POLÍTICA
Vicent Marzà, el conseller que más tiempo ha estado al frente de Educación
En su despedida ha recordado que viene de una familia en la que su abuelo, que vivía en una masía cerca del Penyagolosa, no sabía leer ni escribir, pero el sistema público de enseñanza ha permitido que su nieto haya llegado a ser conseller de Educación y ayudado a transformar ese sistema
EFE - 11/05/2022
El conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, va a dejar su cargo en el Consell con el fin de centrarse en la labor de diputado autonómico y en su partido, Més Compromís, a falta de un año para las elecciones autonómicas. En la imagen Marzà a su llegada ala rueda de prensa. EFE/Biel Aliño
El conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, va a dejar su cargo en el Consell con el fin de centrarse en la labor de diputado autonómico y en su partido, Més Compromís, a falta de un año para las elecciones autonómicas. En la imagen Marzà a su llegada ala rueda de prensa. EFE/Biel Aliño
El todavía conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, quien va a dejar el cargo tras siete años al frente de este macrodepartamento, ha sido la persona que más tiempo ha comandado este área, a la que llegó con la experiencia de ser maestro de las especialidades de inglés y francés.

Al igual que hizo en su toma de posesión en 2015, Marzà ha recordado en su despedida de este miércoles que viene de una familia en la que su abuelo, que vivía en una masía cerca del Penyagolosa, no sabía leer ni escribir, pero el sistema público de enseñanza ha permitido que su nieto haya llegado a ser conseller de Educación y ayudado a transformar ese sistema.

Cuando en las elecciones autonómicas fue el cabeza de lista de Compromís por Castellón, este maestro nacido en Castelló en 1983 que asegura que piensa, sueña, escribe, lee y habla en valenciano, castellano, inglés y francés no imaginaba que llegaría a ser el conseller de uno de los departamentos con más presupuesto de la Generalitat.

Este martes, una vez tomada la decisión de dejar la Conselleria para centrarse en el partido ante las elecciones de 2023 -algo que no se esperaba, pues se pensaba que la inminente remodelación del Consell afectaría solo a las carteras del PSPV-PSOE-, se imprimió el balance de todo lo hecho y considera que lo que se ha logrado, a pesar de los errores cometidos y de los momentos duros, es motivo de orgullo.

Entre lo conseguido, reivindica que algunas cosas serán ya "irreversibles", como la gratuidad de los libros de texto (el XarxaLlibres) o el plan Edificant para la construcción de infraestructuras educativas, y reivindica que ahora hay más profesores y que trabajan en mejores condiciones, aunque desde la oposición le acusan de "adoctrinar" en las aulas e "imponer" el valenciano.

En un Botànic que apostó por un mestizaje -que los cargos en cada Conselleria los ocuparan personas de los distintos partidos del Consell- que a veces ha dado problemas, el de esta Conselleria ha sido un ejemplo de unidad de acción desde la pluralidad, y de hecho Marzà no ha dudado en reivindicar en su despedida al secretario autonómico de Educación, el socialista Miguel Soler.

Marzà cierra ahora un ciclo que ha calificado de "maravilloso" en el que se ha convertido en una pieza clave dentro de Compromís, hasta el punto de que hay quien lo ve como el posible candidato a la presidencia de la Generalitat si finalmente no lo fuera Mónica Oltra en caso de resultar imputada por el caso de abusos sexuales a una menor tutelada.

El todavía conseller no ha querido pronunciarse sobre si estaría dispuesto a dar ese paso -aunque tampoco lo ha descartado- y ha recurrido a las frases hechas que suele utilizar el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví: "Cuando toque, regaremos".

Su nombre sonó en diciembre para sustituir a Fran Ferri como síndic de Compromís en Les Corts, pero Marzà ha asegurado que nunca ha querido ocupar esa responsabilidad y además en ese momento, en el que la pandemia de coronavirus estaba todavía al alza, no podía dejar la sede de la avenida de Campanar.

Con la pandemia ya normalizada en las aulas, Marzà ha considerado que ha llegado el momento "sano" de dejar la cartera de conseller y centrarse en la responsabilidad de coordinador político de Més Compromís -el antiguo Bloc y la principal pata de Compromís-, cargo para el que fue elegido en el último congreso, donde además se encargó de la ponencia política.

Tras una intensa dedicación como conseller, que ha cifrado en "el 200 %", y desde el convencimiento personal de que no se puede compaginar un cargo institucional con responsabilidades orgánicas si se quiere hacer bien, Marzà deja emocionado pero orgulloso la Conselleria, convencido de que ha contribuido cada día a mejorar la vida de la gente.