RESIDUOS
Una nueva barrera recogerá residuos al final del antiguo cauce del Túria
Esta infraestructura impedirá que los residuos flotantes procedentes de los vertidos lleguen al Puerto o a las playas adyacentes al recinto portuario
EFE - 24/08/2020
Imagen de la barrera medioambiental, facilitada por la APV. EFE/APV
Imagen de la barrera medioambiental, facilitada por la APV. EFE/APV
Una barrera anticontaminación de última generación instalada al final del antiguo cauce del Túria recogerá los residuos flotantes procedentes del tramo comprendido entre el Oceanogràfic y el puente de Astilleros, en el que confluyen varios colectores pluviales de la ciudad.
Esta infraestructura impedirá que los residuos flotantes procedentes de los vertidos lleguen al Puerto o a las playas adyacentes al recinto portuario, como Pinedo o El Saler, según un comunicado de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV).
Los desechos que se recogen en estas aguas son almacenados en contenedores específicos para ser tratados a través de una empresa autorizada en la gestión de residuos; durante al año pasado, el puerto de València retiró 1,9 millones de toneladas de impurezas procedentes de los colectores pluviales.
La barrera anticontaminación se enmarca en el plan de seguimiento de contaminación de las aguas que desarrolla el departamento de Medio Ambiente de la APV, que tiene entre sus objetivos efectuar un correcto seguimiento y vigilancia de las aguas, con especial sensibilidad hacia los núcleos de población más próximos.
La Autoridad Portuaria de València lleva a cabo un control y análisis periódicos de la calidad de las aguas portuarias o de la calidad del aire en sus estaciones de control.
Trabaja en proyectos como Green C Ports, liderado por la Fundación Valenciaport, que va a instalar una red de sensores ambientales y meteorológicos, el desarrollo piloto de una plataforma de rendimiento ambiental portuario y la modelización de algoritmos de inteligencia artificial para informar de los principales parámetros ambientales derivados de las actividades portuarias.
Además, se ensayarán soluciones innovadoras para reducir la congestión del tráfico, mejorar la calidad del aire, reducir los niveles de ruido, prever la productividad de las grúas y medir las emisiones en tiempo real en los puertos de Venecia, El Pireo, Bremerhaven, Wilhemshaven y València.