SUCESOS
Detenido por agredir a su abuela sobre la que tenía una orden de alejamiento en València
Aprovechó el momento de coger su documentación para encerrarse en el cuarto de baño donde se tomó un bote de pastillas
REDACCIÓN - 12/08/2020
Foto archivo EFE
Foto archivo EFE

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a un hombre de 33 años, de origen español, como presunto autor de los delitos de malos tratos en el ámbito familiar y quebrantamiento de medida cautelar, tras golpear a su abuela sobre la que tenía en vigor una prohibición de aproximarse. En el momento en el que los policías le solicitaron su documentación con la excusa de ir a cogerla se encerró en el cuarto de baño donde se tomó un bote de pastillas.

Los hechos ocurrieron sobre las nueve menos cuarto de la mañana cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a un domicilio del distrito de Tránsits de Valencia donde al parecer una mujer tenía problemas con su nieto.

Inmediatamente los policías se dirigieron al lugar donde averiguaron que momentos antes en uno de los domicilios se habían escuchado gritos y una mujer había pedido que llamasen a la policía ya que temía por su integridad debido a que su nieto se encontraba agresivo.

Cuando los agentes se dirigían al domicilio, por una ventana de las escaleras, salió la víctima y les entregó las llaves para que abriesen y pudiesen acceder al mismo, ya que ella no quería salir de la habitación.

Una vez dentro, los policías averiguaron que la víctima, una mujer de 73 años, de madrugada había tenido de nuevo una discusión con su nieto y que en el transcurso de la misma, éste al parecer le habría propinado un puñetazo en la espalda y diversos golpes con un cable, comprobando los actuantes que presentaba diversos cardenales y rojeces.

El nieto se encontraba durmiendo en el sofá, por lo que los agentes se dirigieron a él y le pidieron la documentación, momento que aprovechó para encerrarse en el baño, impidiéndoles la entrada y amenazando con clavarse una jeringuilla y tomarse un bote de pastillas.

Los policías solicitaron colaboración, presentándose en el lugar otro indicativo policial, consiguiendo abrir la puerta del baño, observando al sospechoso con un bote de pastillas vacío en la mano, manifestándoles que acababa de ingerir 30 pastillas, por lo que urgentemente precisaron asistencia sanitaria, que tras una primera valoración lo trasladaron a un hospital de una localidad valenciana.

Finalmente, los policías averiguaron que al sospechoso le constaba en vigor una orden de búsqueda por quebrantamiento de condena ya que tenía en vigor una prohibición de aproximarse a su abuela, por lo que fue detenido como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar y quebrantamiento de medida cautelar.

El detenido, con numerosos antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.