LLÍRIA / SUCESOS
Investigadas siete personas por estafas bancarias valoradas en 20.000 euros en Lliria
Averiguaban el número de teléfono de las víctimas y duplicaban la tarjeta para poder recibir SMS con claves de confirmación de las transferencias
REDACCIÓN - 05/08/2020
Fotografía de la Guardia Civil. EPDA.
Fotografía de la Guardia Civil. EPDA.
Siete personas están siendo investigadas por delitos de estafa bancaria, falsificación de documento publico, usurpación de estado civil, blanqueo de capitales y grupo criminal, por un importe de 20.140,00€ en Lliria. La Guardia Civil, en el marco de operación "CELLPHOS", ha descubierto que los investigados averiguaban el número de teléfono y posteriormente duplicaban las tarjetas SIM's de sus víctimas, para poder adquirir el control total de la línea móvil. El objetivo era recibir los SMS con las claves de confirmación de las transferencias que ordenaban desde la banca online de los perjudicados. Se han incautado  3 terminales móviles utilizados y adquiridos para el desarrollo de la actividad delictiva.
Se ha conseguido identificar a los responsables de los accesos a la banca online mediante las conexiones IP, confirmando la vinculación de los mismos con el cerebro de la estafa. En la operación han sido necesarias las gestiones con enlaces policiales en Sudamérica para la identificación de parte de la organización. La Guardia Civil continúa con las gestiones de investigación, en la que no se descartan nuevos resultados.
Los acusados averiguaban las claves de acceso a las cuentas bancarias afectadas mediante técnicas de phising -suplantación mediante email de identidades de los bancos solicitando datos de acceso-, o infectando los dispositivos informáticos con malware –software que recoge datos sensibles de los dispositivos-. Utilizando documentación extranjera desde las líneas contratadas que se utilizaban para hackear las cuentas bancarias, para así dificultar la investigación.
El grupo lograba distraer grandes cantidades de dinero distribuyéndolo entre cuentas nacionales y cuentas estadounidenses, que posteriormente blanqueaban extrayéndolo en efectivo en cajeros automáticos por "mulas económicas" que formaban el escalón inferior del grupo, con intención de hacer perder el rastro del mismo a los investigadores. 
Se detecta una estructura piramidal en el funcionamiento del grupo, contando de un escalón superior encargado de la dirección del grupo y cerebro de la estafa, encargándose de los duplicados de las SIM y accesos de las cuentas, un escalón intermedio encargándose de recoger las compras acompañando habitualmente al escalón superior en sus actividades, y un escalón inferior que eran los que facilitan sus datos personales para la apertura de las cuentas corrientes, en las que se realizaban extracciones en cajeros del efectivo estafado a cambio de un beneficio previamente acordado "mulas económicas".