POLÍTICA
CONTIGO Comunidad Valenciana se adhiere a la Plataforma Libre Elección Educativa ante el inicio del curso escolar
La formación centrista se suma a las muchas voces que piden a la Consellería de Educación una flexibilidad asistencial y una implementación tecnológica para apostar por las clases digitales y presenciales al mismo tiempo
REDACCIÓN - 01/09/2020
Colegio./EPDA
Colegio./EPDA

La grave situación sanitaria en la que nos encontramos no permite maniobrabilidad perfecta en ningún sentido. Los expertos en educación siempre han defendido la opción presencial, principalmente en las primeras etapas educativas, pero las autoridades sanitarias desaconsejan las reuniones por lo que nos encontramos en una compleja encrucijada. Desde CONTIGO entendemos que, por encima de todo, debe primar la salud y esta debe compaginarse al máximo con el derecho a la educación de los niños y a la socialización que también requieren. Por todo ello, apostamos por el inicio del curso escolar de forma presencial con un plan exhaustivo de prevención y distanciamiento. Sin embargo, se debe ofrecer la opción a las familias de escoger por educación presencial o a distancia pudiendo elegir acudir al centro escolar o recibir los contenidos desde casa. La Consellería de Educación debe facilitar medios y tiempo al profesorado para poder elaborar sus contenidos digitalmente y poder impartir sus clases tanto en el centro escolar como para el alumnado que se queda en casa.

Es difícil de entender que en una situación tan extraordinaria y, a falta pocos días para el inicio del curso escolar, la Consellería de Educación con el controvertido Vicent Marzà a la cabeza, viva de un plan de contingencia realizado a principios de verano sin tener en cuenta las preocupantes variaciones sanitarias que se han producido en toda la Comunitat. Es preciso que se sienten urgentemente con la Plataforma, la Confederación de AMPAS, los representantes de la comunidad educativa y el profesorado y establezcan las directrices precisas que puedan tranquilizar a las familias, dar certidumbre al profesorado y garantizar el derecho a la educación de los niños valencianos.