RECICLAJE
La Generalitat fracasa en la gestión del reciclaje de residuos
ENRIQUE VAQUÉ - 16/02/2020
Basura recogida en las playas por voluntarios. EPDA
Basura recogida en las playas por voluntarios. EPDA
Si a España sólo se le puede calificar con un suspenso en términos de recogida separada de residuos sólidos urbanos o RSU (está en el entorno del 33,9%, poco la más que la mitad de Alemania) en el caso de la Comunitat esta nota sería todavía más baja (estimamos que a duras penas alcanza el 30%).

El último episodio es el asunto de las prendas textiles: el diario Levante informó (29-12-19) que el 96% se tira a la basura junto con el orgánico y acaba en algún vertedero. En concreto, se mandan al basurero zapatos y textiles usados en cantidad de unas 17.000 toneladas de las que empresas y ONGs recogen sólo 600. Estos datos provienen de la Asociación Ibérica de Recicladores de Textil (Asirtex) cuyo secretario técnico, Carlos Aranda, declaró que "cada ayuntamiento lo ha resuelto a su manera y predomina el desorden y la ilegalidad".

¿Hace falta recordarle al Consell que está obligado a realizar el esfuerzo previsto en la Ley Valenciana de Residuos, en el Plan Zonal y en las Directivas europeas?

No es comprensible que sólo haya un contenedor de color verde (para basura genérica) por cada 220 habitantes y que no se haya generalizado en las calles el contenedor de tapa marrón para los residuos orgánicos (que constituyen el 37% de promedio de la basura urbana). Es decir, que los vecinos dispongan de un contenedor para la materia orgánica y otro para el resto (además de los de papel-cartón, vidrio y envases). En aquellas calles donde actualmente hay dos contenedores verdes, bastaría con cambiar la tapa a uno de los ellos

Por otro lado no se han llevado a cabo las campañas de sensibilización y información ciudadana previstas en la Ley de Residuos y en los Planes Zonales para conseguir mayores niveles de reciclaje.

Con estas dos acciones urgentes , y una gestión eficiente del nuevo Plan Integral de Residuos de la Comunidad Valenciana (PIRCVA), que se hizo público el mes de abril del pasado año, aún es posible llegar al objetivo de la Unión Europea, que ha exigido que en 2025 el porcentaje de separación de los RSU llegue al 55%. En la vecina Cataluña, por ejemplo, están al 41,76% lo que hace viable para ellos alcanzarlo.

Y no olvidemos que para 2035 la UE exige llevar al vertedero, como máximo, un 10% de los RSU generados.

En fin, que el tiempo apremia y el Consell no parece darse por enterado.

Enrique Vaqué

es Decano del Ilustre Colegio de Químicos de la Comunidad Valenciana.