ALTURA
Altura recupera un escudo de Pedro IV procedente del batán de Valldecrist
Cuando se derribó el batán el escudo paso provisionalmente al Museo de Segorbe
RAFA MARTÍN - 28/07/2020
El escudo ya está en el museo de Altura
El escudo ya está en el museo de Altura

La colección museográfica de Altura cuenta ya en su haber con una nueva pieza procedente del batán que perteneció a la Cartuja de Valldecrist.

En agosto de 2003, con motivo de la construcción de la Autovía A-23 entre Sagunto y Somport, la empresa Al-Mulk s.l. procedió a la retirada del escudo tallado en piedra del Batán de Valldecrist como fase previa a su derribo parcial, medida que se adoptó argumentando el riesgo de derrumbe que manifestaba el edificio tras la construcción de la autovía A-23 a escasos metros.

A partir de ese momento, considerando que la intervención se realiza sobre un Bien de Interés Cultural mueble según la Ley de Patrimonio Histórico Español así como la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano, el Escudo del Batán de Valldecrist se deposita en el Museo Arqueológico de Segorbe para garantizar su mejor conservación y custodia óptimas, así como la proximidad al lugar del hallazgo.

Desde el Ayuntamiento de Altura han destacado que "esta decisión, la magnífica labor desarrollada por su Director, Vicente Palomar, la colaboración inestimable del Ayuntamiento de Segorbe y el reconocimiento logrado por el Ayuntamiento de Altura para la Colección Museográfica permanente de la Cartuja de Valldecrist ha permitido ahora tramitar el traslado de esta valiosa pieza a nuestro municipio".

Como consecuencia, la Colección Museográfica de Altura se ha visto reconocida y enriquecida, incrementando su atractivo y su valor.

Cabe recordar que el Escudo Real de Pedro IV de Aragón y Leonor de Portugal procedente del Batán de Valldecrist, corresponde a la unión de los linajes de Aragón y Portugal bajo el reinado de Pedro IV de Aragón, casado con Doña Leonor de Portugal en 1347. Se trata de una breve etapa, apenas dos años, dado que Doña Leonor muere en 1348.

Este dato, junto a otros descubrimientos recientes, permite evidenciar que la familia real de Aragón, y Pedro IV en particular, mantuvieron una relación habitual con nuestro municipio y el Alto Palancia. Sin duda, la fundación de la Cartuja de Valldecrist no fue casual. La iniciativa de Martín I El Humano cuenta con precedentes al menos desde 1348. Su padre, Pedro IV de Aragón, mostró ya interés en este territorio e impulsó proyectos diversos entre los cuales el que fuese Batán de Valldecrist es, simplemente, uno de los más conocidos.