MELIANA
Alejandro Ros: "Debemos buscar un cambio de hábitos que nos permita no solo perder kilos sino ganar salud"
Este entrenador personal incide en la importancia de establecer claramente cuál es nuestro objetivo y ser constantes en el camino hacia él
MARÍA JOSÉ ROS - 16/01/2021
El entrenador personal Alejandro Ros Pedrós. / EPDA
El entrenador personal Alejandro Ros Pedrós. / EPDA
Cuidarse está de moda. Deporte, alimentación saludable, contacto con la naturaleza... Pero hacerlo bien para lograr resultados es vital. Alejandro Ros se dedica desde hace años a acompañar en ese cambio de hábitos como entrenador personal tanto en un centro presencial en Alboraya, como a domicilio o al aire libre.

Parece ser que siempre esperamos a momentos como el comienzo del año o después del verano para hacer cambios en cuestiones como los hábitos de alimentación o el inicio de una actividad deportiva, ¿por qué cuesta tanto dar el primer paso?
Es cierto que sucede así a la mayoría de las personas. Se trata de un tema complejo y quizás no haya una única razón, sino que sea una suma de varios factores que acaban siendo determinantes, o quizás unas personas tienen unos motivos y otras personas tienen otros. Al ser humano en general le cuesta cambiar de hábitos porque pensamos, aunque sea inconscientemente, que cualquier cambio va a hacernos más mal que bien y porque solemos priorizar el corto plazo al largo plazo. Por ejemplo, si estoy sentado en el sofá y tengo que elegir entre quedarme o levantarme e irme a correr obviamente nuestro cerebro nos dice que a corto plazo va a darnos más beneficio descansar y guardar energía para cuando haya que buscar comida, huir o luchar (porque estamos programados para eso). De modo que a no ser que ya tengas el hábito y sepas que entrenar te va a hacer sentir bien sueles elegir el quedarte en el sofá. Estamos hechos para obtener la máxima energía posible con el menos gasto energético posible, y eso hace que cueste más cambiar ese tipo de hábitos.

¿Qué señales nos pueden indicar que debemos empezar a llevar una vida más saludable?
Pienso que un primer paso importante sería pensar más a largo plazo y menos a corto plazo. Por ejemplo, si yo no hago ejercicio actualmente y como mal seguramente en el plazo de unos pocos años no notaré nada malo, pero si sigo así durante muchos lustros, al final mi salud se resentirá irremediablemente. Entonces pensar en cómo quiero estar de aquí a varios años es fundamental. Digo esto porque hay indicadores o señales que a mucha gente hoy en día no le importan, pero que a largo plazo pueden resultar fatales. Hablo del sobrepeso, la tensión un poco más alta de lo normal, la diabetes, ahogarse con facilidad al subir escaleras, dolores musculares, la falta de musculatura… todo eso a corto plazo no importa y a poca gente le alarma, pero es un primer indicador de falta de salud. Nos indica que si seguimos así podremos tener a largo plazo problemas de salud graves como problemas metabólicos, de corazón, ictus, osteoporosis…

¿Qué supone realmente un cambio de hábitos, llegar al verano con cinco kilos menos o va más allá?
La palabra clave aquí es Definitivo. Cuando consigues realmente cambiar tus hábitos lo haces de forma definitiva o permanente. Es llegar a un punto en el que por inercia siempre actúas de una determinada manera. Para estar bien físicamente, gozar de salud y mantenerlo en el tiempo es necesario realizar un verdadero cambio de hábitos. Porque perder 5 kilos es sencillo: no comes nada en absoluto durante una semana y la mayoría de gente los perderá. Pero tan pronto vuelva a sus hábitos volverá a recuperarlos y a estar igual o peor. Por ello, debemos perseguir un cambio de hábitos que nos permita no solo perder kilos sino realmente ganar salud.

¿Cómo podemos aprender a cuidarnos?
Por suerte hoy en día tenemos cada vez más sitios dónde informarnos de forma veraz porque hoy es más fácil comunicarnos con el resto del mundo y muchos profesionales de la salud, cada uno en su ámbito (medicina, fisioterapia, nutrición, podología, psicología, ciencias de la actividad física), promulgan sus conocimientos de forma gratuita y con esta información ya podemos obtener las nociones básicas sobre cómo cuidarnos. Además, si queremos más información, siempre podemos acudir a ellos.

¿Es vital la constancia para obtener resultados?
Es una de las claves sin duda. Junto con hacer bien las cosas claro, porque si soy constante en hacer mal los ejercicios acabaré lesionado. Pero cuando entrenas bien, comes bien, descansas bien y eres constante en ello y lo prolongas en el tiempo los resultados llegarán para quedarse.
¿Qué tipo de acompañamiento da un entrenador personal?
Un acompañamiento integral, es decir, enseñamos a los clientes a cambiar de hábitos de movimiento y actividad, cambiar de hábitos alimenticios, enseñamos a entrenar correctamente, aportamos herramientas para ser constantes y no perder la motivación, enseñamos a los clientes a que sepan entrenar también por su cuenta, les hacemos ver los beneficios de sus acciones…

¿Qué consejos básicos suele dar a sus clientes?
Muchos, pero si me tengo con quedar con algunos serían la necesidad de ser constantes, de comer de forma saludable y de tener una vida activa más allá de entrenar para lograr el objetivo. Y si me tuviera que quedar con uno sería saber el para qué queremos obtener el objetivo que perseguimos. Si realmente tengo en mente en cada momento para qué quiero lograr algo será más fácil tomar las decisiones que me lleven a lograrlo. Por ejemplo, si mi objetivo es pesar 10 kg menos pero no tengo presente ni para qué o ni siquiera lo conozco será difícil que cuando tenga que comer más verdura y menos fritos lo haga. Pero si tengo presente cuando decido entre verdura y patatas fritas que quiero perder esos 10 kg para poder salir a hacer deporte con mis hijos al aire libre y lo feliz que me hará poder hacerlo sin dolores ni restricciones físicas será más probable que elija lo que más me acerque a mi objetivo, priorizando así el beneficio a largo plazo.

