CASINOS
Casinos celebra con éxito la fiesta de la Candelaria y San Blas
El mes de febrero, según el calendario de las fiestas religiosas, empieza con fuerza su actividad. El refranero tanto castellano como valenciano anuncian estas fiestas: “El primero Santa Alicia, el segundo Santa María, el tercero San Blas y Santa Águeda detrás”
JOSÉ SALVADOR MURGUI, Cronista Oficial de Casinos. Académico de la R.A.C.V. - 04/02/2021
Los cestos bendecidos repletos de panes, que la feligresía deposita en el presbiterio de la iglesia. / JSM
Los cestos bendecidos repletos de panes, que la feligresía deposita en el presbiterio de la iglesia. / JSM
Dulce típico de Sant Blai. / JSM
Dulce típico de Sant Blai. / JSM

LA CANDELARIA: Casinos desde la Fundación de la Parroquia, celebra el día dos, la fiesta de la Candelaria, y el refranero tanto castellano cómo valenciano avalan el trasfondo poético y metrológico de esta fiesta "Quan la Candelera plora, el fred és fora; tant si plora com si riu, ja ve l'estiu."

Cuando en Casinos existían grandes extensiones de viñedo y los primeros días de febrero los agricultores podaban las viñas, una vez separaban el sarmiento de la cepa al ser cortado, si la cepa "lloraba", es decir si quedaba mojada por el flujo de savia, era "el llanto" de la vid, que anunciaba que el invierno se estaba despidiendo. Hay otras personas que aplican este refrán a la consideración de si el cielo nos ofrece lluvia o nos ofrece sol el día dos de febrero.

Ese día en la Santa Misa, se reparten y bendicen las candelas. La Candelaria es una fiesta religiosa que se hace cuarenta días después de Navidad en la que se conmemora la presentación de Jesús en el templo de Jerusalén. En la tradición judía, las madres tenían que esperar cuarenta días después del parto para purificarse y, hasta entonces, no podían presentar al bebé ante las autoridades religiosas. Este ritual se materializaba con una oferta y bendición de velas de cera. Es una de las fiestas más antiguas entre todas las que tiene dedicadas la Virgen durante el año: la introdujo el papa Gelasio I en 496.

De ahí que se bendicen y se reparten las velas que en un momento de la Eucaristía permanecen encendidas. Este año las velas de Casinos, han sido todas de color blanco, en otras ocasiones la cera es de diferentes colores. Una costumbre popular nos recuerda que esas velas se guardan y cuando hay tormenta o riesgo de pedrisco se encienden (cada cual en su casa puede hacer lo que crea conveniente), con el fin de alejar la tormenta. En Casinos además de encender estas velas, invocamos a la patrona Santa Bárbara.

SAN BLAS: El refranero nos dice: "San Blas cura la garganta, al joven que como y no canta"; y ayer recibí un mensaje mucho más actual: "Sant Blai gloriós, que ens lleve el COVID a tots"; San Blas Obispo, patrón de muchos pueblos, ayer no pudo pasear las calles donde es venerado cómo tal, aunque las campanas sonaron con fuerza, los fuegos aéreos iluminaron el cielo, y se celebraron las santas misas en su honor.

Cumpliendo una antiquísima tradición en Casinos, se bendijo por nuestro cura párroco Enrique Sáiz, en la Eucaristía de las 19 horas, los cestos repletos de panes, que la feligresía depositó en el presbiterio de la iglesia. Resulta sorprendente cada año la habilidad de las amas de casa, al llevar estos panes tapados con preciosas y esmeradas hilaturas de las más variadas procedencias, y de las fantásticas y ricas labores. Esos cestos y bandejas con los panes, parecen formar parte de una exposición digna de ser visitada.

Lo cierto es que estos rollos y panes anisados, siempre han sido algo exquisito al paladar y que han ayudado a Clavariesas y Dolorosas a sufragar su fiesta. Efectivamente estas fiestas ya son el anuncio de la primavera, los almendros empiezan a florecer, las tareas del campo se desarrollan con toda precisión esperando las nuevas floraciones y cosechas, como he dicho muchas veces, la naturaleza solo saber dar vida.

Enhorabuena a todos los pueblos que como han podido este año 2021 han celebrado estas fiestas patronales, y nosotros los vecinos de Casinos, nos quedamos con el buen sabor de boca que nos dejan los panes y rollos benditos del día de Sant Blai, aunque siempre antes de comerte el pan, has de rezar un Padre nuestro al santo, para que nos libre de los males de garganta.

Feliz mes de febrero a tod@s, con las limitaciones necesarias para gozar de una buena salud.