RAÚL ALMONACID
Las exiguas plantillas docentes en la Comunidad Valenciana
Delegado de Educación del sindicato CSIF en la Comunidad Valenciana
- 14/12/2019
Raúl Almonacid
Raúl Almonacid

Hasta hace algunos años contábamos con un modelo de plantillas para la etapa de Educación Primaria, donde básicamente por cada unidad de esta etapa había un maestro de Educación Primaria. Además, claro está, de los correspondientes docentes especialistas de otras áreas, según número de unidades del centro.

A partir de la Orden 12/2013 de 14 de marzo, de la Conselleria de Educación, por la que se fijan los criterios para la determinación de las relaciones de puestos de trabajo y se publican las plantillas tipo de los colegios públicos de Educación Infantil y Primaria, comienza a haber un desfase entre las unidades de Educación Primaria y el número de puestos de trabajo de Educación Primaria en los centros educativos.

En el anexo II de la citada Orden, vemos la relación de puestos de trabajo de la etapa de Educación Primaria. Por ejemplo, Un centro con 9 unidades de primaria tendría solamente 7 especialistas de Educación Primaria o un centro con 12 unidades de Primaria, contaría con 11 especialistas de Educación Primaria. 

Esta relación de puestos de trabajo /unidades supone que en la etapa de Educación Primaria generalmente se cuente con menos puestos de trabajo de la especialidad que unidades tenga el centro. 

Este hecho conlleva, además de la dificultad a la hora de elaboración de horarios, que haya grupos donde las tutorías deban ejercerlas especialistas de Inglés, Educación Física, Música…al no contar con un especialista de Educación Primaria por unidad que pueda hacerse cargo de esa tutoría.

Parece razonable pensar que para el buen funcionamiento de los centros sería fundamental que en la etapa de Educación Primaria hubiese, al menos, un especialista de Educación Primaria por cada unidad de la citada etapa, sin que ello repercuta en la disminución de puestos de trabajo del resto de especialidades. 

Los alumnos en la etapa de Educación Primaria necesitan un tutor de referencia con el que pasen la mayoría de las sesiones habituándose así a su metodología y forma de conducir las clases. 

Precisamente los grupos donde la tutoría la ejercen otros especialistas suelen tener un mayor número de docentes que les imparten clase, debido a que el especialista que ejerce la tutoría debe también hacerse cargo de las clases propias de su especialidad; ya sea Música, Educación Física, Inglés, Pedagogía Terapéutica o Audición y Lenguaje. 

Además los citados especialistas en muchas ocasiones llegan al centro con la intención lógica de desarrollar su labor profesional por la plaza que les ha sido adjudicada y las necesidades del centro hacen que esto no sea del todo posible, teniendo que impartir un gran número de sesiones de áreas propias de la especialidad de Educación Primaria, como Matemáticas, Lengua Castellana….

La medida que ha puesto en marcha la Conselleria no deja de ser un parche, dotando a los centros de algunos recursos personales a través de programas como el PAM, pero la solución definitiva y efectiva sería otra. Toda esta problemática que está afectando al funcionamiento de los centros de Educación Infantil y Primaria se solucionaría con una modificación de la Orden 12/2013, consiguiendo así un modelo de plantillas donde se recuperen docentes de Educación Primaria.