STILO LATINO
Cocktails muy latinos con ingrediente musical
De la Margarita al Agua de Valencia, repaso por los más apetecibles en verano
NACHO ROCA - 03/08/2020
Agua de Valencia. EPDA
Agua de Valencia. EPDA

Cocktails para unir fronteras, Cocktails con Stilo Latino.

Para los y las que ya tenemos cierta edad, la palabra Cóctel nos transporta a la imagen de un jovencísimo Tom Cruise preparando el combinado en la película "Cocktail" (1988), pero en realidad, el origen de la palabra nos traslada a México, concretamente a un establecimiento del puerto de de San Francisco de Campeche, donde se inició la venta de unas bebidas preparadas diferentes tipos de aguardientes mezclados con zumos de frutas. El colorido de estas bebidas era tan atractivo y multicolor que tomó el nombre de "Cola de gallo". Los turistas de habla inglesa popularizaron el nombre como ´cock tail´ y así, desde Estados Unidos nos llega el nombre de los combinados que siempre tienen su punto de elegancia, exclusividad basada en la dificultad y acierto de la mezcla y preparación, y por supuesto el placer de paladear el enredo de sabores.

Esta miscelánea de gustos y sensaciones funden su preparación con la esencia latina, con unas recetas que bien podemos disfrutar en nuestras casas al gusto y con el toque musical que más nos traslade a ese efecto latino, a ese Stilo Latino.

Desde México saboreamos el Margarita, con el tequila como ingrediente reina. Su preparación es facilísima, en un vaso que nos recuerde a la felicidad vertimos el tequila con zumo de limón o lima, decoramos el borde con sal y buscamos en nuestro Spotify a Paulina Rubio, por ejemplo.

Desde Cuba nos sentimos en el paraíso con el Mojito y el Daiquiri. Silvio Rodríguez o Celia Cruz son la mezcla auditiva que bien puede acompañarnos en esta travesía de sabor. Para el Mojito necesitamos ron, menta, jarabe de azúcar y gaseosa (para cubrirlo) y para el Daiquiri usaremos ron blanco y zumo de limón o lima. La elección del vaso puede darnos la diferencia, elegimos con sabrosura.

Y desde Brasil nos bañamos los labios en el sabor de la Caipirinha al son de una lambada. Exótico y fácil de preparar mezclaremos cachaza, lima, azúcar y, por supuesto, hielo. Lo sumergiremos en hielo para bajar la temperatura del movimiento de caderas de la samba y relajarnos con una bossa-nova.

Por último, podemos también darnos un volteo por la terreta con un refrigerio nacido el año 1959 en la Cervecería Madrid de Valencia de la mano y gusto de Constante Gil. El Agua de Valencia es un cóctel a base de cava o champán, zumo de naranja natural, vodka y ginebra. Una mezcla sublime para disfrutar en buena compañía, siempre.