¿Está al alcance de cualquier bolsillo medio el poder contar con un entrenador personal?
Por supuesto que sí. Yo personalmente me adapto para que todo el mundo que quiera entrenar y mejorar sus hábitos de salud relacionados con la nutrición y el ejercicio pueda hacerlo. Lo único que tenemos que tener en cuenta es que no vale lo mismo una sesión de entrenamiento individual tres veces por semana más una guía sobre cambios de hábitos nutricionales personalizada, plan de entrenamiento a parte de las 3 sesiones presenciales, guía de hábitos de movimiento personalizada a tu situación personal, seguimiento de micro-objetivos semanal… que una sesión de entrenamiento grupal con personas de tu mismo objetivo y una guía de cambio de hábitos de movimiento y nutrición general… o que una sesión presencial al mes y una planificación para que entrenes por tu cuenta junto con la guía de cambio de hábitos de movimiento y nutrición. Cuánto más ves a tu entrenador o entrenadora más valor tiene el servicio, pero eso no quita que cualquiera pueda tenerlo.

¿Alimentación saludable y deporte, ¿son inseparables?
Si queremos tener los mejores resultados posibles sí. Obviamente entre comer mal y no hacer nada de deporte o hacer solo una de las opciones bien es mejor hacer una bien, pero si queremos realmente mejorar y alcanzar nuestros objetivos ambas son imprescindibles y se retro-alimentan.

Para practicar un deporte a largo plazo, ¿es necesario probar hasta sentirnos bien con la modalidad elegida?
Hay personas que tienen claras sus preferencias y hay personas que necesitan probar más. En todo caso, mi consejo es que si has probado una actividad deportiva o deporte y no te convence sigas probando porque seguro que encuentras algo que te gusta y te motiva y te hará sentir mejor tanto física como emocionalmente.

Por ejemplo, ahora está de moda el running pero, ¿todo el mundo tiene cualidades para correr o en algunos casos es mejor optar por otras modalidades para prolongar la práctica deportiva en el tiempo?
Mi consejo es tratar de encontrar algo que realicemos no como un sacrificio, sino que nos haga sentir a gusto. Quizás no solo influye el deporte en sí sino la forma de realizarlo. Por ejemplo, si a mí no me gusta nada hacer deporte pero me apunto a clases dirigidas porque voy con amigos y eso me hace sentir bien porque paso más tiempo con ellos igual me decanto antes por esa actividad que por otras. La clave es, como tu bien dices, encontrar la actividad que me permita ser constante de forma prolongada.

Más allá de la forma física, ¿qué beneficios nos puede aportar el deporte?
Sobretodo salud en toda la amplitud de su definición, es decir, no solo estar mejor físicamente sino también mental y emocionalmente. Previene múltiples enfermedades, nos hace sentir mejor, alarga y da calidad a la vida, nos permite disfrutar más del día a día, el cuerpo funciona mejor, descansas mejor, rindes más en tu día a día…

¿Hay algún momento del día más beneficioso para hacer ejercicio o cualquier momento es bueno?
El mejor momento para entrenar es aquel en el que entrenas. Es decir que, volviendo a la importancia de la constancia, lo ideal es que cada uno entrene cuando mejor se sienta entrenando y cuando más fácil le resulte entrenar.

¿Qué actividad mínima deberíamos hacer cada día?
Para mantener un buen estado de salud deberíamos realizar ejercicios de fuerza al menos 2 veces por semana (aunque sea 15 o 20 minutos) y tratar de ser lo menos sedentarios posible: caminar, subir escaleras, evitar permanecer mucho tiempo seguido en una silla, ir en bicicleta… Eso como mínimo.

¿Qué consejos le daría a las personas que aún no han dado ese primer paso?
Establece claramente cuál es tu objetivo, para qué quieres lograrlo y cómo te sentirás al conseguirlo; Establece cuáles son los pasos que tienes que dar para llegar a él. Si no lo tienes claro puedes consultar a un especialista, pero si prefieres empezar por tu cuenta empieza por moverte más (caminar, ir en bici, subir escaleras…), comer más comida real y menos ultra-procesados y menos alcohol y azúcar y realizar algunos ejercicios de fuerza que puedes realizar en casa sin material (en mi Instagram @alejandrorostraining puedes encontrar algunos vídeos dónde te enseño cómo); Empezar poco a poco: si no puedes caminar 10.000 pasos al día camina 5.000, si no puedes realizar 1h de entrenamiento de fuerza realiza 20 minutos, empieza con cambios pequeños en tu alimentación como introducir una ración de verdura en tus comidas principales…




alejandrorostraining
Alejandro Ros Pedrós
alejandrorostraining@ gmail.com