SUCESOS
Cinco detenidos en Alicante por cultivar marihuana en mansiones de lujo para Europa, Asia y Centroamérica
El grupo utilizaba sistemas de cultivo altamente especializados que le podían aportar más de 630.000 euros de beneficios al año, según un comunicado del instituto armado
EFE - 04/08/2020
Plantas de marihuana. EFE/Archivo
Plantas de marihuana. EFE/Archivo
La Guardia Civil ha detenido a cinco presuntos miembros de una organización que cultivaba marihuana en tres mansiones de lujo de la Playa de San Juan de Alicante, mediante técnicas de última generación, para su posterior distribución en países de Centroamérica, Europa del Este y Asia.El grupo utilizaba sistemas de cultivo altamente especializados que le podían aportar más de 630.000 euros de beneficios al año, según un comunicado del instituto armado.El cabecilla dirigía la organización con "mano dura" desde su residencia en Finestrat (Alicante) y tenía a "sus subordinados" en régimen de "semiesclavitud", afirma la nota de prensa.La banda, formada por cinco miembros, está considerada peligrosa y altamente especializada en la elaboración, recolección y distribución de marihuana a países de Centroeuropa, Europa del Este y Asia.Contaba con tres grandes mansiones de lujo en la Playa de San Juan, de 4.000 metros cuadrados de finca, donde había instalado plantaciones de marihuana indoor de alto rendimiento, a las que suministraban luz y agua de forma ilegal, a través de un complejo sistema eléctrico que los detenidos habían montado, oculto a dos metros por debajo del suelo.El beneficio estimado que podían obtener era de 637.000 euros anuales, con una media de cuatro cosechas al año, a razón de 100 kilos de cogollos cada una, según la misma fuente.Las viviendas eran "búnkeres videovigilados, con unos sistemas de alarma y seguridad muy avanzados, siempre conectados a una red wifi para poder acceder a las cámaras desde cualquier ubicación", indica el comunicado.El supuesto responsable de la banda, de nacionalidad lituana, se encargaba de las relaciones con los compradores situados en países de Centroeuropa, Europa del Este y, últimamente, Asia, adonde mandaba la marihuana. El dinero, en cambio, era transferido a su país de origen.Los agentes registraron su residencia en Finestrat y las tres mansiones de la Playa de San Juan, donde intervinieron 3.000 plantas de cannabis, 25 kilos de cogollos de marihuana, 159 secaderos de cannabis, dos desbrozadoras para separar los cogollos de las plantas y varios depósitos de agua de 520 litros cada uno.También aprehendieron focos, filtros de carbono, aparatos de aire acondicionado, ventiladores, aparatos portátiles climatizadores, bombonas grandes de propano, un furgón de alta gama valorado en 40.000 euros, cámaras de vigilancia, sensores volumétricos, ordenadores portátiles y teléfonos móviles.Los cinco implicados -cuatro hombres de Lituania, Rusia, Albania y Vietnam, y una mujer de Lituania- fueron detenidos como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas, cultivo de marihuana, defraudación de fluido eléctrico (unos 80.000 euros por vivienda), falsificación de documentos y pertenencia a grupo criminal.Los varones arrestados -el cabecilla y los tres cuidadores, uno para cada vivienda de la Playa de San Juan- han ingresado en prisión sin fianza.