SAGUNT
La Policía Local de Sagunt inicia una nueva campaña de vigilancia y control del transporte escolar
La campaña se llevará a cabo hasta el 7 de febrero
REDACCIÓ - 04/02/2020
Transporte escolar en Sagunt. EPDA
Transporte escolar en Sagunt. EPDA
La Policía Local de Sagunt, siguiendo con el trabajo continuo de colaboración con la DGT, inicia una nueva campaña de control y vigilancia del transporte escolar que se va a desarrollar a nivel nacional. Concretamente, la campaña se inició ayer y se llevará a cabo hasta el viernes 7 de febrero.
 
Algunos de los aspectos principales que se van a controlar durante las inspecciones a los transportes escolares es el cumplimiento correcto de documentación y autorizaciones que han de tener dichos vehículos. Asimismo, se verificarán las condiciones técnicas y los elementos de seguridad del vehículo de acuerdo con lo que exige la normativa. Por otro lado, se controlará que el conductor cumpla con los requisitos especiales como es el permiso de conducción y los tiempos de conducción y descanso.
La concejala de Policía Local, Natalia Antonino, asegura que es imprescindible reforzar varias ideas, siendo la primera de ellas la utilidad que tiene el cinturón de seguridad en cualquier trayecto, ya sea corto o largo, urbano o interurbano. La otra idea, indica la concejala, es que el cinturón de seguridad en los autobuses es garantía de protección. «Asimismo, cabe recordar que crear caminos escolares seguros que faciliten el desplazamiento a la escuela a pie, en bicicleta o en transporte público es uno de los objetivos de la Estrategia Española de Seguridad Vial 2011-2020 y, por tanto, una de nuestras principales prioridades como Equipo de Gobierno a través de la Policía Local y en coordinación con otros departamentos como Movilidad Urbana, Educación Vial, Señalización y Mantenimiento, entre otros. Por último, hay que destacar que seguiremos trabajando para mejorar la seguridad de nuestros escolares», explica Natalia Antonino.
Sagunt cuenta con una comunidad escolar de alrededor de 10 000 alumnos, entre primaria, secundaria y bachillerato, a lo que hay que añadir los alumnos de educación en ciclos formativos. Anualmente, son más de 600 000 alumnos los que utilizan el transporte escolar en todo el territorio nacional. Es por ello por lo que la seguridad es la máxima prioridad de la Policía Local.
Tal y como reflejan las cifras de siniestralidad anuales, este es un sector seguro. El 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar tienen lugar en el momento de subir o bajar del vehículo, o justo en los instantes inmediatos, y en muchos casos se trata de atropellos causados por una distracción del menor, del conductor del transporte escolar o de los padres.
El transporte escolar está sometido a una serie de normas de cuyo cumplimiento depende en muchos casos la seguridad de los niños. Exigirlas, a través de los centros educativos o las asociaciones de padres que se encargan de contratar las rutas, es su derecho.  La Unión Europea emitió una Directiva Comunitaria, que España ha transpuesto a su ordenamiento jurídico, que establece que desde octubre de 2007 se denegará la matriculación a cualquier autobús que no lleve instalados los sistemas de retención. 
El interés de la DGT porque los menores vayan correctamente sentados y abrochados con el cinturón de seguridad o el dispositivo de retención infantil adecuado a su peso, talla y edad es tal que uno de los indicadores de seguimiento de las líneas básicas de la Estrategia de Seguridad vial 2011-2020, aprobada en febrero de 2011 por el Consejo de Ministros, es que no haya ningún menor fallecido sin sistema de retención infantil.