: padres- hijos; nietos-abuelos. Se debería poder decir todo esto pero no decirlo cada vez que se hable de violencia de género como contra argumento. En definitiva, se debería poder hablar y argumentar sin populismos baratos y sin dogmas mesiánicos.