MEDIO AMBIENTE
Un proyecto de la Universitat Politècnia de València busca reducir el riesgo de emisiones de gases por los incendios forestales
Interreg SUDOE REMAS desarrollará un innovador modelo de riesgo de emisiones de gases de efecto invernadero de los incendios
EFE - 15/12/2019
Incendio forestal de Llutxent (Valencia) en agosto de 2018. EFE/Manuel Bruque/Archivo
Incendio forestal de Llutxent (Valencia) en agosto de 2018. EFE/Manuel Bruque/Archivo
Reducir el riesgo de emisiones de gases de efecto invernadero provocado por los incendios forestales es el objetivo de un proyecto europeo que contribuirá a la prevención, la minimización del daño y la restauración temprana postincendio de las reservas de carbono.

El proyecto, denominado 'Interreg SUDOE REMAS", desarrollará un innovador modelo de riesgo de emisiones de gases de efecto invernadero de los incendios, según han informado a EFE fuentes de la Universitat Politècnica de València, que participa en el mismo.

Según las fuentes, el número de incendios forestales en el sudoeste europeo es cada vez mayor, debido a las altas temperaturas y baja humedad, condiciones agravadas por los efectos del cambio climático.

Además de las consecuencias materiales, ambientales y sociales, los incendios generan grandes emisiones de CO2 debido a la liberación a la atmósfera del carbono almacenado en los sumideros del suelo y en la vegetación.

En este contexto, las actuales políticas europeas apuestan por reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) como medida de lucha activa contra el cambio climático y empiezan a tomarse medidas para contabilizar los bosques como sumideros de carbono.

"Nuestros ecosistemas forestales son nuestras grandes reservas de carbono, nuestro capital natural y una de las herramientas más efectivas para luchar contra el cambio climático", explica Victoria Lerma, investigadora del grupo de Tecnologías de la Información y Comunicación contra el Cambio Climático del Instituto ITACA de la UPV.

Según Lerma, para evitar la liberación súbita de este carbono acumulado durante el paso de un incendio se requiere de una gestión forestal sostenible y prevención activa previa, así como de una restauración de carbono posterior que ayude devolver la función fijadora a los ecosistemas.

Por ello, asegura, es clave considerar el riesgo de emisiones en el diseño de planes de prevención y en la toma de medidas en la restauración de sumideros en suelo y vegetación.

"Debemos otorgar al carbono almacenado el valor real que tiene y que ya se está pagando en los mercados regulados", incide Victoria Lerma.

El equipo del Instituto ITACA de la UPV es uno de los socios del proyecto Interreg SUDOE REMAS y durante los próximos tres años, junto con el resto de participantes, trabajará en el desarrollo de un modelo de cuantificación del riesgo de emisiones de gases de efecto invernadero de los incendios.

"El objetivo es incluir este novedoso indicador en las políticas y programas de gestión de incendios forestales para que sea tenido en cuenta en línea con las funciones reales de mecanismo de mitigación del cambio climático de nuestros bosques", señala Lerma.

Además, este proyecto permitirá tener una cartografía del carbono almacenado y de su riesgo de pérdida y propondrá medidas de restauración que contemplen protocolos de actuación para la prevención, minimización del daño y restauración temprana post incendio de las reservas de carbono.

El proyecto, que comenzó el pasado mes de octubre, tiene una duración de 3 años y un presupuesto de 1.8 millones de euros.

Coordinado por la Asociación de Municipios Forestales de la Comunidad Valenciana (AMUFOR), en el mismo participan administraciones públicas, universidades e institutos de investigación de excelencia de Portugal, España, Francia y Andorra.

El grupo de Tecnologías de la Información y Comunicación contra el Cambio Climático del ITACA-UPV trabajará en la cuantificación de carbono en vegetación y suelos a partir de imágenes satelitales.

Además, estimará la evolución del mismo en ecosistemas forestales representativos que han sufrido el paso del fuego y otros que no, en la Península Ibérica y el Sudoeste de Francia.

La UPV también asesorará a las autoridades públicas en materia de gestión y prevención de incendios, según han informado las mismas fuentes.

"Este asesoramiento permitirá señalar zonas de actuación prioritarias a fin de preservar los reservorios de carbono en nuestros ecosistemas, lo que contribuirá a una prevención y gestión forestal más eficiente y efectiva en las nuevas condiciones de cambio climático a las que nos enfrentamos" concluye Victoria Lerma.