PANDEMIA
Las discotecas, pubs, bares y restaurantes de la ciudad de València deberán cerrar a la 1:30h de la madrugada
Las reuniones de familiares y amigos quedan limitadas a 15 personas y se suspenden las visitas a los centros de mayores
REDACCIÓN - 13/08/2020
La consellera de Sanitat, Ana Barceló. EPDA/Archivo
La consellera de Sanitat, Ana Barceló. EPDA/Archivo
Tras el aumento de los contagios y los brotes en la ciudad de València, la consellera de Sanitat, Ana Barceló, ha anunciado esta tarde que se aplicarán nuevas medidas especiales que entrarán en vigor desde este viernes y que se mantendrán durante 14 días, con la intención de frenar la expansión del virus.
Barceló ha anunciado que las discotecas, pubs, bares y restaurantes deberán cerrar a la 1.30h de la madrugada. Una medida que se aplicará de momento "únicamente en la ciudad de València", que concentra el 35% de todos los brotes que se han detectado a nivel autonómico. Así mismo, estos locales deberán garantizar la distancia mínima de 1,5 metros entre los clientes y tampoco se podrán superar las 10 personas por mesa.
Los locales de ocio nocturno (discotecas, pubs...) tampoco podrán tener pista de baile y las mesas que tendrán que respetar la distancia entre personas de 1,5 metros. La aplicación de esta medidas especiales también afecta a los alojamientos y hoteles, cuyas zonas comunes vuelven a tener el límite de aforo del 60% de su capacidad.
Respecto a las actividades grupales, éstas no podrán agrupar a más de 25 personas. Si se trata de actividades al aire libre, el aforo quedará limitado al 60%, siendo obligatorio el uso de mascarilla aunque se pueda garantizar la distancia de seguridad.
El botellón ha sido declarado como "situación de insalubridad", por lo que queda prohibido en toda la ciudad y los usuarios que lo organicen serán sancionados.
Barceló ha anunciado que quedan limitadas las reuniones de familiares y amigos a 15 personas.
Por último, quedan suspendidas las visitas a los centros de mayores, así como las salidas de los residentes, en toda la ciudad.
La consellera ha recalcado que estas medidas solo afectan por el momento a la ciudad de València, donde se han originado los mayores brotes. Pero en el caso de ser necesario, Barceló ha afirmado que se podría aplicar en otros lugares que presenten dificultades para controlar los brotes.