SAGUNT
Arranca la quinta edición del festival de arte urbano de Sagunt, Mésquemurs
Se realizarán siete intervenciones, con la presencia de artistas locales y muralistas consagrados del panorama nacional
REDACCIÓN - 04/08/2020
El concejal Guillermo Sampedro con algunos de los artistas.
El concejal Guillermo Sampedro con algunos de los artistas.

El festival de arte urbano MésqueMurs, organizado por la Concejalía de Juventud e Infancia del Ayuntamiento de Sagunt, vuelve en su quinta edición para pintar los muros de la ciudad y darles color a sus edificios. En este año, el MQM tendrá una edición especial, marcada por las circunstancias de la pandemia, tal y como explicó en la presentación del evento tanto el concejal de Juventud e Infancia, Guillermo Sampedro, como Bize, artista local y la persona que ha comisariado el festival y la selección de muralistas.

Para este año, la principal característica del festival es que no se va a ceñir en un único mes como en ediciones anteriores, sino que se celebrará desde agosto hasta noviembre. «El objetivo es hacer un festival espaciado en el tiempo, para que los artistas no coincidan y, así, prestar mayor atención a cada trabajo», ha señalado Sampedro. En total, serán siete los muros escogidos, aunque es probable que se amplíen a ocho trabajos.

Para esta edición, los artistas locales cobran protagonismo, algo que ya venía sucediendo en la edición del año pasado. Tres muralistas de Sagunt tendrán la oportunidad de dejar su huella en el Mésquemurs 2020. El resto, referentes del graffiti a nivel nacional e incluso la presencia de un colectivo valenciano de artistas que están preparando una intervención artística más global para el barrio de Baladre. Además, como novedad, la organización ha decidido ir renovando algunos de los murales anteriores que se encuentran en peor estado por la acción del tiempo o del sol.

Según Sampedro, «teníamos claro que el festival se tenía que hacer, por eso hemos decidido ampliarlo en el tiempo, huyendo de las acciones con mucha gente y centrándonos en los murales, que es una de la parte principal del Mésquemurs. Para este año, volvemos a contar con artistas locales de gran talento, junto con otros artistas ya consagrados del panorama nacional, para pintar nuestros edificios y poner alegría, color y arte a nuestras calles».

El festival arranca esta semana con la presencia de Raúl Ruiz, más conocido como "El niño de las pinturas". El muralista granadino es uno de los creadores más originales del arte urbano nacional e internacional. Partiendo del grafiti, su estilo funde el dibujo clásico, la pintura y la poesía, inspirándose en el cómic, la animación y la caligrafía árabe. Estará trabajando en un muro doble en Port de Sagunt con una propuesta que lleva por título "El camino que nos une no necesita mapa", con el que, según ha explicado el artista, pretende «unir dos cosas separadas, una mujer mayor y una niña, separadas pero unidas por sus manos. Con este trabajo quiero hacer ver la separación en la que vivimos las personas, también con la gente que queremos, pero que al final, gracias al amor y a la voluntad, siempre nos unimos de alguna manera».

Otro de los platos fuertes es Kraser, artista cartagenero pero residente en Milán, con más de 30 años de trayectoria y que ha participado en los principales festivales europeos de arte urbano. Para su obra, que tendrá lugar en el barrio de Ciutat Vella, en Sagunto, el artista murciano ha asegurado que el objetivo «es la representación de la memoria histórica universal, mediante la reinterpretación contemporánea de la escultura grecorromana».

La parte no local se completa con La Nena Wapa, artista residente en Valencia y uno de los referentes de la escena del arte urbano de la capital, que comenzará su obra en la última semana de septiembre en el trinquete municipal. En futuro trabajo cogerá una serie de referencias y tradiciones valencianas, incluyendo el mundo de la pilota, pero dándole la vuelta a los roles clásicos masculino/femenino para tratar temas de género, habituales en su obra.

En cuanto a la parte local, Bize, miembro de la dirección del festival y uno de los artistas locales más en forma, tratará el tema del cambio climático en las propias paredes del Casal Jove de Port de Sagunt. «Hablaré del mar y la contaminación y de los peligros de no cuidar nuestro ecosistema, y de la naturaleza y la fauna marina, que lucha contra los residuos. Salva el mar y sálvate a ti mismo podría ser el lema del mural», ha destacado Bize.

Fran Munyoz, joven artista de Port de Sagunt, con sólo 25 años ya ha participado en exposiciones en diferentes países y domina diferentes técnicas como la ilustración, collage, pintura o videoarte. También forma parte del festival y pintará en noviembre los muros del Centro Ocupacional Socoltie, en Port de Sagunt. Para ello, tiene previsto realizar una intervención global, junto con los usuarios del propio centro, a modo de taller artístico, «para mostrar fuera del centro las personas y el trabajo que se hace dentro de las instalaciones», ha afirmado.

Por último, Natalia Ocerín, una de las artistas valencianas con más talento. Nacida en Sagunt hace 29 años, reside en Londres y ha realizado diversas exposiciones tanto individuales como colectivas en diversos países y continúa desarrollando su obra en residencias artísticas internacionales. Para su muro, que comenzará en octubre, planteará la representación de una crítica social sobre un tema de actualidad, trabajado en maquetas previamente. «Primero plasmo la historia que quiero contar con la realización de una escenografía de plastilina y luego la fotografía y la pinto, en este caso, en la pared, para conseguir una imagen única y personal».

Estos muros se completarán con la realización de una pequeña exhibición que tendrá lugar en septiembre en algún espacio público, con tres o cuatro artistas, a modo de reto entre ellos y ellas, junto con diferentes talleres infantiles, además de otras acciones que no están cerradas todavía y que se concretarán en los próximos meses.