ALBAL
El PP de Albal exige la retirada inmediata de unas "peligrosas" gafas de sol repartidas por el Consistorio en la Semana de la Mujer
El grupo asegura que estas gafas "no reúnen las mínimas condiciones de seguridad ni protección"
REDACCIÓN - 02/07/2020
Las gafas repartidas por el Consistorio. EPDA
Las gafas repartidas por el Consistorio. EPDA
Del 2 al 10 de marzo de 2020 se desarrolló en Albal la Semana de la Mujer. Durante esos días, se repartieron entre las personas asistentes unas gafas violeta de plástico, llevando el escudo y emblema del Ayuntamiento de Albal, junto al lema "ALBAL X + = Pacto de Estado contra la violencia de género".
"A simple vista, la calidad de las gafas era más que dudosa, por lo que las llevamos a una óptica de la localidad para pedir su opinión", ha comentado el portavoz popular José Miguel Ferris. "Desde allí nos derivaron al Colegio de Ópticos Optometristas de la Comunidad Valenciana para que realizaran un estudio y elevaran un informe a este respecto".
Puestos en contacto, desde el Colegio se nos pidió una muestra de estas gafas para su estudio y elaboración del informe pertinente, cosa que hicimos días antes del decreto del estado de alarma por Covid19, que conllevó la paralización de la actividad del Colegio.
No fue hasta el pasado 18 de junio cuando se emitió el demoledor informe contra estas gafas repartidas por el Ayuntamiento de Albal, cual indica textualmente:"Tanto la montura como la lente presentan aristas cortantes, deformaciones e irregularidades, que la hacen no aptas como equipo de protección individual solar. Dada la baja calidad de las lentes, se altera y distorsiona la visión a través de ellas". 
Adicionalmente, se aprecia la falta del etiquetado, no figuran los datos de identificación del fabricante o distribuidor, la categoría del filtro, el número y año de la norma en vigor, así como las instrucciones de almacenamiento, mantenimiento, limpieza y advertencias de seguridad según R.D. 1468/88 y R.D. 1407/92.
"Como conclusión, la gafa de sol proporcionada no reúne las mínimas condiciones de seguridad ni protección para ser utilizadas, pudiendo afectar a la salud de la persona que las utilice. Finalmente se informa que no son aptas para su utilización como protección ocular". Así termina el informe del Colegio de Ópicos Optometristas de la Comunitat Valenciana.
A la vista del informe, José Miguel Ferris ha presentado un escrito al alcalde de Albal, Ramón Marí, mediante el cual se le exige: "La retirada inmediata de las gafas repartidas a la población de Albal en la Semana de la Mujer 2020. Avisar a la población para que se devuelvan las gafas, informando del posible peligro por su uso y se nos pase por escrito el número de gafas repartidas, coste y empresa a la que se compró, así como las personas responsables de su compra, recepción y supervisión en el consistorio, así como quien dio el visto bueno a su reparto". 
"Este lamentable hecho no puede quedar impune con una simple retirada, por lo que desde el Partido Popular vamos a exigir responsabilidades al alcalde Ramón Marí". Ha remarcado el dirigente popular. "Poner en riesgo la salud de los vecinos de Albal exige algo más que una simple explicación o disculpa", ha aseverado Ferris.
Respecto a la respuesta de Ramón Marí de utilizar el Día de la Mujer para hacer política por parte del PP, Ferris ha afirmado que "nuestra denuncia es por motivos de salud, mientras que el alcalde se muestra una vez más irresponsable ante las evidencias. 
Miente al intentar quitarle hierro, no son homologadas, son peligrosas y el informe avala nuestra denuncia. Que aporte pruebas de lo contrario o asuma su responsabilidad y falta de sensibilidad con la salud de los albalenses".