OLA DE CALOR
CSI·F alerta de las altas temperaturas en la Ciudad de la Justicia de Valencia por problemas en la climatización
El sindicato denuncia ante Inspección de Trabajo el calor en dependencias como las de Registro Civil o juzgados de lo social
REDACCIÓN - 08/07/2015

El sindicato CSI·F ha trasladado hoy a Inspección de Trabajo y al Comité de Seguridad y Salud Laboral las altas temperaturas que sufren trabajadores y usuarios de la Ciudad de la Justicia de Valencia. La central sindical avisa que sobrepasan el máximo de 27 grados permitido por la normativa laboral en algunas dependencias, como Registro Civil o en juzgados de menores y de lo social. Para solucionar este problema reclama la urgente reparación de los compresores del aire acondicionado estropeados.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) señala que cuatro de los 16 compresores que distribuyen el aire acondicionado no funcionan. Además, los 12 restantes se encuentran a mitad de rendimiento por el desgaste que han sufrido desde hace años. Esta situación deriva en una mala climatización de todo el complejo, al que cada día, entre trabajadores, profesionales y público, acuden unas 5.000 personas.

El sindicato viene reivindicando en el Comité de Seguridad y Salud Laboral la reparación de esos cuatro enfriadores averiados. No obstante, y a pesar de las respuestas de un arreglo próximo, siguen estropeados. La situación se agrava en semanas de elevado calor como la actual, sobre todo en la zona sur del complejo de la Ciudad de la Justicia, donde más afecta el sol.

CSI·F, en los escritos que presenta hoy ante la Inspección Provincial de Trabajo y ante el Comité de Seguridad y Salud Laboral, advierte de que los problemas por la falta de aire acondicionado se extienden a otros partidos judiciales. Entre estos últimos destaca el de Alzira, donde los juzgados 1, 2 y 3 llevan dos semanas sin refrigeración.

CSI·F exige una revisión de la climatización en los partidos judiciales y una reparación urgente en los casos que lo requieran. De esta forma se evitaría que las temperaturas superaran los 27 grados y rebasaran el máximo permitido por la normativa laboral, como ocurre en dependencias de la Ciudad de la Justicia de Valencia o del partido judicial de Alzira.