MEDIO AMBIENTE
La subida del sueldo del secretario y la interventora de Xàtiva en el Consorci de Residus V5 paraliza la gestión de residuos de 93 municipios
El Consorcio de Gestión de Residuos V5 o COR, es el que da servicio a más municipios de la Comunitat Valenciana, 93 en total y 500.000 habitantes, de La Safor, La Costera, La Vall d’Albaida, el Valle de Ayora y la Canal de Navarrés
P. TERCERO - 28/01/2020
Una mesa de la asamblea de COR, presidida por el alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà. EPDA
Una mesa de la asamblea de COR, presidida por el alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà. EPDA

El secretario e interventora de Xàtiva pasarían a cobrar de 20.000 a 38.000 euros anuales cada uno, que se acumularían a los cerca de 73.000 euros que cobran en el Ayuntamiento de Xàtiva. En definitiva, más que el propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig

Gestiona los residuos de 500.000 habitantes, desde Gandía, hasta Ontinyent, Xàtiva, Canals o Ayora

Se ha suspendido el programa de "Malbaratament Alimentari", que pretendía la reducción de residuos orgánicos entre los 500.000 habitantes, el programa de Compostaje escolar, que afecta a 120 escuelas de los municipios

La subida del sueldo del secretario y la interventora de Xàtiva en el Consorci de Residus V5 paraliza la gestión de residuos de 93 municipios. Como otros Consorcios de la Comunitat Valenciana, el Consorcio de Gestión de Residuos V5, conocido como el COR, gestiona la gestión de residuos de los ciudadanos a los que presta servicio con poco personal propio, y en el mismo, realizan las funciones de Secretaría e Intervención dos Habilitados Nacionales de uno de los municipios a los que presta servicio, que acumulan su trabajo para servir a su Ayuntamiento y al Consorcio.

A pesar de que durante la pasada legislatura, el COR logró sacar adelante un ambicioso plan de gestión de residuos, innovador, gracias al acuerdo unánime de todos sus responsables públicos, mediante un gran pacto de gestión entre el PSPV, Compromís y el Partido Popular, en esta nueva legislatura, a la primera de cambio ha surgido una controversia que ha paralizado la aprobación del presupuesto de 2020, y con ello, la gestión de los residuos de todos sus municipios, lo que tiene consecuencias muy negativas en los municipios desde el punto de vista medioambiental.

La controversia surgió, según ha podido saber este rotativo, debido a la inclusión de una subida de un 100%en las retribuciones a cobrar por el secretario y la interventora, ambos funcionarios del Ayuntamiento de Xàtiva, planteada por el presidente de la Entidad y alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà, en el presupuesto que pretendía pasar a aprobar por la Asamblea. Ante esta subida "injustificada y abusiva", según varios representantes del COR consultados por este diario, el secretario y la interventora de Xàtiva pasarían a cobrar de 20.000 a 38.000 euros anuales cada uno, que se acumularían a los cerca de 73.000 euros que cobran en el Ayuntamiento de Xàtiva. En definitiva, más que el propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

El doble que otros compañeros

Este diario ha podido verificar que los secretarios e interventores de otros Consorcios de la Comunitat Valenciana cobran entre 15.000 y 20.000 euros al año por ejercer las mismas funciones, es decir, poco más de 1.000 euros mensuales que suplemental sus respectivos sueldos. El secretario e interventora de Xàtiva doblarían literalmente el sueldo de sus compañeros de profesión.

Ante la negativa de los miembros de la Junta de Gobierno de esta subida de sueldo, el presupuesto de 2020 quedó sobre la mesa, pero a los pocos días de ello, un informe del propio secretario de la entidad, planteaba que entonces quedaban en suspenso todos los programas de gestión de residuos del Consorcio, en lo que diversos miembros del mismo han denominado "una medida de presión inaceptable".

En el aire un programa para 120 escuelas

Así, se ha suspendido el programa de "Malbaratament Alimentari", que pretendía la reducción de residuos orgánicos entre los 500.000 habitantes, el programa de Compostaje escolar, que afecta a 120 escuelas de los municipios, las Islas de Compostaje Comunitarias, en las que los residuos orgánicos de diversos municipios se tratan cada día para hacer compost, lo que supone un verdadero drama para municipios pequeños, como Carrícola y Bellús, en los que los residuos se acumulan sin control, y sin la posibilidad de ser compostados, lo que puede equivaler a la presencia de roedores, malos olores, o enfermedades para la población.

Del mismo modo, se ha paralizado una subvención de fondos FEDER de 500.000 euros al Consorcio, para financiar parte de la informatización de ecoparques, que corre el riesgo de perderse, al igual que sucede con una subvención del PIMA, del Ministerio, que pretendía la construcción de una Planta de Tratamiento de Residuos en Ayora