ALGAR DE PALANCIA
Algar de Palancia celebra el día de Sant Antoni
El Ayuntamiento repartió embutido entre los vecinos
REDACCIÓN - 23/01/2013
Un carro tirado por un caballo en Algar de Palancia. EPDA
Un carro tirado por un caballo en Algar de Palancia. EPDA
Dos perros en la bendición de animales de Algar de Palancia. EPDA
Dos perros en la bendición de animales de Algar de Palancia. EPDA

El pasado sábado día 19 de enero, Algar de Palancia celebró, como ya viene siendo costumbre, la fiesta de San Antonio Abad, o, como se viene conociendo popularmente por los valencianos, la fiesta de "Sant Antoni del Porquet", santo que nació en Coma, cerca de Heraclea (Alto Egipto) en el año 251 d.C. y que, al parecer, vivió 105 años, algo insólito para su época, y que no hay que confundir con el portugués San Antonio de Padua o de Lisboa.San Antonio Abad es considerado el protector de los animales, especialmente de los animales que son utilizados en labores agrícolas, aunque actualmente es el protector de toda clase de animales. Su fiesta se celebra el 17 de enero y tiene lugar en los países dereligión cristiana, tanto católicos como ortodoxos.Así, por ejemplo, goza de gran tradición la fiesta del santo en la ciudad del Vaticano .Son muchas las personas, sobre todo ganaderos, los que acuden ese día a la plaza de San Pedro con sus animales a los que da la bendición el Vicario General del Papa. En España, esta fiesta se celebra en muchos lugares. Por ejemplo, en Madrid, donde, además de la bendición de los animales, se obsequia a sus propietarios con unos panecillos hechos con una receta secreta que hace que se mantengan tiernos durante mucho tiempo.En la Comunitat valenciana muchísimas localidades celebran la fiesta de Sant Antoni Abad, de la que algunos dicen que es una fiesta "plena de foc renovador", debido a las hogueras, "les fogueres", que se hacen en muchos pueblos valencianos, entre los cuales merece destacarse la gran hoguera de Canals, en la comarca de La Costera, ola "Santonada" de Forcall, municipio de la comarca de Els Ports, cerca de Morella.En Algar de Palancia, la fiesta, organizada conjuntamente por la Junta Parroquial y por el Ayuntamiento, se celebró con una serie de actos. A las doce del mediodía, a la puerta de la iglesia parroquial, el sacerdote dio la bendición a los animales. En este punto hay que decir que en la actualidad ya no existen animales de labranza, pero no faltaron los caballos de monta y toda una serie de animales domésticos. Los componentes de la Junta Parroquial obsequiaron a todo el mundo con los ya típicos "rollets de pa", elaborados por el "Forn de Fineta". Seguidamente, se celebró la misa en honor del santo.Por la tarde, a las seis, se encendió la hoguera instalada en la Plaça Major y a las nueve de la noche hubo una cena con una numerosísima asistencia de personas, en dicha plaza y en el Bar-Casino. El Ayuntamiento, a un precio módico, ofreció a todos los que lo desearon un pequeño lote de embutidos, adquiridos en los diversos comercios locales, que los comensales pudieron asar en la propia hoguera. La fiesta finalizó con baile en el Bar-Casino, que también colaboró en la celebración de la fiesta.