CÉSPED DEPORTE
Desarrollan un método para fabricar césped artificial con fibras más seguras y que mejoran el manejo y el control del balón
IBV es el único laboratorio español acreditado por la FIFA para realizar ensayos a productos de hierba artificial
Redacción - 02/01/2020
Césped artificial. -EPDA
Césped artificial. -EPDA

Una de las grandes preocupaciones de los futbolistas, especialmente a partir de las categorías no profesionales y el fútbol base, es el riesgo de lesiones por jugar en superficies que en su mayoría son de hierba artificial. De hecho, en los últimos meses, jugadores de Segunda B han debatido en la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) cómo se pueden mejorar estos campos desde este punto de vista.

El Instituto de Biomecánica (IBV), único laboratorio español acreditado por FIFA para ensayos de productos de hierba artificial, está trabajando para mejorar la seguridad y rendimiento, así como la durabilidad, de las superficies deportivas de césped artificial.

En concreto, dentro del proyecto safesport2, que cuenta con el apoyo del Instituto Valenciano de la Competitividad Empresarial (IVACE), el centro ha creado nuevas herramientas que permitirán a los fabricantes desarrollar nuevas fibras más seguras, durables y que ofrezcan a los deportistas una experiencia de juego más satisfactoria gracias a mejorar el manejo y control del balón.

En palabras del director de Innovación en Deporte del IBV, Enrique Alcántara, el objetivo ha sido "estudiar cómo deben ser las fibras de césped artificial para que la superficie pueda mantener unas condiciones óptimas de comportamiento durante toda su vida útil, realizar pruebas y validarlas". Para ello, IBV ha desarrollado en este proyecto nuevas metodologías para caracterizar la fibra de césped artificial mediante análisis de imágenes de alta velocidad.

Dos empresas han colaborado con el IBV en este proyecto, Realturf y Cespeval, que han participado en la validación de los resultados.

Mientras, el trabajo de experimentación se ha llevado a cabo en terrenos de juego de la Fundación Deportiva Municipal de Valencia, Godella, La Pobla de Vallbona y Paiporta. En estos ensayos han participado jugadores de Tercera Regional, Regional Preferente y Juveniles División de Honor.

Fibras optimizadas a cada uso

Según el estudio realizado, el comportamiento del balón o su facilidad de manejo, tienen una gran influencia en la percepción de la jugabilidad de un terreno de juego. "Éste depende mucho de la fibra del césped artificial y su verticalidad, lo que pone de manifiesto la importancia de un diseño óptimo", añade Alcántara.

Gracias a este trabajo, los fabricantes de hierba artificial podrán desarrollar diseños innovadores de fibras con formas optimizadas para el tipo de uso y usuarios al que se destinen. Por su parte, las empresas instaladoras y de mantenimiento, así como gestores de instalaciones deportivas, podrán tener a su disposición productos más duraderos.

Estas actividades están enmarcadas en el proyecto safesport2 (IMDEEA/2019/100), que ha sido financiado por el programa 2019 de ayudas del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) dirigido a centros tecnológicos de la Comunitat Valenciana para el desarrollo de proyectos de I+D de carácter no económico realizados en cooperación con empresas, cofinanciado en un 50% por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).